Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Un partido, miles de enojos

Las últimas 2 semanas fueron una locura en Tierra Santa. La comunidad argentina de Israel se estaba preparando para ir a ver a la Selección Argentina como lo hizo en 1986, pero algo empezó a arruinarse. Los políticos de Israel se metieron y ahí se arruinó todo. Querían que el partido sea en Jerusalem, mientras que el productor y la Selección querían en Haifa.

Hace 2 semanas se decidió realizarlo en Jerusalem, y ahí empezó el caos. Primero, la venta de entradas, casi nadie de los argentinos pudo comprar entradas, y ahí se descubrió que se sacaron a la venta solo la cuarta parte, el caos siguió, se metió hasta el contralor del Estado , los políticos se metieron todos contra la ministra Miri Regev, hasta en todas las redes sociales se la criticó y la bronca fue descomunal. Hasta mucha gente pidió venganza y que la Selección Argentina no venga, y no sabían lo que iba a deparar el futuro.
Primero fueron demostraciones en Ramalla y Buenos Aires, luego en el entrenamiento de Barcelona, pero todo parecía que no iba a pasar de ahí. De pronto el martes a la noche se empezó a correr el rumor que Argentina quizás no venía, hasta que el rumor pasó a ser realidad. Como cada cosa en Israel, la gente estaba dividida. Por un lado, los pocos que tenían entradas, que las habían comprado legalmente, se querían morir, los muchos que compraron entradas ilegalmente, de revendedores que recibieron entradas de regalo, se querían pegar un tiro, y los que no consiguieron entradas, locos de alegría, la venganza surtió efecto. Y, a partir de ahí, las redes sociales fueron un hervidero.
¡Que Messi se lesione! ¡Que no vuelvan más! ¿En Rusia está todo bien y en Jerusalem no? ¿Se entrenan en Europa y allí no hay atentados? La bronca contra la Selección creció, como también la bronca contra Miri Regev: ¿Para que se metió? ¿Por qué pasaron el partido de Haifa a Jerusalem?
¿Por qué se meten los políticos en un partido de fútbol?
Pero como en todo el mundo, la memoria es corta y se vuelve pronto a la realidad del Medio Oriente, los problemas con Gaza, lo que dice Trump de repente es más cómico de lo que pueda decir Messi o Sampaoli, y de pronto que se lesione un jugador argentino como Lanzini lleva a la gente a decir: ¿Viste? Eso le pasó por no venir al Muro de los Lamentos.

En una semana empieza el Mundial y solo se va a hablar de fútbol, que eso es lo que tenía que haber pasado desde un principio, sin política, solo fútbol. Interesante ver si la gente en Israel lo vuelve a apoyar a Messi contra Ronaldo o quizás ahora le den su aliento a Brasil.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni