Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

10 razones para amar las granadas

granadas

Los simbólicos frutos rojos de la mesa de Rosh Hashaná son también muy saludables. Cuidan desde el cerebro al corazón y además regulan el azúcar en sangre.

Cómo sacar las semillas comestibles de una granada es una cuestión popular de discusión ya que muchos asegurar que el método de golpear la fruta con una cuchara de madera es el mejor mientras que otros masajean esos arilos rojo rubí en un recipiente con agua.

De todos modos, sea cual fuere el sistema, vale la pena el esfuerzo y no solamente porque las jugosas semillas añaden un toque visual y agridulce a una variedad de platos sino que la principal razón  es que las granadas tienen propiedades curativas y protectoras casi increíbles.

Las granadas de los árboles de Israel maduran justo a tiempo para Rosh Hashaná, el Año Nuevo judío. Los huertos de norte a sur producen cerca de 40.000 toneladas de frutas frescas cada año y la mitad se exporta.

¿Qué tal usar la granada como un lindo centro de mesa y servir las jugosas semillas para un nutritivo cóctel de antioxidantes, minerales y vitaminas que incluyen C, E, K y B9 (folato)?

Granadas
Granadas en el mercado de Majané Yehuda de Jerusalén. Foto: Hadas Parush/FLASH90

Estas son las diez razones para poner granadas en cada plato durante las fiestas.

Protegen el sistema cardiovascular

El profesor Michael Aviram del Centro Médico Rambam de Haifa fue el primer científico en descubrir que los poderosos antioxidantes flavonoides de las granadas ayudan a prevenir la aterosclerosis -endurecimiento de las arterias-, la principal causa de enfermedades cardiovasculares.

Aviram también halló que beber jugo de granada durante un año redujo un 12 por ciento la presión arterial sistólica de los pacientes de un estudio realizado en Israel. Si cualquier persona tomando medicamentos para la presión arterial y el colesterol como las estatinas, antes de beber jugo de granada debe consultar a su médico.

Contra la diabetes

Otro estudio dirigido por Aviram demostró que el jugo de granada puede ser beneficioso para las personas con diabetes ya que su azúcar natural está firmemente adherida a sus antioxidantes y, de ese modo, no permite que aumente el nivel de en sangre. Esta función puede ayudar a reducir la resistencia a la insulina y disminuir el azúcar en sangre.

Esta podría ser la razón por la que las granadas se han usado durante mucho tiempo como remedio para la diabetes en Oriente Medio y la India.

Cuidan al cerebro

El ácido púnico procedente de la granada es el ingrediente activo de GranaGard, un complemento alimenticio protector del cerebro creado por la neuróloga experimental Ruth Gabizon del Centro Médico de la Universidad Hebrea de Hadassah en Jerusalén, y el experto en nanotecnología de la Universidad Hebrea Shlomo Magdassi.

Un estudio local en 2020 demostró que GranaGard mejoró significativamente la función cognitiva en pacientes con esclerosis múltiple que tienen dificultades asociadas con la enfermedad. Si bien el daño de las células nerviosas es irreversible, GranaGard parece prevenir o retrasar la neurodegeneración y reducir los síntomas causados ​​por enfermedades neurodegenerativas o el envejecimiento.

Fuente de juventud

En la medicina china, el jugo de granada se usa como tratamiento de longevidad. El secreto es, probablemente, el ácido punícico de la fruta, un ácido graso conjugado omega-5 poco común que mejora el tono y la elasticidad de la piel.

Los estudios clínicos sugieren que los extractos de granada protegen la piel del daño de los rayos UV, disminuyen las “manchas de la edad” inducidas por el sol y reducen los síntomas de afecciones inflamatorias de la piel como el acné y el eccema.

Resguardan a los bebés por nacer

Las infecciones, inflamaciones o una combinación de ambas en el útero de la madre pueden provocar daños neurológicos en un bebé en gestación.

Investigadores del Centro Médico Rambam y el Instituto de Tecnología Technion de Israel hallaron que beber jugo de granada durante el embarazo puede reducir el riesgo de inflamación en el útero y lesiones del cerebro fetal inducido por causa de alguna inflamación. Este efecto se debe, una vez más, a las fuertes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de la fruta.

“Este es el primer estudio de este tipo que tiene como meta entender cómo usar la granada, que tiene muchos y claros beneficios para la salud. Se usa para prevenir un problema que, bajo ciertas condiciones, se transmite de madre a hijo”, afirmó el doctor Zeev Wiener, jefe de obstetricia y ginecología del Rambam y coautor del estudio.

Centro Médico Rambam
De izquierda a derecha, los investigadores del jugo de granada del Centro Médico Rambam y del Instituto de Tecnología Technion de Israel: arriba, el doctor Nizar Khatib, profesor Zeev Wiener, doctor Yuval Ginsburg; abajo, el doctor Noor Saadi y el profesor Ron Beloosesky. Foto: Pioter Fliter

Resguardan la dentadura

Un estudio sobre dientes realizado en la India demostró que enjuagar la boca con jugo de granada redujo un 32 por ciento las unidades formadoras de colonias de microorganismos de la placa dental. De ese modo, las granadas podrían ayudar a prevenir las caries dentales y las enfermedades de las encías.

Mantenernos en forma

Diferentes investigaciones exploraron los efectos de los extractos de granada en la lucha contra la obesidad. Según uno de esos estudios, los efectos de reducción de la grasa están relacionados con las antocianinas, los taninos y los antioxidantes fuertes de la fruta.

Alivio contra los males digestivos

Es sabido que las semillas de granada alivian una variedad de problemas en el tracto digestivo, entre ellos los dolores de estómago y las hemorroides. El té de cáscara de granada ayuda a tratar la diarrea, la disentería, las llagas en la boca y la irritación de la garganta. El té de corteza de granada puede eliminar los parásitos intestinales del cuerpo y el jugo de la fruta puede ser beneficioso para las personas con enfermedades inflamatorias del intestino.

Aumentan la resistencia y el rendimiento deportivo

Beber jugo de granada mejora la resistencia, el rendimiento de fuerza y ​​la recuperación después del entrenamiento debido a sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios. Así lo indicaron diferentes estudios de campo que también la encontraron útil para reducir el dolor muscular y aumentar el flujo sanguíneo en los deportistas.

Las que vendrán serán mejores

Una nueva variedad de granada israelí llamada Neta se puede cultivar en condiciones áridas. Da frutos tempranos y es especialmente roja y sabrosa. Foto cortesía del doctor Doron Holland del Centro Volcani

El Centro Volcani de la Organización de Investigación Agrícola del Gobierno de Israel investiga las granadas desde hace 40 años.

Doron Holland, director de la Unidad de Ciencias de Árboles Frutales del Centro Volcani, se ocupa de investigar los metabolitos y la genética de la granada, y usa sus descubrimientos para reproducir cultivares sin manipular la genética que pueden crecer en condiciones desérticas y producir frutos que maduran antes y tienen un color y sabor mejorados.

“Trabajamos fuerte para aumentar el valor nutricional de las granadas. Nos centramos en el control genético de metabolitos con contenido antiinflamatorio y antioxidante”, le dijo el científico.

 

Fuente: ISRAEL21c

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni