-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea - Rabino Marcelo Kormis U$500 - En memoria del Juez Simón Kupchik Z.L, Simja leíble Ben Asher Zelig Z.L, Fanny Shajris de Spak, Feiga bat Guershon Z.l. y Kowa Spak, Yaacov ben Leizer Z.L U$240 -

“En Brasil estamos en el peor momento del coronavirus y la economía está estrangulada”

En los últimos días Brasil superó la cifra de 100 mil muertos por coronavirus. Con más de 3 millones de infectados confirmados desde que inició la pandemia, Brasil se encuentra en el puesto número dos de países con mayor cantidad de enfermos por debajo de Estados Unidos. El periodista Gustavo Guershon desde Brasil, analizó la situación que atraviesa el país.

“El fin de semana hemos superado los 100 mil muertos. Por día, el promedio es entre 1000 y 1300 personas que fallecen. No tenemos ministro de salud, hay uno interino. Tuvimos dos ministros anteriormente durante la pandemia, lo que muestra que el sector de salud no está recibiendo el cuidado suficiente. Lo triste es que tenemos a más de 101 mil familias que no pudieron velar a sus muertos por los protocolos de higiene, no existe la posibilidad de velar porque hay que hacer la sepultura de inmediato”.

“Por otro lado, no se están haciendo los testeos suficientes como para detectar quién está contaminado. Y un tercer factor, que es muy triste, es la corrupción, que no ha tenido pausa durante el coronavirus. Se han comprado respiradores que no servían, se ha desviado dinero que era para los hospitales, se han montado hospitales que costaron fortunas y no fueron utilizados”, explicó el periodista.

“Tenemos un país de más de 200 millones de habitantes. Podríamos decir que estamos en el peor momento del coronavirus y la economía estrangulada ha hecho que en muchas regiones, el comercio fuese liberado, lo que es un tanto contradictorio. También volvió la construcción y ya había vuelto el fútbol”.

“Es muy triste cuando recorres la ciudad y hay muchos lugares tradicionales que han cerrado definitivamente sus puertas. El desempleo es muy alto, el gobierno ayuda a las familias, pero comunicaron que se está acabando esa ayuda. Estaban dando el equivalente a 100 dólares por mes por familia, pero los recursos son escasos”, dijo.

“El gobierno está planteando generar un impuesto por el movimiento bancario. Cuando haces una acción, hay que pagar un porcentaje al gobierno. Es un proyecto que quieren lanzar, pero la población o esta de acuerdo. El gobierno lo encuentra como el único camino tangible para superar la actualidad”.

“En el inicio, Bolsonaro dijo que esto es una ‘gripecita’. Ahora, donde va, lleva cloroquina y todos sus simpatizantes lo aplauden. Está comprobado que con esa droga mucha gente tiene efectos negativos. Se ha invertido mucha plata y no tiene los efectos esperados”.

Con respecto a los desarrollos de vacunas, el periodista dijo que “Brasil firmó con Oxford la compra de más de 100 millones de vacunas. Se han traído vacunas de China que están en la fase experimental. La pregunta es quién va a recibir la vacuna cuando la liberen. También hay un problema con el testeo porque no se hacen los exámenes necesarios para saber quien está y quien no con coronavirus. Los hospitales están con más del 90% de ocupación en las terapias intensivas”.

“Hay un numero grande de recuperados. Los equipos médicos están trabajando muy bien. Hay camas, pero no hay personal entrenado en ventilación. No todos le dan importancia a la cuestión del barbijo. Si hay alcohol en gel en todas partes”.

“Esta semana vuelven los shoppings, los comercios de calle y los restaurantes con horarios reducidos. Hubo una presión muy grande porque la economía está completamente estrangulada. Los que mas sufren son los trabajadores informales, hay mucha gente en la calle pidiendo. La situación es muy triste. También hay una solidaridad muy grande por parte de las instituciones religiosas y ONG, que aportan comida y ropa. Pero todo tiene un límite. La gente también es muy solidaria”, dijo Guershon.

“Los templos, sinagogas e iglesias trabajan a puertas cerradas, transmitiendo virtualmente. Ahora se podrá liberar 30 lugares por templo, pero todo es muy difícil de administrar. Estamos en el peor momento de contagios así que la tendencia es continuar a puertas cerradas”.

“Las universidades les dieron dinero a los alumnos para comprar una notebook, pagar internet y comprarse comida. Estos tres ejes son importantes para que los alumnos puedan seguir estudiando ya que hay una suposición que quien va a una universidad pública no tiene recursos. Por otro lado, los profesores dicen que no están preparados aún 4 meses después y reciben sus sueldos igual, no quieren trabajar. Todos los sectores han sido afectados por el coronavirus que se sabe cuando empezó pero no tiene fecha para terminar”, finalizó.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni