Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

El día después de Trump

A casi una semana de los acontecimientos en el Congreso de los EEUU, más allá de las consecuencias concretas del episodio, creo que son ineludibles las reflexiones, opiniones, y posturas en relación al hecho. Las redes sociales nos compelen a ello en la medida en que siempre las hemos usado. Si uno nunca fue mero espectador de la realidad que lo circunda, son precisamente acontecimientos como estos los que nos convocan.
Nunca apoyé ni mucho menos celebré la elección de Donald Trump como Presidente de los EEUU, mucho menos su gestión. Ninguno de sus logros a favor de Israel es suficiente para justificar el elogio a una personalidad que desde el primer día demostró su calibre moral y su falta de valores. Como judío, eso prevalece por sobre la coyuntura político-económica que permitió esos logros.
El suyo ha sido el ego-trip de un narcisista feroz con algunas medidas oportunas y algunos logros contados. Nada de eso da para aplaudir; nadie puede pasar por la Casa Blanca y no hacer nada cuando tiene todo el poder del mundo. Uno espera que además de gobernar, el Presidente de los EEUU tenga estatura moral e inspire.
Creo que Trump ganó en 2016 porque su oponente fue Hillary Clinton, y no ganó en 2020 por la pandemia. Como dijera el periodista y analista de TN Nelson Castro, el Partido Demócrata tiene una crisis profunda de liderazgo y deben pensar en un futuro no muy lejano. Con esta coyuntura, el fenómeno Trump, en la versión que sea, puede estar vivo y coleando. Que los EEUU se debatan entre una “izquierda” demócrata y un “populismo” republicano no parece ser alentador para la humanidad. Nunca el futuro fue tan incierto.
Corresponde opinar sobre las medidas tomadas por las empresas Facebook y Twitter. Muchos han visto esta medida como acto de censura. Creo que es una percepción equivocada: la censura la ejercen los Estados, supone la falta de alternativas, y una persecución por razones ideológicas. En este caso se trata de empresas privadas que ejercen su derecho a brindar el servicio, o no; no están obligadas. Todos sabemos de miles de cuentas que han sido cerradas por mucho menos que incitar a la violencia.
EEUU ha sido jaqueado ya mucho tiempo. Elegir gobernantes como Trump no aporta sino que dificulta. Me preocupa la elección que, como votantes, ejercemos los pueblos; porque sólo eso está en nuestras manos cuando hablamos de la Democracia como el mejor sistema de gobierno. Claudicar respecto a principios éticos y morales y privilegiar la coyuntura temporal es mirar a muy corto plazo y no cuidar el mayor tesoro de la cultura occidental.

Artículo completo en http://tumeser.com/2021/01/12/el-dia-despues-de-trump/

Por Ianai Silberstein.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni