Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Efemérides: El fallecimiento del rebe de Lubavitch

-Rebe- es la pronunciación idish de la palabra -Rabi- que quiere decir maestro. Las tres letras hebreas que conforman la palabra Rabi son también siglas de tres palabras hebreas: Rosh Bnei Israel, o sea, -Cabeza de los Hijos de Israel-. El título Rebe denota un rol más allá de un rabino o maestro común; implica la función de -cabeza- que vitaliza, sensibiliza y dirige a los -órganos- relacionado con él.

Para sus cientos de miles de seguidores y millones de simpatizantes y admiradores de todo el mundo el Rebe es la figura judía más importante del último medio siglo e, indudablemente, el individuo, más que cualquier otro, responsable por conmover directa e indirectamente la conciencia y despertar la sensibilidad espiritual de la judería mundial.

Nació en Nikolayev, Rusia, el 11 de Nisan de 5662 (18 de Abril de 1902), al renombrado cabalista y erudito talmúdico, Rabí Levi Itzjak y la Rabanit Jana Schneerson. Es bisnieto y lleva el nombre del tercer Rebe de Jabad, Rabí Menajem Mendel.

Desde la infancia mostró una prodigiosa agudeza mental. Cuando llegó a su Bar Mitzvá, fue considerado un “Ilui”, un prodigio de la Torá. Pasó su adolescencia inmerso en el estudio de la Torá.

El Rebe fue criado en un hogar lleno de dedicación abnegada a la causa judía. Su padre, Rabino Principal de Dnipropetrovsk, luchó como un león para defender todo lo sagrado para el pueblo judío contra la persecución comunista. Ignoró las amenazas personales y cumplió con sus responsabilidades con fidelidad. Finalmente el régimen comunista lo juzgó y condenó con años de exilio en un remoto pueblo en Kazakhstan. Sufrió muchas penurias ahí y finalmente sucumbió a las enfermedades ahí contraídas. Hasta el día de hoy, la vida de Reb Leivik, su dedicación y autosacrificio sigue siendo una inspiración y ejemplo para jóvenes rabinos de Jabad.

Su madre, la Rabanit Jana (1880-1964), acompañó a su marido durante dicho exilio y demostró un coraje legendario e ingenio. Entre otras cosas, se dedicó a fabricar tinta de hierbas que juntaba en los campos para que Rabí Levi Itzjak pudiera continuar escribiendo sus comentarios de cabalá y otros temas de Torá en los márgenes de los libros que tenía consigo. Eventualmente, estos libros lograron salir de la URSS y los comentarios crípticos fueron publicados en los EEUU. Cada Shabat, su hijo el Rebe solía explicar extensamente alguno de dichos comentarios.

Para Salvar Una Vida: En una ocasión, cuando tenía apenas nueve años, el pequeño Menajem Mendel nadó valientemente en el Mar Negro para salvar la vida de un niño que había caído de la cubierta de un barco anclado. Esa sensibilidad hacia “otras vidas en peligro” parece haber dominado su conciencia durante toda su vida. Los judíos ahogándose en la asimilación, la ignorancia o el enajenamiento sin que nadie oyera sus clamores por ayuda. Los jóvenes judíos en los campus universitarios, en las comunidades aisladas, bajo regímenes represivos.

Casamiento en Varsovia: En 1929 Rabí Menajem Mendel se casó con su prima, Jaia Mussia, hija del sexto Rebe de Jabad, Rabi Iosef Itzjak Shneersohn, en Varsovia. Estudió Ingeniería en la Universidad de Berlín y posteriormente en la Sorbona de Paris. Sus formidables conocimientos de matemáticas, medicina y ciencias fueron desarrollados en dicho período.

La Rabanit Jaia Mussia nació en 1901, y fue la mano derecha de su padre en su trabajo en pos de defender y cultivar el judaísmo a lo argo y ancho de la URSS. Fue ella quien acompañó a su padre en su exilio forzado en Kostroma en 1927. Durante casi sesenta años fue la esposa del Rebe. Fue una mujer dotada de una inteligencia aguda, muy culta y recatada. Falleció el 22 de Shevat de 5748 (10 de Febrero de1988).

Arribo a EEUU: El lunes 28 de Sivan de 5701 (23 de junio de 1941) el Rebe y la Rabanit arribaron a EEUU, tras haber sido rescatados milagrosamente, por la gracia del Todopoderoso, del Holocausto europeo. El día señala el comienzo de nuevos y generalizados esfuerzos para reforzar y diseminar la Torá y el judaísmo en general, y las enseñanzas jasídicas en particular, a través del establecimiento de tres organizaciones centrales del Movimiento Lubavitch bajo el liderazgo del Rebe: Merkos Leinionei Jinuj (“Organización Central Para la Educación”), la casa editorial Kehot Publication Society y Machne Israel, el departamento de servicios sociales. Poco después de su llegada el Rebe comenzó a escribir sus notas y comentarios sobre varios tratados talmúdicos, halájicos, jasídicos y cabalísticos, como así también una amplia gama de respuestas, aclaraciones y esclarecimiento referentes a temas de Torá. Con la publicación de esas obras su genio y erudición pronto fueron reconocidos en todo el mundo.

Liderazgo: En 1950, al fallecer su suegro, Rabí Menajem M. Schneerson asumió reluctante el liderazgo del movimiento Lubavitch. Pronto las instituciones y actividades de Lubavitch alcanzaron una nueva dimensión. La filosofía de Jabad Lubavitch fue trasladada a la acción, con la apertura de centros de Lubavitch y Beit Jabad en miles de ciudades y más de 100 campus universitarios en todo el mundo.

Fallecimiento: En la tarde del lunes 27 de Adar I, 5752 (2 de marzo de 1992), mientras oraba ante la tumba de su suegro y predecesor, el Rebe sufrió una hemiplejia que paralizó su costado derecho, y lo más grave, le quitó la capacidad de hablar.

Dos años y tres meses después, a primera hora de la mañana del 3 de Tamuz de 5754 (12 de junio de 1994), el alma del Rebe ascendió a las alturas, dejando huérfana a una generación.

Los discípulos del Rebe anhelan la llegada del Mashíaj y volver a reencontrarse con él. Mientras tanto, siguen construyendo nuevas comunidades.

Único: Con el Rebe al timón Lubavitch ha crecido rápidamente, hasta estar presente en todo el mundo, y todas sus variadas actividades tienen el sello de su visión. No es de extrañar escuchar las preguntas ¿Qué tiene su liderazgo para que sea tan único? ¿Por qué es que destacados líderes de la actualidad tienen un respeto y una admiración tan profunda por él?

Muchos líderes reconocen la necesidad del momento y responden con coraje e instrucciones. Esa es su fortaleza – y es admirable. Otros, a pesar de que su fuerza no está en la “respuesta instantánea” a los problemas actuales, son bendecidos con la habilidad de una previsión perceptiva, sabiendo qué puede traer el mañana y cómo prepararse mejor. Y hay otros líderes que se destacan en una tercera área diferente, poseyendo un agudo sentido de la historia y la tradición; su consejo y liderazgo están moldeados por una gran sensibilidad hacia el pasado.

El Rebe poseyó las tres cualidades y fue verdaderamente único, destacándose en el liderazgo. Es por eso, entre otras razones, que el Rebe fue y sigue siendo la inspiración y fuerza conductora detrás del éxito del Movimiento Lubavitch hoy. Irradiando un agudo sentido de urgencia, exigió mucho de sus seguidores, y mucho más de sí mismo. El Rebe guió, sobre todo, con el ejemplo.

Proactivo en lugar de reactivo: Fue una rara mezcla de visionario profético y líder pragmático, que sintetizó una profunda comprensión de las necesidades presentes del pueblo judío con una amplia visión de su futuro. En cierto sentido trazó el curso de la historia judía – iniciando, y no solo reaccionando a eventos actuales. El Rebe fue guiado por su inspirada comprensión y previsión conjuntamente con su enciclopédica erudición, y todos sus pronunciamientos y proyectos fueron, primero y principalmente, arraigados en nuestra Sagrada Torá. Una y otra vez se demostró que lo que era claro para él, a la larga se hacía obvio también a los demás, a veces hasta décadas después.

El Rol Único de Cada Uno: Desde el momento que el Rebe arribó a América en 1941, se hizo evidente su genialidad al encaminarse al ideal de no reconocer ninguna división o separación entre judíos. Todo judío – en realidad todo ser humano – tiene un rol único que jugar en el gran proyecto de la existencia, y es una parte integral del tapiz de la creación de Di-s.

Por casi cinco de las más críticas décadas de la historia reciente, el plan del Rebe de llegar a cada rincón del mundo con amor y preocupación ha continuado desarrollándose dramáticamente. Ningún sector de la comunidad ha sido excluido, jóvenes y ancianos, hombres y mujeres, líderes y laicos, eruditos y trabajadores, estudiantes y maestros, niños y hasta bebés.
Tenía una increíble habilidad para encontrar a cada uno en su propio nivel —aconsejó a jefes de estado acerca de temas de importancia nacional e internacional, exploró con los profesionales en sus propios campos de conocimiento, y habló con los niños pequeños con palabras cálidas y una sonrisa paternal.

“¡Realiza Tu Potencial!”:Con extraordinaria comprensión percibió la riqueza potencial en cada persona. Su inspiración impulsó la auto percepción individual, encendió la conciencia de esa riqueza oculta y provocó un deseo de cumplir con este potencial. De la misma manera, muchas comunidades fueron transformadas por el mensaje del Rebe, y dio, directa o indirectamente, un nuevo sentido de propósito y confianza. En cada encuentro con el Rebe uno recibía esa fuerza, como un sutil mensaje impartido: “D-os te ha dotado de una enorme fuerza y energía, ¡Realízala!” 

Fuente: Jabad Uruguay

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni