Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Israel superó los 90 mil casos de coronavirus pero hay una tendencia a la baja de contagios

En las últimas 24 se registraron más de 1700 nuevos casos de coronavirus en Israel, haciendo que el total de casos supere las 90 mil infecciones desde el inicio de la pandemia. Actualmente, son más de 23 mil los casos activos, de los cuales 377 se encuentran en grave estado. Hasta el momento, el país a lamentado 657 fallecidos.

El ministerio informó que se recibieron más de 26 mil resultados de pruebas de coronavirus, de los cuales el 6,1% fueron positivos. Este porcentaje de resultados positivos ha disminuido constantemente durante la última semana, lo que muestra una tendencia a la baja. Es una buena noticia ya que el gobierno se estaba preparando para un posible bloqueo en caso de que las tasas de infección no bajaran.

Aún así, durante una reunión del gabinete del coronavirus, el jefe del Consejo de Seguridad Nacional, Meir Ben-Shabbat, propuso un nuevo cierre general para detener el brote.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, pidió que se desarrolle un plan dentro de una semana para posiblemente imponer un bloqueo general si las tasas de infección se mantienen altas. Sin embargo, el responsable del coronavirus, Ronni Gamzu, señaló que se trataba de un plan de contingencia solo en caso de emergencia y que no había ninguna intención actual de cerrar la economía.

La jefa del Comité de Coronavirus de la Knesset, supuestamente pidió que se abrieran lugares culturales ya que “la crisis económica y el aislamiento social no son menos graves”. También dijo que no se han cumplido las terribles predicciones de mil pacientes graves en dos semanas si se reabrían gimnasios, restaurantes y piscinas.

Por su parte, el Ministerio de Salud pidió al público que evite ir a la ciudad drusa de Yarka en la Galilea occidental debido a sus altas tasas de infección. El ministro de Defensa, Benny Gantz, aprobó el jueves una convocatoria de 3 mil reservistas para ayudar en los esfuerzos militares de respuesta al coronavirus.

La mayoría de estos reservistas provendrán del Comando del Frente Interior de las Fuerzas de Defensa de Israel, que contiene el recientemente formado “Comando Coronavirus” del ejército, una unidad encargada de realizar investigaciones epidemiológicas y mejorar los esfuerzos del país para identificar y aislar a los portadores de la enfermedad y aquellos con los que pudieron haber estado en contacto.

Sin embargo, una parte clave de los esfuerzos del país para combatir el virus y cortar las cadenas de infección pronto podría recibir un duro golpe después de que un sindicato que representa a los trabajadores en laboratorios financiados por el estado dijo que podría convocar una huelga, lo que podría obstaculizar las pruebas de miles de sospechosos al día. El grupo busca mejores condiciones de trabajo y dijo que se había visto abrumado por la afluencia de pruebas de coronavirus. Pero el Ministerio de Finanzas se ha negado a ceder.

“La crisis con el Tesoro puede llevar a la suspensión de las pruebas de coronavirus y, no menos dramático, a otras pruebas de laboratorio, que paralizarán todo el sistema de salud”, dijo la representante sindical Esther Admon. Al comenzar, los trabajadores de los laboratorios financiados por el estado ganan solo 9 dólares la hora, una cuarta parte de lo que pueden ganar los trabajadores de los laboratorios privados. El sindicato dijo que los bajos salarios hacían imposible atraer trabajadores o mantener a los empleados existentes.

El director general del Ministerio de Salud, Chezy Levy, dijo que aunque espera que haya una disminución en el número de casos de coronavirus en Israel en alrededor de dos semanas, los números no serán lo suficientemente bajos como para que las cadenas de infección se puedan romper de manera efectiva.

En las últimas horas, la reunión del gabinete del coronavirus estableció un conjunto de reglas uniformes. En el futuro, hasta 30 personas pueden reunirse en un espacio abierto. Estas restricciones actualizadas se aplicarían a restaurantes, sinagogas y eventos culturales. Además, los asistentes para personas con discapacidades pueden ser considerados “miembros de la familia” y acompañarlos. Los repartidores pueden llevar entregas a los hogares de personas con discapacidades médicas.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni