Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

A 100 años de la creación de la radio, recordamos al “Edison Judío”, el gran Emile Berliner

Fue un inventor germano-estadounidense, de origen judío, entre cuyos logros podemos contar la invención del transmisor telefónico, del gramófono, de los discos de vinilo así como del precursor del micrófono. También dedicó gran parte de su fortuna en ayudar a reducir la mortalidad infantil. Fundó la compañía Berliner Gramophone, la Gramophone Company, la Deutsche Grammophon y la Berliner Gram-o-phone Company of Canada.

Berliner nació en Hanover, Alemania, en 1851, en el seno de una familia de comerciantes judíos. Como el resto de su familia se dedicó al comercio aunque su verdadero pasatiempo era la invención. Para evitar ser reclutado para la Guerra Franco-Prusiana, Berliner emigró a los Estados Unidos de América en 1870 con un amigo de su padre, en cuya tienda trabajaba en Washington, D.C. Se mudó a Nueva York y, viviendo de trabajos temporales estudiaba física por la noche en el Cooper Union Institute.

Después de algún tiempo se interesó en la nueva tecnología de audio del teléfono y el fonógrafo, e inventó un transmisor telefónico mejorado (uno de los primeros tipos de micrófonos). La patente fue adquirida por la compañía telefónica Bell. En Estados Unidos, Thomas Edison y Berliner lucharon una larga batalla legal por los derechos de patente. Pero el 27 de febrero de 1901, el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos declaró nula la patente y otorgó a Edison los derechos completos a la invención, declarando que “Edison precedió a Berliner en la transmisión del habla … El uso de carbono en un transmisor es, más allá de toda controversia la invención de Edison” y la patente de Berliner se declaró inválida.

Posteriormente, Berliner se mudó a Boston en 1877 y trabajó para Bell Telephone hasta 1883, cuando regresó a Washington y se estableció como investigador privado. Emile Berliner se convirtió en ciudadano de los Estados Unidos en 1881. Berliner también inventó lo que probablemente fue el primer motor de avión (1908), un helicóptero (1919) y los parlantes acústicos (1920).

En 1886, Berliner comenzó a experimentar con métodos de grabación de sonido. Se le otorgó una patente por lo que llamó “Gramófono” en 1887. El gramófono grava a el sonido utilizando un lápiz óptico que trazaba una línea en una superficie cilíndrica giratoria cubierta con un material opaco como el negro de carbón. Posteriormente se fijaba ese “dibujo” con barniz y se usaba para copiar un surco igual en la superficie de un cilindro de reproducción, esta vez de metal. En la práctica, Berliner optó por el formato de disco, lo que hizo que el paso de fotograbado fuera mucho menos difícil y ofreció la posibilidad de realizar múltiples copias del resultado mediante un proceso más simple, como la electrotipificación, el moldeado o el sellado.

En 1888, Berliner estaba usando un método de grabación más directo, en el que el lápiz trazaba una línea a través de un recubrimiento muy fino de cera en un disco de zinc.
En 1890, un licenciatario berlinés en Alemania comenzó a fabricar el gramófono de Berliner como un juguete con discos de goma dura de cinco pulgadas (réplicas de discos grabados de zinc), pero debido a que las patentes estadounidenses clave aún estaban pendientes, solo se vendieron en Europa.

Berliner quiso que su gramófono fuera más que un simple juguete, y en 1894 persuadió a un grupo de empresarios para que invirtieran $ 25,000, con los que comenzó la compañía de gramófono de los Estados Unidos.

Comenzó a comercializar discos de siete pulgadas y un gramófono más considerable, que sin embargo, seguía siendo propulsado a mano como la máquina de juguete pequeña.
La dificultad de usar los primeros gramófonos accionados a mano fue hacer que el plato giratorio girara a una velocidad aceptable y constante mientras se reproduce un disco. Más tarde le agregaron un motor de resorte de cuerda adecuado y económico para el gramófono. La empresa estadounidense Berliner Gramophone Company cerró en 1900 y Berliner se mudó a Canadá. El 2 de enero de 1900, Berliner comienza a fabricar en Montreal los discos de siete pulgadas de un solo lado o sencillos, la empresa pasó a llamarse Berliner Gram-O-phone Company.

El 16 de julio de 1900, Berliner registró el logotipo de su compañía: un perro escuchando un gramófono. En 1924, la compañía fue comprada por Victor Talking Machine Company, la cual en 1929 pasó a llamarse RCA Victor, tras ser adquirida por Radio Corporation of America (RCA).

Después de varias maniobras legales, la empresa Victor Talking Machine Company fue fundada oficialmente por Eldridge Johnson en 1901 y el nombre comercial “Gramophone” se abandonó de forma total y permanente en los Estados Unidos, aunque su uso continuó en otros lugares. La Berliner Gramophone Company de Canadá se fundó el 8 de abril de 1904 y se reorganizó como la Berliner Gramophone Company en 1909 en el distrito Saint Henri de Montreal.

Berliner también creó los prototipos del micrófono y el transformador, los dos mecanismos básicos para la comunicación electrónica, además de construir un micrófono de transmisor de carbono y un transmisor de diagrama de hierro. En esa época, el micrófono tenía el problema de la pérdida de fuerza de la corriente eléctrica en la distancia; Berliner logró solucionar el problema añadiéndole una bobina de inducción al transmisor con corriente continua.

Estos dos inventos fueron aplicados a la transmisión electrónica del sonido y con el tiempo dio el impulso definitivo al aparato inventado por Alexander Graham Bell. Por esta razón, se puede decir que Berliner fue el inventor del teléfono tal como ahora lo conocemos: la patente sobre el transformador le fue otorgada en enero de 1878. La lucha por la paternidad del invento con la Western Union fue enconada, pero los tribunales norteamericanos dictaron que el inventor de ese nuevo tipo de telefonía era Berliner.

En 1881 volvió a Alemania y, junto a su hermano Joseph, fundó la Telephon-Fabrik Berliner, con ramas en Viena, Berlín, Budapest, Londres y París. Tras su paso por su país natal, regresó a Washington en 1883, donde resumió sus investigaciones independientes sobre la reproducción mecánica del sonido. Berliner no se basó en copias de los inventos de la época, sino que resolvió los defectos de aquellos creando nuevos materiales de reproducción.

Otra gran aportación suya fue el perfeccionamiento del fonógrafo. Como en los anteriores casos, era una forma más evolucionada de las investigaciones de otros inventores como Edison, que había patentado el primer fonógrafo en 1877. Berliner apostó por el disco de plato (lo que conocemos como disco de vinilo) , ya que era más fácil de imprimir y de más preciso corte que los cilindros, el sistema habitual. Buscaba, ante todo, materiales más duraderos y ligeros, razón por la que, con la invención de los discos, la reproducción del sonido tomaba una gran potencialidad comercial.

Los otros inventos de Berliner incluyen un nuevo tipo de telar para la producción masiva de telas; una baldosa acústica; y una versión temprana del helicóptero. Según un informe del 1 de julio de 1909 en The New York Times, un helicóptero construido por Berliner y J. Newton Williams de Derby, Connecticut, había levantado a su operador (Williams) “del suelo en tres ocasiones” en el laboratorio de Berliner en el Barrio de Brightwood de Washington, DC.

Entre 1907 y 1926, Berliner se dedicó a mejorar las tecnologías de vuelo vertical a través del desarrollo de un motor rotativo ligero, que mejoró durante los años 1910 y 1920. Sus descubrimientos le permitieron alejarse de los pesados ​​motores en línea a modelos rotativos más ligeros, lo que llevó a la invención de un motor rotativo de 6 hp para mejorar el vuelo vertical. Fueron estos experimentos los que llevaron a la creación formal de la Gyro Motor Company en 1909. El edificio utilizado para estas operaciones existe en 774 Girard Street, NW, Washington DC, donde su fachada principal se encuentra en el callejón Fairmont-Girard.

Para 1910, mientras seguía avanzando en el vuelo vertical, Berliner experimentó con el uso de un rotor de cola montado verticalmente para contrarrestar el par en su diseño único de rotor principal. Y fue esta configuración la que llevó al desarrollo mecánico de helicópteros prácticos de la década de 1940.

El 16 de julio de 1922, Berliner y su hijo, Henry, demostraron un helicóptero de trabajo para el ejército de los Estados Unidos. Henry se desilusionó con los helicópteros en 1925, y en 1926 fundó la Berliner Aircraft Company, que se fusionó para convertirse en Berliner-Joyce Aircraft en 1929.

Berliner, quien sufrió una crisis nerviosa en 1914, también fue activo en la promoción de mejoras en la salud pública y el saneamiento. También abogó por la igualdad de las mujeres y, en 1908, estableció el programa de becas, Sarah Berliner Research Fellowship, en honor a su madre. Berliner también apoyó y defendió el sionismo.

Fallecimiento Editar
Emile Berliner falleció el 3 de agosto de 1929, a consecuencia de un infarto.

Artículo cedido a Radio Jai por el grupo de Facebook “PERSONALIDADES JUDÍAS DE TODOS LOS TIEMPOS”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni