Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Palestina-Arabia Saudita: más que un partido de fútbol para la historia

La selección de fútbol de Arabia Saudita llegó el domingo a Judea y Samaria para enfrentarse a Palestina en la segunda ronda de las eliminatorias del grupo asiático para la Copa del Mundo de Qatar 2022. El partido se celebró en la ciudad de Al-Ram, entre Ramala y Jerusalém, y fué histórico: los árabes siempre habían jugado contra los palestinos en terceros países por la negativa de Arabia Saudita a viajar a un terreno “controlado” por Israel. Hace cuatro años, ambos equipos se enfrentaron en Jordania.

El resultado fue 0-0 por la fase de clasificación para la Copa del Mundo de 2022 en el estadio nacional palestino de Al-Ram pero eso es lo menos destacado.

Hasta el momento, los árabes habían rechazado jugar en Judea y Samaria, donde disputa sus partidos como local la selección palestina, por no solicitar a Israel el permiso de entrada, lo que implicaría, de algún modo, la normalización de las relaciones entre ambos países. Esa misma actitud tomaron otras selecciones árabes, aunque algunas han terminado por ceder y ya han jugado en Judea y Samaria. Es el caso de Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein. Egipto y el Líbano todavía mantienen su negativa.

Sin embargo, la histórica rivalidad entre árabes e israelíes se ha ido transformando en los últimos años en una alianza silenciosa. El acercamiento de ambos países a Trump por su oposición al régimen de Irán ha hecho que compartan protector e intereses. Al mismo tiempo, las relaciones entre árabes y palestinos se han deteriorado por el mismo motivo: Palestina acusa a Arabia Saudí de haberse acercado demasiado a Israel, tenido por un enemigo en la región desde hace 60 años.

La visita, solo factible con el apoyo tácito de Israel, es vista por los palestinos como la última prueba de que el reino del Golfo está abandonando lo que solía ser un consenso árabe a favor del boicot a Israel y presionando por una normalización de los lazos con Israel.

De manera que el partido ha sido recibido con división de opiniones entre los palestinos. Unos lo toman como un respaldo al fútbol palestino y otros como una señal más del acercamiento entre árabes e israelís. “La visita a un prisionero no significa normalizar las relaciones con el carcelero”, ha declarado Laila Ghanna, gobernadora de Ramala.

El Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP), por su parte, emitió un comunicado expresando su oposición a la visita del seleccionado de fútbol Saudita a Judea y Samaria. “El partido tienen como objetivo promover las políticas sauditas en la región y allanar el camino a la normalización con la entidad sionista (Israel)”, apuntó el grupo.

El presidente Palestina, Mahmud Abás, fue más conciliador en el recibimiento a los saudís: «Estamos encantados, estáis en vuestra tierra. Es cierto que esto es cuestión de fútbol, pero vuestra llegada es un placer para el pueblo palestino».

Los equipos de fútbol de las 40 federaciones asiáticas comenzaron a competir el pasado 5 de septiembre y continuarán hasta el 9 de julio de 2020. Los cuatro mejores equipos que lleguen hasta la final se garantizan una plaza en el Mundial de Qatar de 2022, y una quinta selección disputará la eliminatoria intercontinental.

Con información de A La Contra y Middle East Eye.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni