Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Reinventarse musicalmente en épocas de pandemia

Durante este tiempo de pandemia, el rubro artístico fue uno de los más afectados, pero muchos de los artistas han encontrado la posibilidad de seguir creando y buscar otros formatos. Hoy conversamos con Juan Grabina y Joni Strugo, integrantes de la banda El Guapo.

Responde Juan que tocan juntos hace muchos años, “formamos parte de la Kosher Nostra, que es un grupo de música judía; nos conocemos desde la secundaria, estuvimos en un montón de bandas y el año pasado nos mudamos a una casa que en la puerta de entrada tenía el nombre El Guapo. En esa casa armamos nuestro estudio. En este año de cuarentena, en que los shows en vivo se cayeron todos, nos pusimos a componer canciones, a escribir a full”.

Como muchos artistas, esta dupla debió reinventarse para encontrar su espacio entre la incertidumbre dejada por la pandemia. Los músicos cuentan que al proyecto de estas canciones le dieron el nombre de la casa, El Guapo, y la intención fue realizar una fusión de músicas. “La idea es que no existen fronteras. Me parece que es algo que está pasando mucho también en general, pues estamos en un mundo donde la música se comparte, está absolutamente globalizada y tenemos acceso a la de África, de Medio Oriente, de América Latina, Estados Unidos, en resumen, de todos lados; y de alguna manera nosotros aportamos lo que veníamos haciendo y le sumamos todo ese bagaje, con la idea también de plasmar eso en nuestra propia música”.

“La investigación -agrega- partió del gusto personal, por lo menos en mi caso escucho música naturalmente, busco también en Spotify y las redes sociales actualmente te van linkeando con música relacionada y a partir de ahí voy descubriendo artistas nuevos que me gustan, me interesan y que me generan ganas de acercarme a ese estilo musical. No es una cosa forzada, sino que surge naturalmente a partir de un gusto personal.

En relación a lo que ocurre cuando uno encuentra estos temas, dice Joni: “Mi experiencia personal, la que tuve el año pasado, en una gira de 3 meses por Europa con otro grupo que se llama La Fanfarria del Capitán recorrimos bastante el este europeo, fuimos a muchos festivales de música del mundo y yo antes había hecho un viaje por Marruecos y Turquía, pues siempre me gustó la música de Medio Oriente y también estudié la latinoamericana. Me compré un montón instrumentos en todos lados, investigué, conocí bandas, le pregunté a gente local, a grupos, me puse a escuchar y un poco la experimentación fue por ahí, porque te va gustando, atrayendo y empezás a pensar cómo puedo mezclar este tamborcito que me compré en Marruecos con este otro que es de Cuba.

Joni, el percusionista del grupo, asegura que “en realidad hay mucha conexión con los tambores más antiguos, como por ejemplo uno que se llama bendir, que es de Medio Oriente. Vos ves que se desarrolló primero pues ya figura en la Biblia como uno de los instrumentos de percusión más antiguos y después el Imperio Otomano lo divulgó por África, lo ves en Marruecos, uno muy parecido en Turquía; y, al mismo tiempo, otro muy similar en Portugal y otro en Brasil, que es el pandeiro brasilero que nosotros conocemos”. Entonces te vas dando cuenta que somos todos diferentes; pero iguales en algún punto, porque la percusión es lo natural en todas las culturas. Con los tambores de Cuba se ve un desarrollo de los que estaban en África, que los esclavos no pudieron traer a América y hacían, con lo que podían, algo parecido a lo que recordaban

En cuento a cantar en otros idiomas, por los problemas de pronunciación y de maticas, dijo Joni “en ese sentido soy un poco caradura, en el buen sentido, porque me gusta jugármela y si tengo que cantar una canción en francés.
por más que yo sepa que no tengo un francés perfecto lo hago igual, porque me gusta la riqueza que tiene la sonoridad de cada idioma, me parece que eso aporta también a la música, pues suena muy distinto si la personalidad del que está cantando es diferente o sí está cantando en un idioma o en otro”.

Agrega Juan que “la canción del vídeo, Barquito de Sal, tiene una mezcla de español con idish y me pasó que al hacerla yo sentía que eran dos personas distintas las que cantaban, pues el español es mucho más suave en su sonoridad que el idish, entonces cuando cantaba en idish sentía que el personaje tenía directamente otra personalidad, me parece que esa riqueza te la da el hecho de cantar en distintos idiomas. En cuanto señaló que “Barquito de Sal, que es la primera canción que hicimos con este proyecto, la hicimos entre los dos, fue en principio una idea de Joni y después entre los juntos hicimos el arreglo y la letra. Realmente, en plena cuarentena estricta fue un entretenimiento, al principio hablamos con amigos violinistas, chelitas, bajista, gente que se copara con grabar y esto también se conecta con lo que decía antes de la facilidad actual de decirle a un pibe que vive en España “che tengo esta canción te copa grabar un chelo”, qué te diga que sí y te lo mande al día siguiente. Por eso además de ser la primera canción del proyecto fue un aprendizaje y personalmente también fue la primera canción que yo escribí y canté en idish, que es un idioma que me toca de cerca porque mi mamá Zulema Benveniste es una cantante que lo emplea. Tiene una muy linda animación que hizo Caetano Avon. Un amigo que se pasó, porque es una de las cosas atractivas del video, con técnicas muy complejas, porque llevan mucho tiempo, son todas fotos el y video está hecho con el celular, esto hay que destacarlo porque a veces te arreglas con lo que tenes a mano. Son un montón dibujos que hizo el, a los que fotografió con el celular a razón de 20 fotos por segundo, hace la cuenta de los miles y miles de fotos que sacó el pibe y aparte bueno todo su arte de dibujar, recortar y un emplear un montón de técnicas

“Con el festival de Música Judía de San Pablo, dice Joni, tenemos una linda historia, fuimos a tocar varias veces, la primera fue en 2015 con un grupo que teníamos en ese momento, después fuimos acompañando a Zulema, la mamá de Juan. Participar fue buenísimo y nos dieron el premio al Artista Revelación, que es un honor porque participó gente muy grosa. El tema que estamos lanzando, Barquitos de Sal, se puede ver en Youtube, buscando por el título o por El Guapo, que es el nombre de la banda; también se lo puede encontrar en spotify. En estas dos redes sociales vamos a ir publicando todo lo nuevo que vayamos sacando. El mes que viene seguramente haremos otro tema, así que si se suscriben, van recibir toda la información.

MB/RJ
Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni