Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR
EN VIVO

Una píldora de insulina desarrollada por una empresa israelí entró en la fase final de pruebas antes de su uso comercial

Las personas que padecen diabetes requieren con frecuencia inyecciones de insulina, lo que causa dolor, molestias y cicatrices visibles. Para abordar este problema, una empresa israelí desarrolló la primera cápsula de insulina oral, llamada ORMD-0801, que proporciona tratamiento para la diabetes sin necesidad de inyecciones.

Si es aprobada la píldora podría permitir a los diabéticos ingerir insulina. De esta manera se elimina la necesidad de inyecciones regulares de la hormona reguladora del azúcar en la sangre.

La compañía Oramed, liderada por una madre y un hijo israelíes, tiene a su cargo este emprendimiento.
La insulina oral desarrollada inicialmente por la bioquímica Miriam Kidron en el centro médico Hadassah de Jerusalem y ultimada en la compañía Oramed fundada por su hijo, Nadav Kidron, comienza ahora su última fase de pruebas clínicas y aspira a ser la primera en introducirse en el mercado internacional.

En 2019, ORMD-0801 se colocó en la vía rápida para su aprobación. Podría estar disponible al público en tres años si la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos autoriza la píldora para su uso general.

El laboratorio utiliza un revestimiento entérico y una protección especial que permite que la insulina permanezca intacta a través del tracto gastrointestinal y llegue a la pared intestinal. A través de potenciadores de absorción especiales, la insulina atraviesa esta pared y llega al hígado, donde comienza a actuar. Es importante destacar que imita el camino natural de la insulina en el cuerpo, dirigiéndose primero al hígado.

Sin embargo, sólo los diabéticos de tipo dos podrán usar la píldora inicialmente. Se requerirán pruebas adicionales antes de que la droga sea aprobada también para los diabéticos de tipo uno. Hasta ese entonces estos podrán ingerir la píldora pero deberán seguir inyectándose algunas de sus dosis.

Miriam Kidron explicó también que el envío directo de la insulina al hígado minimiza los efectos secundarios, especialmente el aumento de peso, lo cual es una desgracia para muchos diabéticos.

El director ejecutivo de Oramed, Nadav Kidron, dijo: “Creemos que la gran eficacia demostrada al tratar a los pacientes con una dosis más baja demuestra aún más el potencial de ORMD-0801 como una solución de insulina oral segura, no invasiva y eficaz para los millones de personas que sufren de diabetes en todo el mundo”. “Hasta ahora en nuestros ensayos clínicos no hemos visto aumento de peso asociado normalmente con la insulina inyectada”, señaló.

La píldora Oramed marca la culminación de tres décadas de investigación en el Hospital Hadassah de Jerusalem, para superar los problemas inherentes a la administración oral de insulina.

Cuando se ingiere oralmente, las proteínas de la hormona se descomponen en el estómago antes de que pueda tener algún efecto en el cuerpo.

MB/RJ

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni