Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“Existe la posibilidad de un ataque directo a Israel desde territorio iraní”

Ariel Schmidberg, viceeditor del diario israelí “Israel Hayom” (Israel Hoy), analizó en Radio Jai algunos de los múltiples desafíos de su país en materia de relaciones exteriores.
Una de las amenazas que preocupan al delicado equilibrio del Medio Oriente, es sin dudas el regreso de los Estados Unidos a las conversaciones para retomar el acuerdo nuclear del que ese país había salido durante la administración Trump. En referencia a éste dialogo, Schmidberg expresó que el período de gobierno del saliente presidente conservador fue “sin dudas el más cómodo para Israel, y desde el momento de la asunción de Biden en enero, Israel se está preparando para el momento que está ocurriendo ahora en Viena, y es sabido aquí que habrá algún cambio en la política internacional para con el régimen iraní, y se está tratando de conversar con el gobierno americano `detrás de cámara´ para que los cambios que puedan influir en Israel sean los menos posibles”.

La delegación de Estados Unidos se sumó a la conferencia sobre la reactivación del acuerdo nuclear de Irán en Viena con sus pares de Europa, Rusia y China, informó el Departamento de Estado americano.
Según el periodista argentino radicado hace 20 años en el estado judío, a partir de conversaciones mantenidas con funcionarios del ministerio de relaciones exteriores “las conversaciones con Irán no serán exitosas por causa del gobierno de Teherán, que no muestra ninguna flexibilidad. Lo que pretende la administración Biden es que haya buenos gestos del gobierno iraní, principalmente en lo que refiere al enriquecimiento de uranio, bajándolo incluso en un porcentaje simbólico”.Agregó Schmidberg que “Israel está en ese sentido en contra de cualquier tipo de cambio ya que ve en el gobierno persa y a todas sus expresiones como en un intento de destruirlo. Israel pasa todo tipo de información de inteligencia a Estados Unidos para ayudarlo a entender cuál es el énfasis que debe poner en las actuales conversaciones”.

Ante ese panorama, la pregunta es si Israel tomará la decisión acompañada o unilateral de atacar el desarrollo nuclear tal como lo hizo con la central atómica de Osirak en Irak , en el año 1981. “La situación ahora es muy diferente ya que los sitios nucleares están esparcidos por muchos lugares, y se cree que Israel tiene como potencia militar a nivel internacional la capacidad de atacar, y cabe preguntarse si un ataque de ese tipo tiene la capacidad de frenar el proyecto iraní. Según publicaciones de prensa, las actividades israelíes en ese sentido son secretas y se habla de cyber y agentes que pueden provocar atentados en reactores y ese tipo de actividades pueden ser no menos exitosas que mandar aviones que bombardeen esos sitios”, indicó.
Acerca de las consecuencias que implicaría una acción como esa, el viceeditor de “Israel Hayom” opinó que definitivamente las habría en el aspecto geopolítico, y por eso creo que el gobierno prefiere realizar actividades del tipo silencioso como reconocimiento de que no se puede eliminar la amenaza pero si ir deteniéndola cada vez más, ya sea dañando infraestructura o personas relacionadas con el programa nuclear”.

En ese sentido, en el último tiempo se ha notado una escalada en los ataques a barcos tanto de un lado como del otro, como muestra del alcance que tanto Israel como Irán pueden tener en caso de desatarse un conflicto mayor. “La guerra entre ambos países es silenciosa y se ha trasladado al mar, y al menos una vez por semana hay indicaciones ataques a barcos, y publicamos una nota que refleja que por primera vez la posibilidad de que Irán haga algún tipo de ataque desde su territorio hasta Israel, cosa que no ha sucedido hasta ahora en ningún momento. Podría ser con misiles de largo alcance, o un avión no tripulado tal como ocurrió en Arabia Saudita el año pasado. Es un temor que existe y desde ese momento en el campo militar se toman todas las prevenciones posibles”, advirtió Schmidberg.

Aún cuando haya una distancia entre el territorio iraní y el de Israel, la presencia del país persa es cercana a partir de su apoyo a fuerzas que operan en las mismas fronteras del estado judío como Hezbollah en el norte desde Siria y Líbano, o Hamas desde la franja de Gaza. “Esa es la guerra diaria que mantiene Israel, pero si llegamos al punto de que se intente lanzar un ataque desde territorio iraní, significará una escalada que crearía un nuevo volumen de la problemática de ésta zona”, dijo Schmidberg.

En ese contexto expresó que “los acuerdos de Abraham son excelentes para Israel en todo ámbito que uno pueda tratar de entender, tanto a nivel económico, turístico, pero también a nivel de inteligencia, y la posibilidad de que Israel pueda actuar si llegara a tener la necesidad de hacerlo tanto desde el aire como desde tierra, desde los países firmantes (EAU y Bahréin)”.

En el análisis también se incluyó a uno de los actores importantes en la geopolítica del Oriente Medio como Turquía. Opinó el periodista oriundo de Córdoba, República Argentina, que “ese país es muy importante para Israel por el tamaño, por su ubicación central en la zona y por lo que sabemos hay un pequeño calentamiento positivo en las relaciones entre ambos países, e incluso habría una disposición de ellos de enviar nuevamente un embajador a Tel Aviv siempre y cuando Israel haga lo mismo a cambio. Turquía es un jugador internacional muy importante para nosotros pero su presidente tiene también sus problemas internos y externos, y en el momento en que Israel tiene inconvenientes con los proxys iraníes, ellos van hacia atrás y enfrían las relaciones como sucedió en los últimos meses con Hamas”.

Agregó que “los intereses de Turquía no son diferentes de los que tienen Arabia Saudita o los Emiratos Árabes. Israel es una potencia internacional en todo ámbito que uno trate de verla, y el hecho de que a veces no tenga relaciones ´al frente de la cámara` no quiere decir que no existan por debajo de la mesa, tanto con Turquía como con países árabes con los que mantiene buenos lazos en silencio”.

Respecto del episodio de intento de golpe en Jordania, Schmidberg expresó que “el envío de información de inteligencia tanto israelí como americana para alertar al rey de la revolución que se gestaba en su propio patio, puede hacer que Hussein tenga la buena voluntad de mejorar las relaciones con Israel”.
“A nivel personal, pienso que si alguien se interesa en ser periodista, debe elegir un lugar donde haya noticias permanentemente, y no hay dudas de que Israel es `el lugar´. Acá no hay día en el que no pase algo, y me levanto cada mañana y no tengo ni idea de con que me voy a enfrentar”, concluyó Schmidberg.

Permitida la reproducción por Radio Jai citando la fuente.

DS/RADIO JAI

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni