Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Los 3 jueces de los que depende Netanyahu

Benjamín Netanyahu

El miércoles se estableció un panel de tres jueces para llevar a cabo el juicio por corrupción pública que ubica al primer ministro, Benjamín Netanyahu, en el banquillo del acusado.

Los jueces encargados del juicio pertenecen al Tribunal del Distrito de Jerusalem y son: Rivkah Friedman-Feldman, Moshe Bar-Am y Oded Shaham.

La decisión sobre el panel se había estancado desde el momento en que se presentó la acusación contra Netanyahu, el 28 de enero.

Aunque originalmente había una mayor probabilidad de que el juicio comenzara antes de las elecciones del 2 de marzo, actualmente el escenario más probable es posterior a las elecciones para el juicio.

Netanyahu se convirtió oficialmente en el único primer ministro en la historia de Israel en ser imputado durante el cumplimiento de sus funciones cuando algunas semanas atrás el fiscal general Avichai Mandelblit presentó una acusación ante el Tribunal del Distrito de Jerusalem en su contra por soborno, fraude y abuso de confianza.

El fiscal anunció su acusación final el 21 de noviembre, pero no pudo presentarla ante los tribunales hasta que finalizara el proceso de solicitud de inmunidad iniciado.

El retraso de dos meses en la presentación de la acusación provino de la inusual solicitud de inmunidad de Netanyahu y el hecho de que el Knesset ha estado fuera de sesión durante un período prolongado.

Horas después de anunciar la acusación el 21 de noviembre, Mandelblit pronunció un discurso en el que dijo que personalmente estaba triste de acusar a Netanyahu, a quien admiraba personalmente en términos de talentos, pero que la ley lo obligaba a hacerlo.

El fiscal general finalmente acusó a Netanyahu de soborno en el Caso 4000, donde se lo vincula con el medio Bezeq-Walla. Por abuso de la confianza pública se lo imputó en el Caso 1000, el llamado “Asunto de Regalos Ilegales”. También se lo acusa por abuso de la confianza pública en el Caso 2000, el “Asunto Yediot Ahronot-Yisrael Hayom”.

En el caso 4000, Netanyahu está acusado de participar en un esquema de soborno mediático en el que Walla le dio una cobertura positiva a cambio de que Netanyahu hiciera que las políticas gubernamentales favorecieran la compañía de Shaul Elovitch con una suma de alrededor de NIS 1.8 mil millones.

Este último es el caso más difícil para Netanyahu, ya que enfrenta acusaciones de dos ex asesores cercanos, quienes ahora ofician como testigos estatales, Shlomo Filber y Nir Hefetz.

En el caso 1000, Netanyahu está acusado de recibir cientos de miles de shekels en obsequios de magnates ricos, en su mayoría de Arnon Milchin, a cambio de una variedad de iniciativas comerciales y personales-legales que beneficiarían al empresario. El cargo en sí mismo es por actuar en situaciones en las que Netanyahu tuvo un conflicto de intereses, ya que no se pudo probar quid pro quo real.

En el caso 2000, Netanyahu fue acusado de trabajar con Yediot para perjudicar al competidor, Israel Hayom, a cambio de una cobertura positiva para Netanyahu por parte de Yediot . El acuerdo nunca se aprobó, pero la ley tiene delitos de intento de soborno y abuso de confianza que pueden aplicarse incluso si un acuerdo no se cumple. Mandelblit nunca fue fanático de Case 2000, pero decidió que Netanyahu debía ser acusado luego de que imputaran por soborno al propietario de Yediot, Arnon Nuni Mozes.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni