Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Ley del Retorno

De acuerdo con las Escrituras Dios entregó la Tierra de Israel a Abraham y a sus descendientes para siempre. La creencia judía, por lo tanto, considera la Tierra como parte del legado religioso/nacional del pueblo judío y atribuye un especial mérito el vivir en ella.

El sionismo moderno, que es un movimiento político con un siglo de antigüedad para el retorno del pueblo judío exiliado a su patria histórica, es la cara secular de la misma moneda: inspirado por una mezcla del nacionalismo del siglo XIX y siglos de falta de hogar y opresión. El sionismo ve a Israel como la patria del pueblo judío, el lugar en el cual todos pueden lograr la máxima expresión de su identidad nacional, así como servir de refugio para los perseguidos.

La Declaración de la Independencia del El Estado de Israel dice que este “permanecerá abierto a la inmigración judía y el crisol de las diásporas; promoverá el desarrollo del país para el beneficio de todos sus habitantes; estará basado en los principios de libertad, justicia y paz, a la luz de las enseñanzas de los profetas de Israel”

La Ley del Retorno establece que todo judío que así lo desee pueda obtener la residencia y la ciudadanía israelí. Según su texto, vivir en Israel está visto como un derecho: “todo judío tiene derecho a hacer Aliá”, dice el primer artículo.

La ley fue aprobada por la Kneset, el parlamento israelí, el 5 de julio de 1950, apenas dos años después de establecerse el Estado de Israel.

Esta primera ley, que fue promulgada con la firma del Primer Ministro, David Ben Gurion; del ministro del Interior, Moshé Shapira; y del secretario y presidente interino de la Knesset, Iosef Sprintzak.

Desde el establecimiento del Estado, han llegado más de dos millones y medio de inmigrantes; su experiencia y talento han contribuido inmensamente a la vida económica, científica, académica y cultural del país.

En 1952, fue aprobada una la ley más amplia, pues que concedía la ciudadanía israelí a todos los olim, palabra hebrea para designar a quienes emigran a Israel.

Hasta 1970, la ley contemplaba también a aquellas personas nacidas de vientre judío, pero convertidas a otra religión. En ese año, se realizó una reforma que establece que la ley no aplica a quienes hayan abandonado el judaísmo por otro credo.

Sin embargo, a pesar de este cambio, esa misma reforma incorporó una cláusula más inclusiva. Se amplió el derecho a obtener la ciudadanía israelí otorgados “también al hijo y al nieto de un judío, a la pareja de un judío, y a la pareja del hijo y nieto de un judío,”

Queda entonces por dilucidar puntualmente quienes son considerados judíos según estas leyes.

La misma considera judías a aquellas personas nacidas de una madre judía, siempre y cuando no se hayan convertido a otra religión. También se incluye a quienes se hayan convertido al judaísmo.

Existen algunas excepciones que son inhabilitantes para obtener la residencia o la ciudadanía: activar o haber activado en contra del pueblo judío, poner en peligro la salud pública o la seguridad del Estado; o tener antecedentes criminales.

La Ley también permite llegar a Israel con visa de turista y tramitar la residencia directamente en el Ministerio del Interior, pero durante el periodo de su postulación, no se cuenta con seguro médico, los beneficios del olé ni con permiso para trabajar. La aliá argentina ha sido, y es actualmente una corriente migratoria muy numerosa y significativa. Esto se debe a que el país posee una de las comunidades judías más grandes del mundo, siendo la séptima a nivel mundial. Debido a esto, muchos judeo-argentinos están en condiciones de hacer la aliá y convertirse en ciudadanos israelíes gracias a la Ley del Retorno. La comunidad de argentinos y sus descendientes en Israel es de aproximadamente entre 80.000 – 100.000 personas, convirtiéndose así en uno de los grupos migratorios de más rápido crecimiento en el país.

Muchos judeo-argentinos eligen Israel como alternativa para radicarse debido a la inestabilidad política y económica que ha sacudido a la Argentina en las últimas décadas. Durante la crisis argentina de 2001 fue cuando Israel vio el mayor número de olim procedentes de la nación rioplatense. Asimismo, hay un número significativo de ciudadanos argentinos no judíos que eligen Israel como su nuevo hogar, ya sea de forma permanente o temporal. En 2012, según un informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) titulado «Perfil migratorio de Argentina», Israel se ubicó entre los primeros destinos elegidos por los argentinos para emigrar, ubicándose en el 5° puesto

La importancia de la Ley del Retorno se manifiesta en diversas situaciones comunitarias. Tanto en inmigraciones espontáneas, como la rusa y en operaciones de rescate de judíos como la Operación Salomón, con los judíos etíopes.

 

Dr, Mario Burman

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni