-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

El grupo antisemita de Whatsapp que investigan las autoridades italianas

Las autoridades italianas descubrieron un grupo de WhatsApp llamado “The Shoah party (La fiesta de la Shoá)” con docenas de miembros adolescentes.

En el grupo encontraron insultos racistas y antisemitas, esvásticas, videos de propaganda del ISIS , elogios a Hitler, Mussolini y Osama Bin Laden e incluso pornografía infantil, que incluye un video de un adulto abusando de una niña y un niño de unos 10 años.

“Los judíos son solo combustible. ¿Dónde está el encendedor? ”, se lee en uno de esos mensajes.

Los usuarios pueden unirse al grupo cuando se les invita a través de un enlace o a través de Instagram.

Su existencia fue descubierta por casualidad por una madre que lo descubrió mientras revisaba el teléfono inteligente de su hijo de 13 años. “Sentí que el mundo se había derrumbado sobre mi cabeza”, dijo, hablando bajo condición de anonimato.

Explicó que a su hijo se le permitió tener su propio teléfono, siempre que ella tuviera el código de acceso y lo controlara de forma rutinaria, “porque un teléfono en manos de un menor puede convertirse en un arma”.

Cuando abrió el dispositivo una tarde de abril, su atención fue capturada inmediatamente por el nombre del grupo “La fiesta de la Shoá”.

“Se trataba de violencia, abuso, dominación física y psicológica de ‘otros’, ya sea que se tratara de judíos, personas enfermas o niños”, dijo.

Después de darse cuenta de que la conversación incluía a dos compañeros de clase de su hijo, la mujer se puso en contacto con sus madres, pero, después de ser rechazada, decidió ir a la policía.

“Mi hijo no es sospechoso en la investigación, sino un testigo. Sin embargo, incluso si este no fuera el caso, no me habría detenido, no solo porque informarlo a las autoridades era un deber cívico, sino también porque no podemos aceptar que los jóvenes adolescentes difundan obscenidades en nombre de Hitler o la Yihad”, aseguró la madre.

Su hijo le explicó que aceptó la invitación para unirse al grupo porque los mensajes que lo invitaban estaban bloqueando su teléfono e interfiriendo con sus habilidades para jugar videojuegos, y después de revisar brevemente el grupo, nunca miró lo que se compartía. de nuevo.

Según los medios italianos, mientras que alrededor de 300 personas se convirtieron en parte del grupo en algún momento y luego lo abandonaron, actualmente hay 26 personas bajo investigación, en su mayoría menores. Los cuatro administradores de chat tienen menos de 14 años y, por lo tanto, no pueden ser procesados ​​en virtud del derecho penal en Italia.

Con información de Jerusalem Post

Mostrar más
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni