Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

La importancia de mantener la aliá en medio del Covid 19

Pnina Tamano-Shata: Mantener la aliá a Israel en medio del COVID-19
Pnina Tamano-Shata habla sobre inmigración, política y el mensaje de una mujer negra en el gobierno.

Pnina Tamano-Shata no es ajena a romper techos de cristal. Llegó a Israel a la edad de tres años, descalza, después de haber sobrevivido al difícil viaje de Etiopía a Israel a través del Sudán en la Operación Moisés.

A pesar de las dificultades que ella y su comunidad enfrentaron en su absorción e integración en la sociedad israelí, Tamano-Shata pasó a servir en las FDI, obtuvo una licenciatura en derecho, se graduó como abogada, se convirtió en una reconocida periodista televisiva y en 2013 fue la primera mujer negra en ser elegida para la Knesset.

Luego de tres elecciones tumultuosas, en 2019 y 2020, Tamano-Shata se unió al líder de Azul y Blanco, Benny Gantz, para dejar el bloque político anti-Netanyahu y formar un gobierno de unidad. Así convirtió en la primera mujer negra en servir como ministra, ocupando Ministerio de de Aliá e integración.

En las últimas semanas, otra mujer negra de un país diferente también ha sido celebrada por sus logros: la nueva vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris, quien es de ascendencia mixta afro-caribeña e india.

En declaraciones a The Jerusalem Post, Tamano-Shata habló sobre la importancia de los avances de Harris y de ella misma, las implicaciones y mensajes de su éxito, su lucha por mantener la aliá a pesar de la pandemia de COVID-19 y las batallas políticas que ha luchado dentro de su partido en su breve vida.

“Me emocioné mucho cuando vi a Kamala Harris tomar posesión como vicepresidenta, fue muy inspirador”, dijo la ministra mientras tomaba un plato de sopa de carne yemenita y pan plano en la sede de campaña Azul y Blanco en Tel Aviv.

“Como una mujer negra judía estoy orgullosa de ver a Kamala, una mujer mitad negra y mitad india, romper barreras a través de la determinación, la acción y la educación, ese es el tipo de mensaje que queremos dar a las niñas, las mujeres y que también los hombres vean en este mundo ”, se entusiasmó Tamano-Shata.

“Soy la primera ministra etíope de Israel y eso también es un mensaje para la sociedad israelí: que podemos derribar todos los muros y barreras que dividen a las diferentes partes de la sociedad, y que todos los niños pueden hacer lo que quieran, a pesar de las dificultades y estigmas; que es posible y que no hay puerta que no se pueda abrir ni techo que no se pueda romper “.
Sin embargo, la ministra es muy consciente de las luchas en Israel y que aún permanecen, habiendo estado íntimamente ligado a ellas, como ciudadana activista y como político.

“Somos el pueblo judío. Mi identidad es en primer lugar con la nación judía. Pero no puedo ignorar que yo también he luchado contra la discriminación y el racismo toda mi vida”, dijo, señalando el rechazo a las donaciones de sangre de los etíopes-israelíes, que luchó como activista y a la lucha en curso contra la violencia policial dentro de la comunidad, que ha luchado como política.

Tamano-Shata señaló que si bien la comunidad judía enfrentaba la discriminación en Etiopía por ser judía, también tuvo que enfrentar a la discriminación en Israel debido a su apariencia y herencia.

“La historia del color de nuestra piel nos lastimó mucho, que enfrentamos discriminación y racismo por eso”, dijo.
“Mi conciencia sobre la lucha contra el racismo es, por lo tanto, muy aguda; y comprendo las dificultades de las personas de piel oscura”, continuó, ya sea en los Estados Unidos y las protestas por la justicia racial presenciadas allí recientemente o en Israel. Sí, todavía hay racismo en Israel, como en todas partes del mundo, pero el país no está haciendo lo suficiente para combatirlo”, agregó.
La ministra señaló específicamente el problema de la violencia policial y el uso excesivo de la fuerza que se ha presenciado en los últimos meses y años contra las comunidades etíope-israelí y árabe-israelí.

“Que un comisionado de policía trate de promover al oficial de policía que disparó a Solomon Teka, de bendita memoria, para que sea detective cuando ese oficial está bajo acusación y enjuiciamiento penal perjudica nuestros valores e intereses sociales”, dijo Tamano-Shata con fiereza.

Dijo que la policía “no quiere asumir la responsabilidad” y está “protegiendo a los suyos”, pero insistió en que los ciudadanos etíopes-israelíes “son suyos” y que deshacerse de los malos policías solo puede beneficiar a la policía en general.
En cuanto a su trabajo como Ministra de Integración y Aliá, Tamano-Shata estaba ansiosa por ensalzar el trabajo que ha realizado desde que obtuvo su cartera, a pesar de las graves dificultades inherentes a la promoción de la inmigración durante una pandemia mundial.

Señaló que aunque la aliá disminuyó significativamente en 2020 debido al COVID-19, de 34,000 en 2019 a 21,000 en 2020, dijo que lograr tales cifras durante la crisis del coronavirus fue un logro significativo.

“He traído a 1.600 miembros de la comunidad en siete vuelos durante los tres o cuatro meses desde que se aprobó la Operación Roca de Israel”, dijo sobre el nuevo esfuerzo del gobierno para llevar al resto de los Falash Mura al estado judío. (The Jerusalem Post)
Tamano-Shata inicialmente planeó traer a 4.500 miembros de la comunidad para fines de 2020, pero dijo que la falta de aprobación de un presupuesto estatal, por el que culpó al primer ministro Benjamin Netanyahu, arruinó sus planes iniciales.

La ministra revisó sus cifras a 2.000 a finales de enero de 2021 y obtuvo un presupuesto de 370 millones de NIS. para llevarlo a cabo. Dijo que el resto de la meta de 2.000 personas debería llegar en vuelos organizados en las próximas semanas.

Cuando se le preguntó sobre los problemas en curso con la operación, incluida la separación de algunos miembros de la familia, la ministra criticó tales incidentes, pero dijo que la culpa no es de ella sino del Ministerio del Interior, que decide cueles son los solicitantes que pueden inmigrar.

“Es una vergüenza y el Estado de Israel tiene la responsabilidad ética de resolver este problema”, dijo el ministro.

Con la cuarta elección general en dos años en el horizonte, la entrevista se centró en la política.

Cuando se le preguntó si su exjefe político, líder de la oposición y presidente de Yesh Atid, Yair Lapid, había tenido razón al no unirse a un gobierno liderado por Netanyahu, respondió que no.
Tamano-Shata insistió en que el país necesitaba un gobierno en mayo pasado debido a la crisis del coronavirus, y que el Partido Azul y Blanco había luchado por las necesidades del país dentro del gobierno. Dijo que el partido se había tomado en serio la lucha contra la enfermedad a pesar de no exigir la cartera de salud en las negociaciones por la coalición, y afirmó que había sido Azul y Blanco quien había luchado por un comisionado y un gabinete de coronavirus.

“Sí, Bibi jugó sus trucos, sus maquinaciones y rompió los acuerdos, pero no cometimos un error al unirnos a un gobierno. El dedo acusador debe apuntar a Bibi, no a nosotros”, insistió.

“Es fácil dar consejos desde fuera. Lapid ha dado consejos desde afuera, durante años, pero nosotros realizamos acciones para los ciudadanos desde adentro, protegemos la democracia, lideramos la lucha contra el COVID y luchamos por los nuevos inmigrantes”.

Por MB/RJ
Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni