Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

El maravilloso viaje de las escritoras Selma Lagerlof y su pareja Sophie Elkan a Jerusalem

La autora Selma Lagerlöf y su amante judía, la escritora Sophie Elkan partieron hacia Jerusalem. Ese viaje sería la base de su libro que finalmente la llevó a recibir el Premio Nobel de Literatura de 1909. Hace más de un siglo, las escritoras suecas Selma Lagerlöf y Sophie Elkan visitaron Jerusalem. Lagerlöf tenía entonces cuarenta y tantos años y Elkan solo unos años mayor. Su visita fue parte de un recorrido extendido por el Medio Oriente durante el cual viajaron por Egipto, pero Jerusalem fue de hecho el punto culminante de su viaje. Permanecieron en la ciudad durante mucho tiempo y Lagerlöf se basó en sus recuerdos de su estancia allí para su novela Jerusalem, que escribió a su regreso a Suecia. Este fue uno de los libros por los que Selma Lagerlöf recibió el Premio Nobel de Literatura de la Academia Sueca en 1909.
Lagerlöf nació en la gran finca familiar llamada Marbacka en el suroeste de Suecia. A la edad de tres años contrajo polio que afectó sus piernas, y como resultado cojeó toda la vida. A partir de entonces, se quedó en casa con su abuela y fue educada por tutores privados. Los cuentos de hadas que escuchó de su abuela y de los peones que trabajaban en la finca junto con los mitos nórdicos que escuchó y leyó fueron su principal fuente de inspiración para su escritura. En el discurso que pronunció en la ceremonia del Premio Nobel les agradeció a todos y les dijo que les tenía una gran deuda.
Cuando Lagerlöf cumplió veinte años, su padre murió dejando a la familia empobrecida y obligada a vender la finca. Selma se mudó a Estocolmo, donde se formó para ser profesora. Luego enseñó durante diez años y de vez en cuando publicaba su poesía en revistas. Tras ganar un premio en un concurso literario decidió dedicarse a la escritura a tiempo completo. Tuvo éxito y su vida estuvo llena de escritura y compromisos sociales, pero se sentía sola.
Sophie Elkan (de soltera Solomon) fue una autora y traductora sueco-judía. Nació en una familia rica e intelectual y tenía un carácter enérgico. Se casó a una edad temprana y dio a luz a una hija. En la Navidad de 1879, su marido murió trágicamente de una enfermedad. Al día siguiente, su hija también murió. Unos días después murió su padre. Le tomó mucho tiempo reconstruir su vida. Su búsqueda de la traducción y la escritura la ayudó durante su recuperación.
Cuando Lagerlöf y Elkan se conocieron en 1894, inmediatamente desarrollaron un profundo vínculo de amistad y amor. Las dos mujeres eran brillantes, exitosas, curiosas, talentosas e independientes. A Elkan le gustaba viajar desde muy joven y ya había viajado mucho por Europa. En 1895 las dos partieron hacia Italia. Eran libres y enamoradas y querían viajar por el mundo y escribir. Después de un tiempo en Europa, se embarcaron en una aventura en el Medio Oriente. Esto llevó a su visita prolongada en Palestina y Jerusalem a principios del siglo XX.
Durante su visita a Jerusalem, Selma Lagerlöf sintió curiosidad por la vida única de la comunidad sueca que se había unido a la colonia estadounidense en Jerusalem a finales del siglo XIX.
Los miembros de la colonia fueron pioneros. Contribuyeron al desarrollo de la agricultura local, sembraron campos de trigo cerca de la colonia y cultivaron papas, uvas y aceitunas. Construyeron gallineros y un establo de productos lácteos y comenzaron una industria láctea. Establecieron una fábrica de tejidos y bordados y una panadería. También fueron pioneros en el campo de la fotografía en el país.
Vivían juntas en una especie de comuna. Los forasteros no entendían exactamente cómo funcionaba la comunidad y los trataban con sospecha. Su estilo de vida comunitario se consideraba inmoral y, en lugar de ser vistos como cristianos devotos, eran vistos como fanáticos religiosos. Por su parte, fueron muy amables y consiguieron entablar buenas relaciones con la población local.
Cuanto más los conocía Lagerlöf, más la impresionaban. Por eso, a pesar de todas las cosas que vio durante su estancia en Jerusalem, las eligió como el centro de su novela. La historia comienza con la vida pacífica de los agricultores en Suecia y luego continúa contando sobre sus vidas una vez que llegan a Jerusalem. Como los pioneros judíos, también los pioneros de Lagerlöf tuvieron que lidiar con la enorme brecha entre el sueño y la realidad, entre la Jerusalem sublime de oro y luz y la Jerusalem real de casas de piedra tristes, pobreza, mendigos, sed y enfermedad. Su libro era romántico y no del todo crítico con su vida comunitaria. Quizás debido a su familiaridad con ellos, no sintió que pudiera decir toda la verdad sobre ellos.
Jerusalem fue un libro profundamente influyente en su época. La literatura escandinava era muy popular en ese momento y se abrió camino en la literatura hebrea a través de intelectuales que leyeron la literatura escandinava en traducción rusa y luego la tradujeron al hebreo. Jerusalem también tuvo un impacto en el movimiento sionista, a pesar de que la novela describía la realización del sueño de vivir en Tierra Santa por parte de los cristianos como se ve a través de los ojos de un no judío. Debido al tremendo interés que tenía para los judíos, los sionistas y los que anhelaban Jerusalem, el libro se tradujo al hebreo en 1922.
Lagerlöf dedicó el libro a su amada Sophie “mi amiga en la vida y la literatura”.

Por DF/RJ.

Extraído del grupo de Facebook PERSONALIDADES JUDÍAS DE TODOS LOS TIEMPOS

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni