Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Escape de la prisión de Gilboa: cinco prisioneros serán acusados ​​de ayudar a los terroristas fugitivos

La Fiscalía del Estado presentó esta mañana (miércoles) al Juzgado de Nazaret una declaración de intención de presentar cargos contra cinco internos de la prisión de Gilboa que ayudaron en la fuga de los seis terroristas del recinto penitenciario.
La detención de los involucrados, se ha extendido hasta el próximo domingo, cuando se presentarán las acusaciones en su contra. Los cinco presos sospechosos de prestar asistencia son Muhammad Abu Ashrin (24), Katzi Marai (22), Ali Abu Bakr (21), Muhammad Abu Bakr (19) y Yaad Jaradat (37).

En la declaración del demandante, firmada por el abogado Amir-Levinstein, director del departamento penal de la Fiscalía del Distrito Norte, se lee: “Los principales motivos de detención son muy peligrosos para el orden público y la existencia de un temor real a que se interrumpan los procedimientos judiciales”.

La solicitud de detención hasta el final del proceso todavía atribuye delitos de seguridad a los 11 sospechosos, incluida la preparación real de la cadena perpetua por terrorismo, la pertenencia a una organización terrorista y la prestación de servicios a una asociación terrorista, así como la conspiración para cometer un crimen, escapar de la custodia y ayudar a tal escape. Aún no está claro si en la acusación los delitos contra la seguridad seguirán siendo los mismos.

Simultáneamente a la presentación de las declaraciones de la fiscalía contra los terroristas y los presos que los asistieron, la policía anunció que habían completado en colaboración con el Servicio General de Seguridad la investigación conjunta sobre la fuga a principios de septiembre. La declaración decía que “al recibir el informe de la fuga, las fuerzas de seguridad – la Policía de Israel / Distrito Norte, el Shin Bet y las FDI – lanzaron una extensa persecución utilizando una variedad de medios tecnológicos y de inteligencia.

Tras la serie de omisiones que permitieron la fuga de la prisión, el ministro de Seguridad Nacional, Omer Bar-Lev, estableció una comisión de investigación del gobierno para investigar el hecho, y el despliegue del Servicio Penitenciario para evitar que los presos escapen de los centros de detención. El viernes pasado, Bar-Lev publicó los nombres de los miembros del comité: estará encabezado por el Dr. Mayor General Menachem Finkelstein, un juez retirado que se desempeñó como Vicepresidente del Tribunal de Distrito Central, y como Abogado Jefe Militar entre los años 2004-2000.

El comité también incluirá a la  Prof. Efrat Shoham, quien se desempeñó como miembro del Comité Dorner para el Examen de la Política de Castigo en Israel, ha estado investigando el Servicio Penitenciario durante muchos años y es miembro del equipo líder que investiga los programas correccionales en la prisión. La profesora Shoham investigó, entre otras cosas, los disturbios y las huelgas de hambre en la cárcel. Se desempeñó durante aproximadamente una década como presidenta de la Asociación de Criminología de Israel y se desempeña como jefa del Departamento de Criminología en el Instituto Académico de Ashkelon.

El tercer miembro del comité será Eric Barbing (conocido como “Harris”). Barbing fue anteriormente el jefe de una división en el Servicio de Seguridad General, donde sirvió durante 27 años en funciones operativas para frustrar el terrorismo palestino. En sus altos cargos en el servicio, Barbing se desempeñó como jefe de la división cibernética y jefe de la región de Jerusalén, Judea y Samaria. Como parte de sus funciones, tuvo una interacción significativa con el Servicio Penitenciario y otras partes con respecto a la prevención de actividades terroristas dentro de los muros de la prisión.

La búsqueda de los prisioneros terminó con la captura hace una semana y media de Aiham Kameji y Monadel Infiat en Jenin dentro de la Autoridad Palestina. Los combatientes de la policía fronteriza junto con Shin Bet y las fuerzas especiales de las FDI, entraron en la parte este de la ciudad y arrestaron a los terroristas sin obtener resistencia.

La fuga de la prisión de Gilboa estuvo precedida por una cadena de errores. La prensa israelí reveló que la torre de vigilancia ubicada justo encima de la entrada al túnel del que huyeron los terroristas, no estaba atendida. El alcaide que admitió haberse quedado dormido estaba en una torre cercana. Los presos de seguridad lograron escapar a través de un agujero que cavaron en los baños de sus celdas, una celda aparentemente blindada llamada “caja fuerte” y hecha de 66 toneladas de concreto fundido, y escaparon por un espacio interno entre el suelo en el monte Gilboa y los cimientos de la prisión. . Este espacio era bien conocido por los presos, y también en 2014 se expuso un túnel similar en el baño de una de las celdas, por el cual los presos esperaban escapar libres.

Sivan Gobrin desde Israel

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni