Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Escuelas ortodoxas en áreas de alta infección reabren en violación de las reglas

Cientos de escuelas primarias ultraortodoxas con decenas de miles de estudiantes abrieron el domingo por la mañana en abierto desafío a las restricciones gubernamentales.

Las instituciones educativas para niños en los grados 1-8, la mayoría de las cuales están ubicadas en zonas designadas como “rojas” con altas tasas de infección, reabrieron en una rebelión a gran escala contra el gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu, y algunos residentes de Bnei Brak expresaron su furia hacia el primer ministro y diciendo que se unirán a protestas generalizadas pidiéndole que dimita.

Varios políticos, incluidos dos ministros del gobierno, pidieron que cualquier institución que desobedeciera las reglas perdiera su financiamiento público.

Israel comenzó el domingo a aliviar un cierre de un mes que ha logrado frenar las tasas de infección descontroladas, pero cerró gran parte de la economía y paralizó muchos aspectos de la vida de muchas personas. Los funcionarios han expresado temores de que la presión para reabrir rápidamente escuelas y negocios lleve a una repetición del surgimiento caótico de su primer cierre en mayo, ampliamente acusado de allanar el camino para el aumento de nuevos casos de COVID-19 en agosto y septiembre.

Si bien los jardines de infancia y preescolares reabrieron en todo el país en todas las ciudades y comunidades el domingo, se ordenó que las escuelas permanezcan cerradas por el momento.

El rabino Jaim Kanievsky, uno de los principales rabinos de la comunidad ultraortodoxa lituana no jasídica en Israel, había ordenado previamente que las escuelas para niños del sistema Haredi Talmud Torá reabrieran el domingo, a pesar de las reglas que prohíben el funcionamiento de las escuelas desde el primer grado en adelante. Kanievsky, quien está infectado con el coronavirus, pidió el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social y un número limitado de alumnos por aula, según el sitio de noticias Ynet.

Muchas de las escuelas ultraortodoxas que reabrieron el domingo se encontraban en puntos calientes de virus, que actualmente incluyen Bnei Brak al sur de la calle Jabotinsky, Beitar Illit, Modiin Illit, Elad, la ciudad norteña de Rechasim y los barrios de Ramat Shlomo, Ramat Eshkol en Jerusalén. , Maalot Dafna y Kiryat Mattersdorf.

El primer ministro Benjamin Netanyahu suplicó el sábado por la noche a los ultraortodoxos que no reabrieran las escuelas.

“La Torá santifica la vida y [hacer] esto pone en peligro la vida”, dijo.

El alto funcionario encargado de liderar la respuesta de Israel al coronavirus advirtió el sábado por la noche contra la complacencia y también instó a las comunidades ultraortodoxas a no abrir escuelas. Hablando en un discurso televisado, Ronni Gamzu emitió una advertencia específica a la comunidad haredi.

“Abrir el sistema educativo violando las regulaciones es peligroso y contra la ley”, dijo.

Sin embargo, esa súplica no ayudó. Las instituciones que se abrieron violando las reglas pertenecen a las principales sectas haredi, no solo a las facciones extremistas que normalmente desobedecen las instrucciones y chocan con las autoridades.

Se vio a niños y adolescentes, niños y niñas, jasídicos y lituanos regresando a sus ieshivá en Bnei Brak, Modiin Illit, Beitar Illit y áreas de alta infección en Jerusalén. Canal 12 estimó que unos 40.000 niños iban a la escuela incumpliendo las reglas.

Las instituciones pertenecientes a la comunidad ultraortodoxa sefardí permanecieron cerradas, al igual que las pertenecientes a algunas sectas jasídicas importantes como Gur.

Los agentes de policía fueron vistos fuera de algunas instituciones que reabrieron, pero en algunos casos no parecieron tomar ninguna medida.

La Policía de Israel dijo que tres directores de instituciones educativas en Modiin Illit y Beitar Illit que abrieron en violación de las reglas habían recibido una multa de 5.000 NIS (1.480 dólares) cada uno, y que dos directores más fueron citados a la estación de policía para recibir multas.

El comunicado dijo que la policía había ordenado a los directores cerrar sus escuelas y enviar a los estudiantes de regreso a casa, y agregó que también se estaban manteniendo conversaciones con los alcaldes y los principales rabinos de esas ciudades.

La policía dijo que los agentes habían rescatado a un grupo de periodistas que estaban rodeados mientras filmaban las escuelas abiertas, con decenas de jóvenes maldiciéndolos y arrojando piedras y huevos a su automóvil.

Un reportero de las noticias del Canal 12 publicó imágenes del incidente en Beitar Illit, acusando a la policía de decirle que su cobertura mediática era una provocación y ordenándole que se fuera.

Por DF/RJ
Con información de JP

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni