Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

La buena doctora

Después de años de dedicarse al propósito de su vida como pediatra, la Dra. Miriam Cohenca Herman buscó su próximo gran desafío.
Hoy, a los 60 años, se unió a una empresa de inteligencia médica y estableció una “unidad especial” diseñada para salvar la vida de niños con enfermedades raras y complejas.

Desafortunadamente, no hay pocos niños enfermos, y esta es solo una de las muchas historias que la Dra. Herman, quien recientemente cumplió 60 años, acompañó durante su carrera como pediatra. Su hebreo es fluido, pero su acento delata sus orígenes.

De una niña doctora a una gran pediatra

Nació y creció en Paraguay, su padre era profesor de química y bioquímica y su madre es profesora de química y filosofía. “Mis padres siempre trabajaron duro”, dice. “Se nos consideraba clase media, pero a nuestro alrededor, veíamos las brechas sociales en el país. Ya a los cuatro años, me sentía angustiada cuando descubrí que había desigualdad social . Tomaba el dinero de bolsillo que me daban mis padres y le daba a amigos necesitados o gente pobre.
“Lo necesitan más que yo. Fue mi contribución tener un poco más de equilibrio a mi alrededor”.

Los cuatro años también fueron la edad a la que decidió que cuando creciera sería pediatra. “¡Sí, resulta que esto ya estaba firmado en su futuro!

En mis creencias , “dice ella”. Yo me llamaba Dra. Miriam. En cualquier caso de un niño o niña que resultaba herido en el jardín de infantes, cada niño que se caía , era yo la primera en la escena , cuidando, acompañando e interesada en ayudar. Incluso, ya entonces sabía que era mi destino en la vida. ”
A los 28 años (luego de graduarse a los 23 en la Facultad de Medicina de Asuncion-Paraguay), emigró a Israel con una beca del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel . En la prueba de los médicos inmigrantes, recibió la puntuación más alta, lo que hizo que todos los hospitales la cortejaran. Comenzó a trabajar en el Hospital Soroka, de Beer Sheva donde completó una residencia en pediatría, habiendo completado previamente una en Paraguay, que no fue reconocida en el país de Israel.

Luego se mudó a Tel Aviv y comenzó a trabajar en Maccabi Healthcare Services. Durante años trabajó como médico de Maccabi como pediatra, pero le resultó difícil arreglárselas con un trabajo regular. “Buscaba constantemente una manera de hacer más por los pacientes. Así fue como decidío iniciar un rol que en realidad no existía en Maccabi hasta entonces: un pediatra de distrito”, dice. “Con el tiempo, también instalé una unidad de control de Maccabi en el centro médico del Hospital Ichilov en Tel Aviv. La idea detrás del establecimiento de esta unidad era ayudar a los niños hospitalizados, aliviar la burocracia, estar más cerca del paciente y darle una respuesta dentro del hospital en sí misma “. Pero incluso eso no fue suficiente para ella, y en cierto momento, decidió independizarse como Pediatra Independiente en su propio consultorio, para Maccabi. De trabajar como empleada en una clínica que recibe 2.500 visitas al año, ha pasado a un ámbito más amplio como autónomo, con 40.000 visitas al año. “Tengo familias cuyos padres e hijos fueron atendidos por mí y ahora sus hijos son mis pacientes. Este es mi oxígeno el aire que respiro . Esto es lo que me motiva. No limito el número de mis pacientes. Ayudo a todos los que me necesitan. ”

Aún así, muchos médicos se quejan de la atención deficiente al paciente debido a la sobrecarga. ¿Cómo afrontas este problema?

“Yo no lo veo así. No limito el número, y todos reciben mi servicio. No es a costa del tiempo de ellos sino a costa de mi tiempo, y personalmente, lo acepto con alegría y amor. Es mi actitud. Es mi elección quedarme horas extras y dar más. “Creo que el éxito de mi clínica se debe al servicio. Es un hecho que buscaba más trabajo y eso es lo que pasó ”.

Esta búsqueda de hacer todo con sentido de servicio y vocación es también lo que la llevó al próximo desafío en su vida. “Tengo una paciente que conozco, que de vez en cuando,ella y sus hijos e incluso nietos eran mis pacientes. Hace unos meses la encontré por casualidad y le dije que estaba en cierto estado de inquietud. Que sentía que no estaba haciendo lo suficiente. Tengo mucho conocimiento médico y experiencia administrativa , conozco la comunidad y soy voluntaria en varias fundaciones.

Hace medio año me llevó a conocer a Tanya Attias, de 32 años, fundadora y directora ejecutiva de Medint. Tanya se graduó de una unidad clasificada en la División de Inteligencia del FDI (Ejército de defensa de Israel) y tiene una década de experiencia en inteligencia y seguridad.
Hace seis años fundó la empresa a raíz del caso de un amigo personal suyo, quien contrajo cáncer y los médicos agotaron las opciones de tratamiento para su condición y lo enviaron a casa. Junto a decenas de otros investigadores y graduados de unidades de inteligencia, fundó una “Sala de Guerra” que trabajaba las veinticuatro horas del día y encontró estudios y tratamientos innovadores que le dieron varios años más de vida e incluso le permitieron cumplir su sueño: tener un niño. Con la ayuda de sus conocimientos en el campo de la informática, ayudan a los pacientes a buscar y encontrar soluciones que no conocían o no se les ocurrieron como parte de su tratamiento, y muchas veces ya han logrado salvar vidas.
“Conocí a Tanya, hace 3 años y me impresionó, y fue una gran reunión, pero no pasó nada entonces”, dice la Dra Herman. “Después de 3 años, recibí una llamada telefónica de ella con una oferta para venir a trabajar. Luego de la entrevista. Ya ese mismo día comencé a trabajar allí. Le dije que si me involucraba, quería montar una unidad para niños. Me dijo que podía recoger el guante y así fue. Entré al trabajo hace unos meses y desde entonces me he dedicado al desafío.

¿Qué significa esto realmente? ¿Cómo se lleva a cabo la cooperación entre ustedes?

“Hasta que llegué no había una división de pediatría. Ayudaban a los niños, pero no había un pediatra especializado en este dominio. Desde el momento en que me incorporé a Medint, siempre que llega un niño con una enfermedad grave o rara, el coordinador del servicio conecta a los padres conmigo .”

¿Y qué pasa luego de la fase de recomendación?

“En la primera conversación, les pregunto y verifico si tenemos una manera de ayudar, si necesitamos investigar algo sobre una enfermedad u otro tratamiento y qué se pueda haber renovado recientemente en el campo de la enfermedad particular del niño. También compruebo si se necesita un asistente médico para seguir de cerca el caso. “Vuelvo a los padres con una solución después de que hacemos todo lo posible para encontrar y ejecutarla lo más rápido posible. En este punto ya estamos teniendo una conversación con los padres donde el investigador y yo estamos presentes. Después de la conversación, trabajamos en el caso y sacamos conclusiones “.

Siguiendo la medicina perdida

Aunque no ha pasado mucho tiempo desde que la Dra. Herman se unió a la empresa y fundó Medint Kids, puede ella comentar sobre algunos casos de niños que ya han pasado por sus manos. “Desafortunadamente, son muchos los casos de niños con tumores oncológicos que recurren a nosotros. Por ejemplo, nos encontramos con el caso de un niño con un tumor cerebral justo antes de la cirugía. Y para ayudarlo a encontrar el medicamento exacto de acuerdo con su genética para que pueda comenzar a tomarlo inmediatamente después de la cirugía. Todo sucedió muy rápido y cada minuto fue crítico. Teníamos solo 48 horas antes de la cirugía y tuvimos que extraer la máxima información sobre la biopsia a la que se sometió el niño.

Nuestro objetivo era obtener toda la información sobre los medicamentos: qué medicamentos son apropiados para el tipo específico de mutación en el niño. Trajimos todas las drogas, las probamos y las inyectamos directamente en el cerebro para ver cuál funciona con mayor eficacia. Fue una operación real: dos investigadores y yo trabajamos 24 horas al día, 7 días a la semana en turnos. Felizmente, el niño se sometió a la cirugía con éxito. “También hubo un caso de un bebé con una enfermedad genética rara en las extremidades. Esto fue después de que todas las pruebas de embarazo fueran normales, ambos padres estaban sanos y la amniocentesis fue completamente normal. Una madre llorando vino a nosotros después de que ella ya había pasamos por médicos, neurólogos y ortopedistas, pero no encontraron respuesta. La madre estaba sin apoyo e información, y le dijimos que llegaríamos a todos los rincones del mundo para ayudar. En nuestra investigación, que incluyó el envío de correos electrónicos a médicos de todo el mundo mundo, en tres días encontramos un fármaco. Un médico de Francia informó que habían probado ya este fármaco. “Buscamos un centro médico israelí que pueda proporcionar el tratamiento. Y Esto es algo que está sucediendo en estos días, y somos muy optimistas de que funcionará “.

¿Cree que es necesario el tipo de servicio que brindan?
¿Es posible que esta información no llegue a los médicos, que están bajo una carga enorme de pacientes,
¿Y no se puede controlar la carga de información e investigación?

“Creo que la información médica de cada médico es limitada. Tomamos el expediente del paciente y, con la ayuda de investigadores capacitados, buscamos toda la información posible: en línea, en sitios médicos, en redes sociales, con médicos de todo el mundo. Estas son cosas que nunca existieron porque no había tecnología. Ahora que la tenemos tienes que tomarlos con ambas manos. Este es el futuro del mundo médico, por no hablar del presente. Entendemos que nuestro conocimiento es limitado. No importa cuanto de inteligente y experimentado es el médico, hay tanto conocimiento en el mundo, y hay tan pocas cosas que sabemos. “La inteligencia médica para un médico es necesaria. Nuestra experiencia demuestra que con la ayuda de esta inteligencia es posible salvar y cambiar la realidad de la vida de todos los días “.

¿Crees que aquí no hay fallas del sistema de salud en cierto sentido? ¿Por qué, por ejemplo, los propios hospitales y HMO no pueden emplear expertos en inteligencia para localizar grupos de investigación, cirujanos y procedimientos cuando se trata de casos menos comunes?

“No veo esto como un fracaso. Es simplemente un hecho – ningún hospital en el Estado de Israel tiene una unidad de información que ayude a los médicos a encontrar informaciones tan complejas. Debe entenderse que no recurrimos a Google. Tenemos un método, tecnología, investigadores con un conocimiento muy amplio, y toda la información es original, confiable y la más precisa que existe. Este es un sistema construido de una manera única que no está disponible para todos “. Entre los casos que acudieron a Medint también se encontraban aquellos en los que la Dra. Herman recomendaba esperar y no tratar. “Hay enfermedades que a medida que el niño crece cambian de horizonte”, explica. “El cuerpo de un niño es algo dinámico. Hay momentos en los que no hay necesidad de hacer nada más que esperar y ver que se desarrolla. Tal vez solo necesite una cirugía y no un examen de detección. Es muy diferente de un niño a otro, pero en En general puedo decir que si una vez el tratamiento automático para todo niño diabético fue la administración de insulina, hoy hay más tratamientos que se pueden probar. ”La medicina avanza constantemente, y hay que recordar que estamos en el 2021. Hay enfermedades que creemos que no tienen cura hoy y de repente encontramos esperanza. Nos contactó, por ejemplo, alguien, padre de dos hijos de Austria, con una grave enfermedad genética que provoca que los niños mueran a una edad muy temprana. “Pensar que dos de cada dos no sobrevivirán, este era el fin del mundo para el, Pero hemos dado la vuelta a cada piedra, y finalmente hemos llegado a una medicina en los Países Bajos que prolonga la vida”.

La madre de un joven de 16 años estaba preocupada y destrozada cuando los médicos le explicaron que su hijo podría perder la vista por completo debido a un tumor en la cabeza. En su terrible experiencia, trató de
encontrar toda la información que pueda llevarla a alguien que cambie el pronóstico pesimista. Así es como llegó a
Medint, una empresa que investiga, analiza y recopila inteligencia médica para proporcionar la información y las últimas opciones de tratamiento para pacientes en Israel y en todo el mundo.

Aquí es donde la madre conoció por primera vez a la Dra. Miriam Herman, una pediatra con amplia experiencia clínica que comenzó a trabajar para Medint solo unos meses antes y abrió un departamento especial.
para niños.

La Dra Herman decidió que no dejaría el caso hasta que
que se encuentre una solución médica para la afección del niño. Ella trabajó
en su oficina durante 48 horas consecutivas, frente a la computadora,
con llamadas telefónicas y sin dormir. Con la ayuda
de las grandes capacidades de investigación de inteligencia de la empresa y con el conocimiento y la experiencia de la Dra. Herman, se encontró un cirujano en Pittsburgh, EE. UU., que se especializaba en la cirugía específica a la que debía someterse el niño.

Se encontró un cirujano, sin embargo, el niño estaba en el puesto 30 para esperar su turno para este tipo de cirugía. Medint utilizó sus grandes conexiones y relaciones y el niño fue coo colocado el primero en la fila y pasó la operación con éxito. “Después de
Dos meses en los Estados Unidos el niño regresó a Israel, y en estos días está en rehabilitación.

Inteligencia médica revolucionaria:

Medint es una empresa de inteligencia médica que actualmente ofrece servicios de investigación médica para pacientes difíciles y complejos y un servicio de acompañamiento médico personal. La investigación médica es realizada por un investigador con conocimientos en los mundos de la inteligencia y un médico, quienes investigan en profundidad el expediente médico del paciente en base a la historia clínica y las pruebas que ha realizado hasta el momento, y buscan
Información adicional: estudios, medicamentos y métodos de tratamiento que pueden ser relevantes para su condición.
Muchas veces el estudio encuentra opciones de tratamiento que el paciente y el médico tratante no conocían.
Su existencia ha supuesto un gran avance en el proceso de tratamiento y rehabilitación del paciente. El asistente médico personal está diseñado para incluir para el paciente todos los derechos y cuestiones burocráticas que el paciente y su familia enfrentan en el proceso de manejo de la enfermedad. Prepara un plan de acción para el paciente y se asegura de que agote todos los derechos que se merece social y médicamente. Además, durante el año pasado, la compañía ha sido contratada por instituciones de salud en Israel y en todo el mundo, incluido el Ministerio de Salud de Israel, para compilar informes de inteligencia que han ayudado a los tomadores de decisiones a formular políticas y tomar decisiones en la lucha contra la Corona. virus.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni