Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Una mirada a nuestra historia para comprender Iom Haatzmaut


El pueblo Judío en su milenaria historia, desde las tierras de Canaan, pasando por algo de más de dos siglos de cautiverio en Egipto, hasta aquel Eretz Israel con carácter independiente del Siglo X a.d.c., y más allá de las invasiones y las consiguientes migraciones, el pueblo de Israel mantuvo y acrecentó las tradiciones judías y aún más, floreció en la Diáspora fruto de los jajamin y filósofos del pensamiento judío que cimentaron nuestra cultura junto a las prácticas religiosas que fue la base para llegar al 5 de Iyar del 5708, 14 de Mayo de 1948 en el calendario gregoriano, como un pueblo unido para refundar el Estado de Israel.

Pero la idea de establecer un Estado Judío ya se pergeñaba mucho antes del nacimiento de movimiento sionista, en 1808 el rabino Mordehai Inmanuel Noah contempló reunir a los judíos oprimidos en las afueras de la ciudad de Búfalo, EE.UU., para que vivieran la experiencia de un autogobierno antes de la creación de un Estado y contó con el beneplácito del entonces pte. John Quincy Adams quién se expresó favorable a la conformación de un estado judío en Palestina.

En el año 1839, el 1er. ministro británico Lord Palmerston, analizó la posibilidad del establecimiento de una entidad judía en Palestina para frenar la penetración de Rusia y Francia, un año después se produjo un trágico evento que conmovió el sentir judío a escala global, la matanza sobre la comunidad judía de Damasco acusada falsamente de la muerte de un clérigo cristiano, y más allá de las connotaciones internacionales consecuentes, dentro de la Diáspora se delinearon dos corrientes, la ayuda mutua y la lucha por sus derechos y el despertar de una conciencia política judía.

Luego, en 1862 el pensador socialista Moisés Hess, sostuvo que el concepto de nación judía es inseparable del de Tierra y del de Revelación, con lo cual agrega lo religioso como fundamento de la nacionalidad judía. Hess fue influenciado por el proceso de unificación italiana y comienza a desarrollar la idea de la independencia nacional judía, elaborando un programa de colonización con judíos de Europa Oriental, con el financiamiento de los miembros más ricos de la comunidad, proyectando un Estado que aunaría los principios religiosos y socialistas, constituyéndose así Hess en un precursor de la ideas básicas del futuro movimiento sionista.

En 1870, el rabino Hirsh Kalisher fundó la Sociedad por la Colonización de la Tierra de Israel y también se estableció en Palestina la escuela agrícola La Esperanza de Israel, para los inmigrantes judíos.

A partir del último cuarto del Siglo XIX se dieron una serie de eventos trascendentales para el pueblo judío, en 1881 tras el asesinato del zar Alejandro II las poblaciones judías en el Imperio Ruso sufrieron persecuciones y matanzas, los Progroms, y en ese contexto el médico Leo Pinsker, oriundo de Odessa, escribe un folleto intitulado Autoemancipación, en el que expone su tesis: el antisemitismo no se resuelve emigrando de un país a otro, sino creando un Estado Judío, y elabora un plan de acción, la creación de un directorio, de una comisión de expertos a fin de aconsejen el lugar apropiado, el que una vez adquirido se fraccionará entre los inmigrantes, sin embargo, las ideas de Pinsker son rechazadas por la corriente Asimilacionista, aunque fueron tomadas en cuenta por una juventud judía que años después dieran origen al movimiento sionista mundial liderado por Theodor Herzl.

En ese mismo período, dentro de la comunidad judía irrumpe una corriente que se conoce como Sionismo Cultural, que tuvo como objetivo reiniciar el aprendizaje de hebreo y el renacimiento de los principios, valores e ideales de la cultura judía como elementos fundamentales de nacionalidad, se destacan las figuras Perés Smolensky en la reactivación de la lengua hebrea, D´asher Ginzberg, conocido por su pseudónimo Ahad Ha´am, quién pone énfasis en la educación, en los valores espirituales y culturales como las vías de desarrollar una cultura nacional, ideas que se materializaron en la primera Aliyá en 1890/91 y también en la segunda en 1901, de donde surgió un grupo llamado Los Hijos de Moisés que difundió la práctica del hebreo.

Otro evento fue el Caso Dreyfus, un capitán del ejército francés de origen judío que es falsamente acusado de traición y que dio lugar a un proceso judicial militar donde se manifestó todo el antisemitismo de casi toda la sociedad francesa, convirtiéndose en una cuestión política y donde el escritor Emile Zolá en el periódico L´Aurore, en 1898 publicó una exaltada defensa de Dreyfus y arremetió contra la xenofobia que provocó el affaire, finalmente en 1906 Dreyfus fue declarado inocente y rehabilitado con su grado militar, participando con valentía en la 1ª. Guerra Mundial, obteniendo la medalla de la Ley de Honor y retirándose con el grado Tte. Coronel.

Pero este suceso tuvo impacto en un jóven corresponsal del periódico vienés Neue Freie Press, que cubrió el proceso Dreyfus, ese abogado devenido en periodista debido a que su carrera como abogado en el poder judicial del Imperio Austrohúngaro se vio frustrada por su origen judío, era Theodor Herzl, quien escribirá El Estado Judío, en donde expone su tesis de la creación de un Sionismo Político con el objetivo de reestablecer el Estado Judío, idea que nace ante configuración de dos peligros, uno endógeno, el Asimilasionismo y el otro, exógeno, el Antisemitismo, en síntesis para entender el pensamiento de Herzl hay que considerar, la situación de los judíos, lo que esa situación sugiere a la comunidad judía, los medios para realizar la idea de un Estado Judío y el uso de eso medios para ejecutar la idea.

Se llega así, a 1897 cuando se celebra el 1er Congreso Sionista Mundial, en Basilea, Suiza, donde Herzl señala que la solución del problema judío involucra tres puntos fundamentales, la existencia de un Estado Judío, la aptitud de Palestina para su recolonización y una garantía de base jurídica.

Más allá de las críticas y los apoyos, buscó con la convocatoria a un congreso mundial y público, que la cuestión judía se convirtiera en una cuestión pública a nivel mundial, y los principales resultados del congreso fueron, la creación de dos entidades, la Society of Jews, representación legal y con responsabilidad política y la Jewish Company, el órgano ejecutivo de la inmigración y la recolonización, también se creó el periódico El Mundo como órgano de prensa del congreso y el otro hecho significativo fue la creación de la bandera blanca con los dos listones azules y el Magen David, obra de David Wolffsohn.

Sin embargo, pasaran un poco más de 50 años para que el sueño de Herzl se hiciera una realidad tangible, y en ese medio siglo el pueblo judío sufrió todo tipo de penurias, desde los vaivenes entre la Declaración Balfour de 1917 donde el Imperio Británico contemplaba el establecimiento de un Hogar Judío en Palestina, el malogrado Acuerdo Weizman Faysal en el contexto de la Sociedad de las Naciones en 1919, que si bien contempló la creación de un Estado Judío en Palestina, el acuerdo fue rechazado por el Congreso Árabe reunido en Siria, quienes luego al conocer que la Sociedad de las Naciones aprobaba la Declaración Balfour, inician el movimiento de resistencia árabe, y así podemos enumerar acuerdos y reuniones que tuvieron lugar hasta el estallido de la 2da Guerra Mundial, como ser: la Conferencia de San Remo de 1920, el tratado de Sevres del mismo año, los tres Libros Blancos,1922, 1930 y 1939 de los británicos, la Comisión Peal de 1937, el Programa Biltmore de 1939 y sin olvidar el inicio de la rebelión árabe de 1936 y el Congreso Pan Árabe de 1937 reunido en Damasco que rechazó el proyecto de la Comisión Peal que contemplaba la creación de tres estados en el territorio del Mandato Británico, al norte judío, al sur árabe y en el centro una entidad bajo administración inglesa, aprobado tanto por la Sociedad de las Naciones como por el Congreso Judío Mundial, donde la figura siniestra del Mufti de Jerusalén, Amin al Husayni, liderando las acciones armadas contra la población judía en Palestina, una situación que dará lugar a las organizaciones clandestinas judías Haganah e Irgum, que no sólo hicieron frente al accionar árabe, sino que fueron luego junto al Grupo Stern a los movimientos que enfrentaron también a la administración británica.

Pero con el estallido de la 2da Guerra Mundial, el pueblo judío será la víctima del mayor genocidio que conoce la Humanidad, la Shoa, el Holocausto, de manos del régimen nazi que había llegado al poder en 1933 con su antisemitismo viseral, con su decálogo discriminatorio en las Leyes de Nurember, con la violencia de la Kristallnacht en 1938, con los ghettos y la conferencia de Wannsee y la Solución Final en 1942 y con más de 6 millones de judíos asesinados en los Campos de la Muerte o pot el accionar de las Einsatzgruppen en los territorios ocupados.

Y aún en esos tiempos de angustia, de horro, de muerte y hasta desazón, el espíritu Macabeo hizo frente a la barbarie con la valentía de los héroes del Ghetto de Varsovia en mayo de 1943, el accionar de los judíos que se unieron a los movimientos de resistencia a la ocupación nazi en distintos puntos de Europa, y los sabras que se unieron a las fuerzas aliadas.

Tras la finalización del conflicto mundial, la lucha no se detuvo, esta vez para lograr concretar la existencia de un Estado Judío en aquella Tierra Prometida por Hashem al patriarca Abraham, primero fue contra la ocupación del Mandato Británico y los grupos árabes armados, luego, tras haber caducada la administración inglesa, con el resultado obtenido en la reunión de la Asamblea General de la ONU el 29 de noviembre de 1947, el 5 del mes Iyar del 5708, 14 de Mayo de 1948, en la ciudad de Tel Aviv, en víspera de Shabbat, el 1er ministro David Ben Gurión leyó ante el Consejo Gubernamental el Acta de la Declaración de Independencia, el día que el Estado de Israel fue refundado, el día que el ideal sionista se realizó.

Desde entonces, las cosas no fueron fáciles, cuatro guerras contra los países árabes de la región, 1948,1956, 1967 y 1973, conflictos híbridos con organizaciones terroristas sunitas y chiitas, confrontar con la visión hegemónica y negacionista del régimen teocrático de Irán, escenarios donde miles de valientes israelíes dieron sus vidas por la defensa y existencia del Estado de Israel, y que recordamos ayer en Iom Hazikarón, como así también enfrentamos la judeofobia disfrazada con el término Anti-israelismo o Anti-sionismo que se manifiesta de diversas maneras como el BDS, el rebrote de bolsones neonazis o en resoluciones injustificadas y sin fundamentos de organismo internacionales, ejemplo la ONU.

Sin embargo, no podemos dejar de lado los esfuerzos diplomáticos y la acertadas visión estratégica en el campo geopolítico, que han dado lugar a los Acuerdos de Abraham y otros acuerdos bilaterales con algunos países europeos, y sin olvidar los adelantos científicos y tecnológicos logrados y que no sólo benefician al Estado de Israel, sino que son un aporte a la Humanidad reflejado en los judíos que conforman el 20% de los 900 premios nobeles otorgados hasta el presente, y en el ejemplo que Israel esta ofreciendo al mundo en el accionar contra la pandemia del COVID19.

A 73 años de existencia del Estado de Israel, se vive una dinámica entre nuestra identidad histórica y una identidad nueva propia de un país refundado con el aporte de la diversidad de la Diáspora, que obviamente han dado y dan lugar a roces y dilemas, y la difícil construcción de un sincretismo entre lo religioso y lo secular, por eso a más de 70 años de aquel 5 de Iyar, Iom Haatszaut no es sólo un día para festejar y celebrar, sino también para reflexionar acerca de nuestro presente y nuestro futuro como pueblo, como sociedad y como nación, y simplemente finalizo mi columna de hoy con un AM ISRAEL JAI!! BARUJ HASHEM!!

*Luis Fuensalida es especialista en asuntos internacionales. Fue Comisario Inspector y Jefe de Departamento Interpol de la Policía Federal Argentina.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni