Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Resulta inexplicable que, después de tres semanas de la firma del DNU, no estén aún las vacunas

La red de familias autoconvocadas VacunaMe, Chicos en Riesgo reclama al gobierno la llegada de las vacunas Pfizer para poder vacunar a sus hijos menores con patologías de riesgo.

Francisco Giau, papá de Milagro, dialogó con Radio Jai y dio detalles sobre la terrible situación que atraviesa:

“Siguen sin llegar las cien mil dosis, seguimos en la pelea”, declaró. Y comentó que hoy es el día 44 desde que VacunaMe está instalando el tema en la opinión pública, pidiéndole al gobierno que resuelva la cuestión de traer las vacunas de Pfizer, “algo que es muy sencillo”. Indicó que todos los países de la región, salvo Venezuela, ya cuentan con esas vacunas, y que  Uruguay y Chile ya vacunaron a los menores. “Nosotros estamos pidiendo vacunar a chicos que tienen patologías de riesgo”, señaló.

Su hija de 16 años padece parálisis cerebral y ya debería estar vacunada desde enero, cuando comenzó el plan de vacunación, si hubiera habido vacunas de Pfizer, la que ya estaba autorizada en la Argentina, para chicos desde los 16 años desde el 22 de diciembre de 2020, Con ello, estos chicos podrían estar protegidos de la enfermedad, que por el cuadro particular de cada uno, sería muy grave atravesarla.

Hoy además de la desprotección ante el covid, se encuentran impedidos de realizar tratamientos médicos, terapias. “Hay un perjuicio a la salud de nuestros hijos”, afirmó. Fue por eso que nació VacunaMe, como una red autoconvocada de padres de todo el país, que se juntaron sin conocerse unidos por un mismo objetivo que es el de que sus hijos sean vacunados. Son chicos que no pueden ir a la escuela, porque tienen una patología previa, cuando los demás niños, aun de la misma familia pueden hacerlo: “Es un acto hasta discriminatorio por parte del Estado”.

Ya transcurrieron tres semanas desde que el gobierno estableciera el DNU, “la solución mágica” para permitir que se vacunaran los chicos con patologías: ”Así lo propagandizó el gobierno”, expresó Francisco.

La red de padres vivió ese paso con prudencia, sintieron que era un gran un logro, teniendo en cuenta que 44 días antes, cuando VacunaMe empezó, parecía que las vacunas estadounidenses estaban prohibidas en la Argentina. “Ahora con la salida a la luz de la carta de Nicolini, tenemos un dato más de por qué estaban prohibidas”, señaló.

Resulta inexplicable que, después de tres semanas de la firma del DNU, no estén aún las vacunas. Nadie del gobierno se comunicó con los padres; ningún  gobierno provincial, ni el de la Ciudad de buenos Aires, a los que les han presentado notas.

Explica Giau que todas las provincias y la Ciudad de Buenos Aires conforman el Consejo Federal de Salud, que es el organismo que diseña la política de vacunación. El Consejo   se va a reunir el próximo martesy los padres de VacunaMe, quieren que ese día se resuelva cuándo van a vacunar a sus hijos. Considera que hasta el próximo martes contarán con el tiempo necesario para traer las vacunas de Pfizer, si es que hasta ese día las de Moderna no llegarían a estar aprobadas.

“Lo hacemos por nuestros hijos, porque muchos de ellos no lo pueden hacer por sí mismos”, reveló. Tal es el caso de su hija con parálisis cerebral, quien no se expresa verbalmente, que solo lo hace por los ojos y a quien solo pueden comprender quienes conviven con ella o la tratan habitualmente.

Ante la extrema gravedad de esta situación, surge la pregunta de si se ha realizado alguna acción judicial en contra de los responsables a cargo. Francisco indicó que en el 19 de abril él inició un amparo ante la Justicia Federal de La Plata,(a partir de ello, los padres comenzaran a nuclearse y finalmente conformar VacunarMe) a fin de que la Justicia obligue al gobierno a comprar las vacunas de Pfizer para menores con patologías de riesgo. El amparo se está tramitando, en estos momentos, detenido, por feria judicial. Los amparos deberían ser rápidos, sin embargo en  este caso se mueve con lentitud, al mismo tiempo que el Estado, a través de sus apoderados del Ministerio de Salud,  se presentó para pedir que Giau rechazara su demanda y para acusarlo de querer interferir en “el plan de vacunación más grande de la historia”, al mismo tiempo de someterlo a engorrosos trámites judiciales.

Por otra parte, presentaron notas al laboratorio Pfizerde Argentina y a la Embajada de los Estados Unidos, pero no tuvieron respuesta. Sin embargo, creen que la gestión sirvió para que estados Unidos donara las tres millones y medio de dosis de Moderna,  si bien hasta el momento estas vacunas aún no están autorizadas para los menores y no se las pueden inocular a sus hijos.

Son solo cien mil dosis de vacunas, según lo que estiman los infectólogos, la cantidad ínfima que podría darle solución a los menores de entre 12 y 17 años con comorbilidades de riesgo, quienes, si se contagiaran de covid, su situación podría tornarse muy grave.

 

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni