Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“Desde el primer momento este gobierno fue un matrimonio de conveniencia”

Cuando Israel va en camino, aparentemente, a la cuarta elección, conversamos con Matty Zwaig, nacido en Uruguay y quien vive hace muchos años en Israel y ha estado en el cuerpo diplomático en distintas tareas, quien nos va a tratar de explicar el ambiente político israelí.

Zwaig  comentó “que ya se viene, para marzo la cuarta elección en 1 año aproximadamente, será el 28 febrero, según lo propuesto; pero como siempre en el sistema político israelí, hasta que pelean quien decide seguramente va a ser para fines de marzo, o para abril e incluso mayo”.

“Desde el primer momento este gobierno fue un matrimonio de conveniencia, en el cual las partes se odian”, aseguró Zwaig. Lo hicieron para, teóricamente, combatir la pandemia, los problemas económicos surgidos por ella y más teóricamente todavía, por una ideología, entre comillas, de unidad nacional; de tratar de tranquilizar un poco a la sociedad con todos sus problemas, con la falta de presupuesto desde hace 2 años, con la falta de gente importantísima en altos cargos, a los que no se ha designado porque no pasaron la selección de sus nombres para las distintas comisiones al hacer un nuevo gobierno que esté en funciones como se debe”. “Para todo eso, agregó, se hizo este matrimonio de conveniencia y pensamos, o algunos pensaban, que iba a seguir durante un año y medio y va a pasar la posta a Benny Gantz, pero el divorcio vino mucho antes y no creo que se sorprenda nadie, especialmente conociendo la forma de actuar de Bibi a lo largo de los años. Ya de por sí el hecho de haber elegido a Gantz, en la coalición de 3 partidos de centro izquierda que se juntaron antes de las elecciones un año atrás fue un hecho un poco milagroso, no nos olvidemos que Gantz fue elegido por el propio Bibi para ser el comandante en jefe de las fuerzas armadas muchos años atrás, luego de que cayeran otros 2 nombres; o sea que Gantz fue la tercera opción.

Luego, cuando salió del sistema militar y pasó a la política, la gente lo reconoció no por su carisma sino por su coraje para tratar de levantar un gran movimiento y cambiar lo que él denomina como un mal gobierno de muchos años de Biniamin Netaniahu, aunque al elegir ir a un gobierno junto a Bibi, que él decía que no servía para seguir gobernando, mucha gente le sacó puntos. Pero le dieron la chance de demostrarlo y lo único que demostró es que se seguían desconfiando unos de los otros. Por un lado este gobierno trajo bastantes cosas buenas, como un poco de tranquilidad y el trabajo normal de distintos ministerios; y por otro lado las divisiones, que son muy grandes, debido a la acción de Biniamin Nethaniau, que demuestra una vez tras otra que si algo puede hacerle daño en forma personal, él prefiere, lamentablemente lo tengo que decir, no que estar a favor de lo que necesitan los ciudadanos sino a favor de lo que precisa su interés particular para defenderse de los juicios y de las acusaciones”. Respecto a que puede cambiar en un 4° proceso electoral, Zwaig dijo “La pandemia a cambio todo, desde el punto de vista de las razones para separarse no hay duda que el discurso de Bibi en la televisión estaba lleno de contradicciones.

Si Gantz estaba esperando cambiarlo luego de un arreglo entre ellos, el próximo octubre noviembre entonces ¿cuál era su interés de disolver el gobierno? Sólo entendió de que no iba a llegar a este momento, de que Bibi con todos sus trucos no iba a dejar que llegue este momento, Desde el punto de vista el sistema político no es que la mayoría de las personas quieran acrecentar su voto a Bibi, el problema no es que se fortaleció la derecha sino que, por haberse integrado Gantz al gobierno, se debilitó la centroizquierda y también por algo propio, pues desde hace años no hay un partido que sea una base fuerte para ese espacio ideológico, se han venido desmembrado, creando distintos partidos, con varios nombres, como Kadima, La Nueva Izquierda, Avodá; formaron coaliciones pero no hubo una figura que reuniera todas las cualidades para unirlo y ser una alternativa de gobierno, entonces mucha gente que no sabe muy bien lo que votó y está lo que aquí se llama el centro del mapa político, que una vez le da su voto a uno y otra vez a otro. Esa gente se sigue moviendo por el centro, sin fijarse en lo que nosotros llamamos derecha o izquierda sino en los líderes que forman esos partidos amorfos y sin ideología. Así es como alguna vez aparece Lapíd, otra Liberman o Bennet, que es un milagro que pueda crecer de 6 a 22 diputados sólo diciendo yo soy serio o yo quiero a Israel”. En cuanto al porque las distintas elecciones se convierten en referéndums sobre Netaniahu, dijo Zwaig.

“Es verdad de que su figura es la más controversial, es la que representa para muchas personas tanto lo bueno como lo malo de lo que pasa en el sistema político de Israel. No hay que olvidarse que hay gente que se deja influenciar una vez por lo que dice y otra vez por lo que hace, una vez por lo que dice su esposa y otra vez por lo que dice su hijo. Todo esto influye también a la población en general, o sea si uno mira forma lógica tendría que bajar mucho las encuestas, pero por otro lado la gente dice: no me gusta el Likud, no me gusta la gente que lo rodea, pero Bibi es un genio político que siempre sabe salir adelante, tanto el punto vista económico como por los acuerdos de paz. Por eso hay mucha gente confundida, pero esta vez va a bajar, en el mejor de los casos, de un 15 a un 20% en la cantidad de bancas según todas las encuestas, pero lo que no es seguro es que Bennet por ejemplo reciba tanto más, eso es algo que realmente se tiene que dilucidar en la contienda electoral y permanentemente surgen nuevos referentes, que van dando nuevos vientos de esperanza; como el ex intendente laborista de Tel Aviv que se quiere tirar como líder de la centro izquierda o el ex comandante en jefe del Tzahal y hasta que no llegue el momento todo puede cambiar, pues hay preguntas van cambiando día a día la forma de pensar de una franja importante de ese electorado confuso, es el que cambia todo el mapa electoral pero lo real es que hasta que no surja una figura fuerte de la centroizquierda todo será de Bibi.

Por MB/RJ
Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN

1 Comentario

  • ALBERTO JORGE SILBERSZTEIN
    ALBERTO JORGE SILBERSZTEIN

    ¿Qué gobierno de coalisión no es un matrimonio de conveniencia? ¿Acaso no fue una rara coalisión el primer gobierno de Ben Gurión y su pacto con los ultra ortodoxos? ¿Cuántas otras mixturas extrañas hemos visto en la corta historia de Israel?
    Netanyahu es como es, y fue Gantz quien “traicionó” a sus votantes, lo demás es en lo que resultó y que no tendría que sorprender a nadie que esté medianamente al tanto de los juegos políticos en Israel.
    Y con respecto del “mosaico roto” en la centro izquierda, la solución no pasa por encontrar un “mesías” que aglutine las fracciones y tenga tracción popular; sino en que se termine con el “vedetismo” de quienes se creen con posibilidades, pero sus fracciones no tienen votos suficientes con que respaldarse.

    Responder
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni