Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Denuncian antisemitismo en la academia del entrenador del tenista ruso Daniil Medvedev

Un adolescente tenista de gran futuro deportivo le comunicó a su entrenador que debía ausentarse los días correspondientes a la festividad judía de Yom Kippur (Día del Perdón) por ende, no entrenaría tal como indica la religión en una fecha tan sagrada. Para su sorpresa, la respuesta que recibió no solo fue de burla y negativa, sino el hostigamiento de la academia de alto rendimiento Elite Tennis Center, en la ciudad de Cannes, Francia.

Este hecho que podría suponer una historia de otras épocas, ocurrió en 2019 y ocasionó un litigio judicial entre las partes a causa de la nefasta discriminación religiosa por parte del entrenador, quien actualmente comanda los destinos de Daniil Mevdedev, el 5to. mejor jugador del mundo de acuerdo al último ranking de la Asociación de Tenis Profesional.

Los padres del joven, iniciaron una demanda el pasado 21 de enero de 2020, contra los fundadores del Club, Jean-René Lisnard y Gilles Cervara, este último, actual entrenador del ruso Medvedev.

David Rebibou, abogado defensor del caso, explicó vía correo electrónico que la acción legal obedece a la postura unilateral de Lisnard e intercambios de correos electrónicos y mensajes contradictorios a través de la red social Whatsapp.

La historia comenzó el 9 de octubre de 2019, cuando Lisnard, el mencionado entrenador, recibió la solicitud del menor para ausentarse de los entrenamientos por la festividad judía que entonces se celebró del 8 al 9 de octubre de 2019.

En el mensaje de chat que el menor envía argumentaba que el día era el más sagrado del calendario judío y según las costumbres debía abstenerse a realizar entrenamiento físico. También que su inasistencia era una petición de su padre.

La respuesta del entrenador, no solo fue negativa sino polémica, al cuestionar con la frase “¿está prohibido por quién?”, seguido de ignorar el resto de argumentos e intentar persuadir al menor en hacer lo contrario, sin lograrlo.

El 15 de noviembre, Lisnard envía una carta vía correo electrónico, al padre del adolescente, con el reconocimiento de que el chico encaja bien con el grupo, pero a la vez, da críticas sutiles acerca del rendimiento técnico y físico del tenista.

También que el joven tenía dificultad para cumplir las reglas del lugar y las “vacaciones” que se había impuesto afectaba la programación de la práctica de alto rendimiento.

Agregó que para el funcionamiento del centro no se permitían flexibilidades, sin excepción alguna, ni que los padres intervinieran en los entrenamientos.

La respuesta de la familia no se hizo esperar y por la misma vía manifestó que las acusaciones eran falsas refiriéndose al supuesto incumplimiento de las reglas de la academia, pues se trataba de la primera ausencia y el único día en que el muchacho incumplía con el horario.

Las explicaciones fueron aceptadas por Gilles Cervara más no por Lisnard, quien tomó una postura más radical e incendiaria, según el padre del menor.

La familia mencionó en otra comunicación privada, que escuelas y centros educativos de todo el mundo respetaban la fe de las personas, por lo que esperaban lo mismo de la academia.

Sin embargo, el Club tomó una postura definitiva el 23 de noviembre cuando dio aviso de que el menor ya no era parte del proceso, ni de la filosofía que requería el lugar.

Asimismo, que las fiestas religiosas cortaban la continuidad de la formación y por primera vez se afirmaba que la actitud del estudiante no era buena dentro ni fuera de la cancha.

Para entonces, los afectados intentaron dialogar con Cervara, quien mostró preocupación por el caso, sin embargo, la respuesta de Lisnard fue que el caso se trataría a través de su abogado.

El Ministerio Público de la localidad de Grasse ya solicitó documentos adicionales, así como los mensajes de texto al inglés. Mientras que los Servicios de Policía realizan las investigaciones y audiencias correspondientes.

“Se busca una compensación simbólica por los hechos con los cuales se estigmatiza con comentarios racistas y antisemitas”.

Hasta entonces, ni la academia, ni la defensa de Lisnard y Cervara, han respondido a la acción legal, según Rebibou. Además ignora si la discriminación cometida ya es del conocimiento del jugador Medvedev u otros conocidos tenistas como Varvara Gracheva, quienes tienen relación directa con Elite Tennis Center y sus fundadores.

Yom Kippur es el día más sagrado del calendario judío, un día completo de plegaria, ayuno y trabajo espiritual, donde la abstención de todo trabajo y tarea mundana es dejado de lado.

 

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

1 Comentario

  • Anónimo
    Anónimo

    algo paso con el peque Schwartzman, porque el peque declaro que no quiere ni saludarlo.

    Responder
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni