Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

“Es el primer fallo en que una agrupación completa es condenada”

La Cámara Federal de Casación Penal confirmó la condena para los miembros de una banda neonazi de Mar del Plata.
El doctor Alejandro Broitman se refirió a la causa, al proceso y a la historia de esta agrupación que operaba en esa ciudad bonaerense.

El abogado comenzó relatando que, en Mar del Plata poco a poco, se había ido formando una agrupación neonazi liderada por un tal Carlos Pampillón, que respondía a los servicios de Alejandro Biondini. Ese grupo comenzó a hacer tareas de entrenamiento, de combate, de guerrilla urbana. Comenzaron a atacar objetivos “sumamente caros para nuestra sociedad pero que para ellos sí reunían las condiciones para ser atacados”, y que de a poco fueron diezmando la tranquilidad de Mar del Plata: Atacaban homosexuales, travestis, personas de nacionalidad boliviana, “a todo aquel que fuera diferente”. Realizaban pintadas y todo tipo de acciones violentas.

“Llegó el momento, a causa de las denuncias, en que tuvo que intervenir la Justicia”, indicó Broitman. Y contó que el grupo más importante era “Bandera Negra” cuya gran cúpula se desarticuló, al igual que los dos grupos de choque que tenían, y que los mismos se hallaban en momento de la detención, preparando acciones para otros lugares del país.
“Es el primer fallo en que una agrupación completa es condenada”, subrayó Broitman. Y “no distintas personas con ideología nazi, que a partir de ello realizan crímenes de lesa humanidad”. Señaló que, en este caso, se trataba de un grupo con una ideología tendiente a cometer todo tipo de delitos, abogando la superioridad de la raza, exteriorizando su xenofobia, realizando actos violentos vinculados con todo lo que fue el nazismo.

“Desde Daia, en la anterior gestión decidimos combatir esto, porque teníamos entendido que el fiscal de la causa no quería acusarlos”, cuenta el abogado. Y recordó que él mismo junto a dos letrados más, pudieron demostrar en el debate que “las imágenes valen más que mil palabras”, y lo que hicieron fue presentar gigantografías donde se exaltaban las esvásticas, en las que se veía hacer honor al saludo nazi,  que mostraban los heridos que dejaban los ataques. Ello provocó un gran desagrado en el recinto y de ese modo, merced a las pruebas que pudieron reunir, lograron llevar a la condena “ejemplar y primera en el mundo” de una agrupación neonazi.

Dado que la condena para este tipo de delitos es de entre cuatro y nueve años, la pregunta que surge es lo que podría llegar a pasar cuando estas personas, en general jóvenes, queden en libertad, por lo que Broitman respondió: “Yo ya no estoy en Daia y no sé de qué modo están pensando en acciones a seguir, pero estimo que deberían”. Y argumentó, citando el caso de uno de los detenidos, un menor, que “fue sometido a tratamiento psicológico” y del que se tiene información que ingresó a las filas de la Policía de la Provincia, y “ahí tenemos una persona armada de ideología nazi”, sentenció.

Indicó que este es un tema  en el que hay que poner mucho cuidado, y agradece la difusión de estas acciones porque “no se puede bajar la guardia”. Dijo que es constante el pedido de prisión domiciliaria, y que ya se les fueron otorgadas a dos de los condenados. Opinó que la cuarentena desvió muchas cosas que no debería haber desviado, y que hay que tratar de estar en las cosas fundamentales, que el periodismo sin ninguna duda lo está, y acompaña, y que espera que los dirigentes estén a la altura de las circunstancias, que son los que deben llevar a cabo las acciones.

Por último, reafirmó su compromiso como dirigente y como letrado, para tratar siempre de preservar la tranquilidad de la comunidad, y que espera que “estas personas cumplan toda su condena en prisión”.

Por CL/RJ
Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni