Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

La historia de “El Martín Pescador”: Cómo pasó de ser un “pibe porteño”, a combatir en una de las unidades especiales del Ejército Israelí

Gabriel Sklar vive en Israel desde su Aliá (inmigración), hace nueve años, y en diálogo con Radio Jai, habló acerca de la aparición de su primer libro, en el que cuenta sus vivencias en su nuevo país, y de “cómo pasó de ser un pibe porteño, a combatir en una de las unidades especiales del Ejército israelí”.

Gabriel llegó a los 21 a Israel y confiesa que no fue nada fácil adaptarse a un país con otras costumbres, y donde las relaciones humanas son diferentes “me llevó uno o dos años entender cuál era la vibra”.
Llegó convencido de un ideal que combinaba sionismo, una búsqueda de significado y la intención de unirse al ejército.

La entrada al ejército también presentó para Sklar algunas dificultades: Estar con chicos de 18 -19 años, cuando él ya contaba con 22, y que él veía como chicos a quienes les” faltaba calle”. Reconoció la diferencia que se da para alguien que viene de otro país, sobre todo de una ciudad tan grande como Buenos Aires, con más experiencia de vida, frente a chicos “muy pibes”, no solo por la edad, pero dice que “finalmente todo resultó muy bien””.
La unidad del Ejército a la que perteneció Gabriel se llama -en su traducción al español –“Martín Pescador”, que fue el nombre que eligió para su primer libro.

Había llegado a Israel decidido a entrar a una unidad de combate, la mejor que pudiera, eso lo tenía muy claro, no puede decir bien por qué, tal vez porque siempre le gustaron los deportes, le interesó la actividad física, las artes marciales, todo eso lo atraía, y su imagen de soldado israelí siempre fue la de combatiente.
Nunca pensó demasiado en los peligros, en lo que podría pasar, era lo que quería hacer. “Si me venía una pregunta, era filosófica, si elegí lo correcto, nunca pensé en el miedo”. Agradece haber tenido la suerte desde que llegó a Israel, de sentir que no se arrepentía, que no se había equivocado, que había elegido el camino correcto. Vivió situaciones complicadas, las que se pueden contar (las relata en el libro), y las que forman parte del secreto del Ejército.

Su madre es escritora y fue sin duda, una gran influencia a la hora de ponerse a escribir, siempre le interesó la literatura, y ya en la adolescencia comenzó a escribir, hizo cursos de escritura y luego trabajó en un taller literario donde se le despertó la necesidad de hacerlo y la idea de que algún día escribiría un libro.
Sobre “Martín Pescador” dice que esta experiencia, la de sus vivencias en Israel, es una “historia que vale la pena contar”, que no hay nada ficticio en el relato, obviamente desde su mirada; que cuenta cómo fue sintiendo las cosas como inmigrante, en un país de repente frente a situaciones desafiantes, “lo escribí para mí (aunque suene a cliché)”, para contar lo que le había pasado en todos esos años, durante los que nunca había puesto el freno para saber lo que le estaba pasando.

Luego de cinco años de haber pasado en el ejército, decidió viajar por Europa, Asia y Nueva Zelanda, y allí pensó lo que quería  hacer. Decidió estudiar, eligió psicología, y ahora está realizando un título doble en psicología y filosofía, “por ahora me estoy formando”, indicó.

Sklar piensa que su libro podría ayudar a jóvenes que estén interesados en hacer aliá, que la historia en primera persona de alguien que lo hizo, cuya historia es positiva, puede resultar útil; ver que se puede triunfar de algún modo, que “si querés es posible”, enfatizó.

El libro de Gabriel Sklar, “El Martín Pescador”, por ahora se encuentra en Amazon, en formato digital y se necesita bajar la aplicación de Kindle, buscar el libro y bajarlo. Gabriel espera el momento, cuando la pandemia lo permita, para publicarlo en papel en la Argentina.

Por Cita Litvak

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni