Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Los primeros sondeos muestran un vuelco político en Israel con el nuevo partido de Saar

Encuestas de tres medios de comunicación muestran que, de celebrarse elecciones hoy en Israel, el nuevo partido de Guideon Saar, antiguo peso pesado del Likud de Benjamín Netanyahu que abandonó la formación esta semana, podría impedir que este gobierne.

Con una ley avanzando en la Knéset (Parlamento) para disolverla y convocar comicios, y la fecha límite para aprobar el presupuesto general del Estado en menos de dos semanas -que de no aprobarse provocaría también la disolución automática de la Cámara- el mapa político israelí está cambiando de un modo inesperado.

El martes, Saar anunció que abandonaba el Likud y ayer renunció a su escaño, una estrategia que, según las primeras encuestas, le coloca en una buena posición ante los probables nuevos comicios, para los que un comité parlamentario ha propuesto ya fecha, el 16 de marzo.

Según el estudio de la televisión pública israelí Kan, el partido de Saar -denominado provisionalmente Nueva Esperanza- se haría con 18 diputados, lo que le convertiría en la tercera fuerza política del país. El Likud mantendría 25 escaños, pero no podría formar Ejecutivo sin el apoyo de Saar.

Preguntados sobre quién sería un mejor primer ministro, un 40 % de los encuestados responde que Netanyahu, pero Saar no se queda muy lejos, con un 32 %.

La encuesta del informativo Hahadashot, del Canal 2, arroja unos resultados muy similares: 26 escaños para el Likud y 16 para el partido de Saar. Estas cifras permitirían montar una coalición que reemplace a Netanyahu en la jefatura del Gobierno.

El sondeo del Canal 13 de televisión da al Likud 28 escaños, y rebaja a Saar a la cuarta fuerza, con 15, pero con estos resultados este también sería necesario para una formar gobierno. El medio reemplaza ahora los tradicionales “bloques” para formar coalición (derecha y religiosos versus izquierda, centro y partidos árabes) por una nueva versión de bloques: pro y anti Netanyahu, con Saar en este último.

A la pregunta de quién es más indicado para encabezar el próximo Gobierno, si Netanyahu o Saar, un 31 % de encuestados en este canal prefiere al primero y un 16 % al segundo, seguidos de un 12 % al derechista Naftalí Bennet y un 11 % al jefe de la oposición, Yair Lapid.

DATOS PERJUDICIALES PARA NETANYAHU Y GANTZ

De celebrarse efectivamente comicios el próximo marzo, el nuevo mapa de partidos posibilitaría unos resultados que hagan más difícil al jefe del Gobierno seguir en su puesto, que ocupa desde hace más de una década.

Los datos no son solo perjudiciales para Netanyahu, sino también para su principal socio de Gobierno, Azul y Blanco, encabezado por Beny Gantz y que ha apoyado en lectura preliminar la disolución de la Cámara.

De entre los muchos choques que han tenido el más acuciante es la aprobación de unos presupuestos generales que, según la ley, deberían haberse logrado en agosto. Gantz quiere que se apruebe un presupuesto bianual, como establecía el pacto de gobierno, mientras que Netanyahu pide acordar solo el de 2020. Esto le deja un as en la manga para disolver la Cámara antes de tener que traspasar su puesto a Gantz en noviembre de 2021, como pactaron.

El desacuerdo ha llevado a Gantz a apoyar la moción de la oposición para disolver la Knéset, que aún tiene que superar tres votaciones en el pleno. De salir adelante esta ley, o alcanzarse el 23 de diciembre sin tener un presupuesto aprobado, Israel tendrá que ir de nuevo a las urnas, con unas encuestas que no favorecen ni al Likud ni a Azul y Blanco.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando al fuente,

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni