Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Amplia política de ayuda para la Autoridad Palestina desde la formación del nuevo gobierno

En los últimos meses, la Autoridad Palestina (AP) ha experimentado cierta debilidad en sus relaciones públicas, especialmente a la luz del creciente apoyo a Hamas tras la Operación “Guardián de los Muros”. Sin embargo, la debilidad se fue dando a lo largo de los años cuando el anterior gobierno israelí se abstuvo de potenciar sus relaciones.

Esta política, ha llevado a la opinión pública palestina a apoyar cada vez más una lucha violenta contra Israel, a la luz del liderazgo que Hamas ha logrado en la Franja de Gaza después de la campaña de “marchas de retorno” y muchos ataques contra Israel en los últimos años. La importante política de mitigación está dirigida por el ministro de Defensa Benny Gantz, junto con el coordinador de operaciones gubernamentales en los territorios en disputa, el general de división Rassan Aliyan.

La extensa línea de ayuda incluyó la concesión de un préstamo de 500 millones de shekels a la Autoridad Palestina como pago inicial de los fondos de indemnización recaudados por el Estado de Israel, aumentando el número de trabajadores palestinos en la industria de la construcción israelí en 15.000. Se aprobaron los permisos de  1.000 palestinos para trabajar en la industria hotelera. Además, se construirán 1.300 nuevas vivienda en localidades palestinas en Judea y Samaria ubicadas en la Zona C (donde existe total seguridad y control civil israelí), regulando el estado de 4.000 palestinos no identificados y palestinos originarios de la Franja de Gaza que viven en Judea y Samaria desde hace años, y  la aprobación de la entrada de grupos turísticos del extranjero a la ciudad de Belén por primera vez desde el estallido de la crisis del Corona.
Israel también está liderando una política sin precedentes de ayuda civil en la Franja de Gaza con el fin de diferenciar a la  población en general y los grupos terroristas. Esta política tiene como objetivo establecer un precio deficitario para Hamas en caso de una escalada militar.

Como parte de la facilitación de la Franja de Gaza, Israel ha aprobado un aumento en el número de comerciantes autorizados a ingresar a Israel a 10.000. Este es un número sin precedentes desde que Hamas llevó a cabo el golpe de estado. Aunque estas personas se definen como “comerciantes”, de hecho son trabajadores que ingresan a los sectores de la construcción y la agricultura en Israel. Además, se devolvió la zona de pesca frente a la costa de Gaza a su nivel más alto: 15 millas náuticas, idéntica a la situación en la víspera de la Operación “Guardián de los Muros”, y al mismo tiempo, aprobó una importación diversa de mercancías a través del cruce de Kerem Shalom, incluyendo hierro y materiales de construcción para el sector privado.

La Autoridad Palestina está satisfecha con el cambio de conducta de algunos del nuevo gobierno israelí, pero sus dirigentes siguen condenando enérgicamente la emisión continua de permisos de construcción en los asentamientos y la califican de “política libresca” diseñada para complacer a los partidos de derecha.

En el contexto de la relativa calma que prevalece actualmente entre Israel y la Franja de Gaza, gracias a las negociaciones indirectas en un intento de producir una calma a largo plazo y un acuerdo entre las partes, el General del Comando Sur, Eliezer Toledano, expresó recientemente su posición sobre lo que podría traer la paz a la Franja de Gaza.

Hace unos meses, al general Toledano se le presentó un plan promovido por el titular del Consejo Regional de Eshkol, Gadi Yarkoni, para colocar paneles solares a lo largo de la frontera, en áreas que no se utilizan para la agricultura por su proximidad a la valla fronteriza. Este es un programa que está cobrando impulso estos días e incluso la ministra de Energía, Karin Elharar, ha decidido aprobar una transferencia de medio millón de shekels para el establecimiento de un equipo que examinará la posibilidad de operarlo.

El objetivo es que los paneles solares suministren electricidad a la zona adyacente a la frontera, así como a los vecindarios de la Franja de Gaza del lado palestino, lo que, además de combatir el calentamiento global, también conducirá a la cooperación económica con Gaza.  También existe un riesgo de seguridad debido al hecho de que los paneles solares se colocarán a lo largo de la frontera. Los iniciadores del programa temían que las FDI se opusieran a la idea por razones de seguridad, pero el documento de posición redactado por el mayor general Toledano, los sorprendió. Existe la posibilidad de que el proyecto también proporcione electricidad al lado palestino. Un proyecto de este tipo supondrá un importante ahorro económico y, además, constituirá una palanca importante en la zona. Si el proyecto también se dirige al lado palestino, también servirá como una herramienta de restricción.

Sivan Gobrin desde Israel

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni