-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Abraham Ben Samuel Abulafia, fundador de la “Cabalá profética”

Fue un místico, filósofo y escritor judío. Fue el fundador de la escuela de “Cabalá Profética”. Abulafia escribió poemas, tratados de gramática y libros, incluidos sus influyentes manuales que le enseñan a uno cómo lograr la experiencia profética o mística. Nació en Zaragoza en 1240. Vivió en Tudela y viajó por Tierra Santa en 1260. Luego se instaló en Italia desde donde viajó a Barcelona y a Grecia en 1271 y 1273, respectivamente. En 1280 fue a Roma con el objetivo de convertir al judaísmo al papa Nicolás III. En Sicilia anunció la llegada del Mesías para el año 1290. Entre otras obras escribió Los secretos de la guía, comentarios a la Guía de los Perplejos de Maimónides, considerando la doctrina filosófica derivada de las premisas de dicha obra no contraria a la mística. De hecho, los comentarios tratan de hallar un nexo lógico entre sus propia posición y la de Maimónides.

A partir de 1258 Abulafia visita el Oriente, Grecia e Italia. Es influido por Baruch Togarmi, que escribió una “Clave de la cábala” al Séfer Ietzirá. Desde 1270 de vuelta en España, sufre en Barcelona su primera experiencia de un éxtasis profético.

En los países mediterráneos Abulafia se presentó como el esperado Mesías; afirmaba que la esperanza mesiánica de los judíos se había cumplido con él. Intentó en 1281 convertir al judaísmo al papa Nicolás III. El pontífice, que se encontraba en Soriano, ordenó (según el propio Abulafia en el Sefer ha-Oth) que fuese quemado en las afueras de la ciudad. Sin embargo, Nicolás III, murió la noche antes de la llegada de Abulafia, quien fue liberado después de pasar veintiocho días detenido en el colegio de los franciscanos.
Sus últimos años los pasó viajando por Italia y desde 1291 se pierden sus pasos.

Probablemente murió en Barcelona en 1292.
Abulafia recopiló 26 escritos teóricos, de los que se conservan varios, y 22 obras proféticas. A pesar de ser uno de los grandes místicos y pensadores judíos de Sefarad, su obra no ha sido tan traducida al español como la de otros rabinos del territorio como Maimónides o Nahmánides. De hecho, hasta 2018 sus textos permanecían inéditos en lengua española, hasta la publicación del “Sefer haOth” (o “Libro del signo”) por parte de la Editorial Escuela de Misterios, y del “Or haSejel” (o “La luz del intelecto”) a cargo de Ediciones Obelisco.

Abulafia defendía que el hombre en estado de éxtasis tiene acceso a su ser profundo. Quería popularizar un método de conocimiento místico llamado “Camino de las ideas”. Esta disciplina la completaba el “Camino del Sefiroth”. Sus enseñanzas muestran paralelismos con el yoga y el tantra.
Entre sus discípulos está Josef Gikatilla.

Al enseñar a otros a través de sus manuales cómo lograr la experiencia mística, probablemente Abulafia describió su experiencia. Uno de los textos de Abulafia explica cómo el místico y Lo Divino se unen y cómo el místico pasa a formar parte del “yo” de Dios:

“Si el místico ha sentido el toque divino y percibido su naturaleza … su nombre es como el Nombre de su Maestro [Dios] … porque ahora ya no está separado de su maestro, y he aquí que él es su maestro y su maestro es él ; porque se está adhiriendo tan íntimamente a Dios [aquí se usa el término devekut] que no puede de ninguna manera separarse de él, porque él es. Y así como su Maestro, que está desprendido de toda materia se llama … el conocimiento, el conocedor y lo conocido, todo al mismo tiempo, ya que los tres son uno en Dios: así será él, el individuo exaltado, el maestro de el Nombre exaltado [de Dios], sea llamado intelecto, mientras que él realmente está conociendo; entonces él también es el conocido, como su maestro, y entonces no hay diferencia entre ellos “.

Artículo cedido a Radio Jai por el grupo de Facebook “PERSONALIDADES JUDÍAS DE TODOS LOS TIEMPOS”.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni