Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Los objetos personales de las víctimas de Auschwitz-Birkenau

Auschwitz

Ubicado en el mayor campo de exterminio nazi en suelo polaco, el Museo de Auschwitz-Birkenau alberga el testimonio del horror y de la vida cotidiana. El Museo al aire libre abarca más de 200 hectáreas, comprende  más de 150 edificios (barracones que sirvieron de refugios) y 300 ruinas que incluyen cámaras de gas y crematorios. 

Auschwitz
Barracón de Birkenau que se conserva tal y como estaba cuando el campo fue liberado. Daniel Ochoa de Olza

Los barracones que en un principio fueron concebidos como establos albergaron miles de judíos deportados.

Polonia acogía la mayor comunidad judía de Europa antes de la guerra calculada en más de 3,2 millones de judíos y se estima que 1,1 millones de personas en su mayoría judíos fueron aniquilados en el campo bajo el trabajo forzado, las bajas temperaturas, el hambre, la enfermedad y los experimentos médicos. Los edificios datan de 1940 y no fueron construidos para que duraran mucho tiempo sino para que sirvieran al plan de exterminio masivo. Por eso hacer el mayor esfuerzo para mantener la memoria de lo que fue la barbarie es tan importante y cada objeto es tan preciado para el museo y la descendencia.

Piezas con nombres polacos. Foto de Pawel Sawicki

En cuanto a los objetos y pertenencias de los judíos y otros prisioneros de guerra condenados al exterminio, permanecían almacenados en 48 cajas de cartón en los sótanos del museo de  la Academia de Ciencias de Polonia, sin que nadie recordara su existencia, hasta que tras varios meses de trabajo y búsqueda, fueron recuperados. En junio 2016 el Museo Estatal de Auschwitz- Birkenau anunció la recuperación de más de 16.000 objetos personales de las víctimas. Actualmente son parte de la gran colección que alberga el museo. Estos objetos de uso cotidiano  dejan de manifiesto el funesto testimonio del paso de los judíos y otros prisioneros de guerra condenados a la tortura y el exterminio. Por el testimonio de los sobrevivientes, sabemos que éstos objetos fueron arrebatadas a sus propietarios antes de ser conducidos a las cámaras de gas. El prisionero debía dejar sus maletas con las pertenencias, sus zapatos, lentes… entraban desnudos al horror.  Entre las pertenencias hay termómetros, frascos vacíos de medicinas, fragmentos de zapatos, joyería, cubertería, relojes, cepillos, pipas para tabaco, encendedores, fragmentos del menaje de una cocina, botones, navajas y llaves.

Pieza cerámica Foto de Pawel Sawicki

El tratamiento exahustivo realizado a los objetos, tan cargados de historia, fueron trasladados al museo de Auschwitz el 3 de junio de 2016, donde fueron documentados y conservados para el futuro. El director del Museo Piotr Cywinski, expresó en esa oportunidad: “Ha sido un día inesperado, totalmente único en la reciente historia de nuestro museo”. No ha sido fácil dar con el paradero de estos objetos, hallados en 1967 durante unas excavaciones arqueológicas en el antiguo campo de Birkenau”.

Andrzej Brzozowski realizó un breve documental titulado Archeology, que mostraba el proceso de las excavaciones cerca de las ruinas de la cámara de gas y del crematorio III, que permitieron descubrir un gran número de objetos originales.

“Educar sobre el Holocausto significa en primera instancia alejar lo máximo posible a la humanidad de esa forma extrema de asesinato masivo” Yehuda Bauer, historiador checo. 

Por Esther Steuermann para Radio Jai

 

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni