Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

“El memorando podría no haber hecho caer las circulares rojas, pero seguro suspenderlas”

El profesor Luis Fuensalida es exdirector de la delegación argentina de Interpol. Por ello lo consultamos sobre la advertencia que hizo el organismo, sobre que Ronald Noble no podría declarar sin el aval del mismo, pues aparentemente aún retirado la relación persiste.

Dijo el profesor: “El tema no es la relación en sí, sino las garantías e inmunidades que puede tener por el hecho de haber pertenecido a Interpol. Cuando se firma el Tratado del acuerdo entre Interpol y el estado francés, en la década del ’50, de las cosas que se establecen y que después todos los países miembros han aceptado, es el tema de la inmunidad con jurisdicción que tiene Interpol. Mientras el Secretario General esté en funciones, es clarísimo que goza de inmunidades con relación a causas civiles o penales. Esto lo establece el artículo 30 del Estatuto de Interpol, pero no especifica si se prolonga una vez cesadas las funciones; pero lo que hay que tener en cuenta es la voluntad de Noble. En febrero del año pasado, 2019, dijo que nunca solicitó inmunidad, pues no la necesitaba para declarar”. Es decir,  “que aunque el organismo no le dé su aval para declarar, pues tiene la facultad de negarlo, puede hacerlo si la persona renuncia voluntariamente al beneficio de la inmunidad. Ahora bien, veamos lo que significa lo que Interpol le ha hecho llegar a la Justicia argentina. Eso quiere decir que se debería enviar un oficio donde se establezcan los fundamentos del pedido declaración y el cuestionario, algo similar a cuando la justicia ordinaria le solicita una declaración a un senador o a un diputado que goza de inmunidad.

El tema -agrega el profesor- es que “se contraponen la categoría y la calificación de su declaración, porque por un lado, aparentemente, lo que está pidiendo el tribunal es una declaración testimonial que fue solicitada por la defensa de Carlos Zanini y compañía, pero en este tipo de declaración uno tiene la obligación de decir verdad; de lo contrario puede ser procesado por falso testimonio, pero por otra parte Noble está citado a prestar declaración indagatoria en la querella por la causa del Memorando, pues la misma, considera que podría estar incurso en el delito de encubrimiento del delito ‘traición a la patria’. El tema es que tendríamos que ver si el memorando hacía caer o no las circulares rojas. Lo cierto es que de cualquier manera, las podía dar por suspendidas. Pero la cuestión en sí es que el Memorando es inconstitucional, pues desde mi punto de vista hay una infracción al artículo 109 de la Constitución por parte del gobierno de Cristina Kirchner, porque es muy claro cuando dice que en ningún caso el Presidente de la Nación puede ejercer funciones judiciales ni arrogarse el conocimiento de causas pendientes. Hay jurisprudencia que dice que el artículo 109 protege la garantía del juez natural y por otro lado, le niega al Presidente e incluso al Congreso, atribuciones que son propias del Poder Judicial”.

“Entonces, con respecto al Memorando con Irán, las posiciones que se pueden adoptar son que era bueno para solucionar el tema de los iraníes; o que era malo y no iba a ayudar en nada al esclarecimiento de la causa. Se puede decir que era constitucional, porque fue aprobado por el Congreso, por ambas cámaras; o decir que era inconstitucional, más allá de la aprobación parlamentaria, porque está viciado de nulidad por infringir el artículo 109 de la Constitución Nacional. En lo que a mí respecta,  quiero dejar bien en claro que considero lo siguiente: El Memorando podría, (hablo en forma potencial), no haber hecho caer las circulares rojas, pero seguro que las pudo suspender, como ya lo había hecho la Secretaría General, a cargo de Noble, en septiembre del 2004, para esperar la sentencia del Tribunal Oral Federal que juzgaba a Telleldin y compañía. Entonces, si bien uno puede decir que el Memorando de por sí.  no hacía caer las circulares hojas, sí podría propiciar su suspensión, hasta que ese famoso cuerpo que se iba a formar, la “Comisión de la Verdad” llegara a un veredicto. Hoy están vigentes pero con un anexo que aclara a los países miembros que hay una negociación en curso, la que en realidad ya no existe”; finalizó el extitular de la delegación argentina en Interpol.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni