-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea - Rabino Marcelo Kormis U$500 - En memoria del Juez Simón Kupchik Z.L, Simja leíble Ben Asher Zelig Z.L, Fanny Shajris de Spak, Feiga bat Guershon Z.l. y Kowa Spak, Yaacov ben Leizer Z.L U$240 -

Amigo de Ana Frank coloca la primera piedra del monumento más nuevo del Holocausto en Ámsterdam

Para un sobreviviente del Holocausto de 91 años y amigo de la renombrada escritora adolescente Ana Frank, colocar el primer ladrillo para un nuevo monumento a las víctimas del genocidio fue un “momento especial”.

“Estoy satisfecho de que finalmente esté sucediendo”, dijo Jacqueline van Maarsen a la agencia de noticias ANP el miércoles con el lanzamiento del Monumento a los Nombres.

Van Maarsen estaba entre varias docenas de personas, incluidos otros sobrevivientes del Holocausto, que se reunieron en Ámsterdam para colocar la primera parte del edificio, que está diseñado para tener alrededor de 102,000 ladrillos, uno con el nombre de cada una de las víctimas identificadas de la Shoah en los Países Bajos.

Se espera que la construcción del monumento, la última fase de un proyecto que comenzó en 2006, demore al menos un año y costará 15 millones de euros, unos 17,4 millones de dólares. El gobierno holandés proporcionará más de la mitad de la financiación, y el resto lo aportará el municipio y donantes privados, incluido van Maarsen, que aportó 50.000 euros, unos 58.000 dólares.

Amsterdam tiene múltiples monumentos para las víctimas del Holocausto.

El ladrillo colocado por van Maarsen lleva el nombre de Dina Frankenhuis, una secretaria que fue asesinada por los nazis y sus colaboradores en 1943 en el campo de exterminio de Sobibor en la Polonia ocupada. Tenía 20 años.

“Estoy satisfecho de que finalmente esté sucediendo”, dijo van Maarsen, cuyo padre era judío. “Es un hermoso diseño con todos los nombres”.

Su familia sobrevivió a la guerra porque la madre de van Maarsen era cristiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni