Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

El conflicto en el Cáucaso y más allá

Asistimos a un nuevo episodio del enfrentamiento entre Armenia y Azerbaiyán, dos países con disputas territoriales desde fines de los años ochenta, y que pone de relieve la inestabilidad del espacio post-soviético, que a su vez heredó conflictos internos del antiguo Imperio Ruso. En el caso del Cáucaso, intervienen varios vecinos de gran peso, como la Federación Rusa, Turquía y la República Islámica de Irán, así como la influencia más débil de la Unión Europea y Estados Unidos.
La situación de este nuevo choque militar es confusa y la información viene teñida por las deformaciones que agregan cada uno de los participantes. En Nagorno-Karabaj, enclave armenio en territorio de Azerbaiyán y que está rodeado por zonas ocupadas por las fuerzas armadas armenias desde 1992 y 1993, existe el gobierno de una autoproclamada república que sólo es reconocida por Armenia, ya que es desconocida como sujeto de derecho internacional por el resto de los países.
En esta guerra local, se cruzan los intereses de los actores externos: la Federación Rusa, aliada de Armenia, forman parte de la Organización del Tratado para la Seguridad Colectiva. Turquía, a su vez, apoya a Azerbaiyán, no sólo por su común origen étnico de carácter túrquico, sino también en contraposición a Armenia y la Federación Rusa. En este contexto, el gobierno de Armenia ha buscado involucrar al presidente Vladímir Putin en su favor, pero lo cierto es que el mandatario ruso está más preocupado por dos países que son vecinos inmediatos a su país, como Bielorrusia y Ucrania. En octubre, en territorio de Bielorrusia se realizarán ejercicios militares conjuntos de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva –que busca ser la contracara de la OTAN-, una señal clara de que es prioridad mantener a Lukashenko en el poder, con el objetivo de anexar posteriormente a ese país a la Federación Rusa.
Región de complejidad abrumadora, el sur del Cáucaso no ha estado presente en las preocupaciones internacionales de los últimos años, y las negociaciones diplomáticas que viene llevando adelante el Grupo de Minsk –formado por Rusia, Estados Unidos y Francia-, están empantanadas hace tiempo, sin ninguna solución a la vista. La pandemia del covid-19 no ha hecho más que agravar una situación tensa, inflamando pasiones nacionalistas en un área en donde se hablan más de treinta lenguas, coexisten distintas creencias religiosas, y que es la frontera de varias cosmovisiones y culturas.

Por Ricardo Lopez Gottig.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni