Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Tercer asesinato por honor en un mes en Irán muestra la necesidad de cambios en la ley

Un tercer caso de asesinato por honor en Irán ha provocado un revuelo en la sociedad. Según la ley de la República Islámica, un padre que mata a su hija no es considerado un asesino y tampoco responsable de la pena de muerte, pero una demanda generalizada de todo el país busca responsabilizar a los asesinos y hacerlos rendir cuentas.

Los crímenes de honor son aquellos en los que se mata a una mujer por algún acto que su familia considera deshonroso. Para poder salvar ese honor, la familia cree que tiene que matar a la considerada culpable a la vista y conocimiento de todos para demostrar que cumplen los códigos de la comunidad a la que pertenecen y que su incumplimiento es castigado.

La última víctima, Rayhaneh Ameri de 22 años, fue asesinada por su padre. Su hermana se encontró con la casa hecha un desastre y sus prendas bañadas en sangre. Luego la policía encontró rastros de su sangre en el auto del padre. Lo rastrearon usando su teléfono celular y lo encontraron en una aldea cercana, donde confesó haber matado a su hija.

El asesinato se produce solo dos semanas después de la muerte de Romina Ashrafi, de 14 años, causada por su padre. En este caso, la víctima ya había advertido a la policía sobre su miedo a ser asesinada.

Una niña de 18 años también fue asesinada cuando su hermano prendió fuego a la casa en la que se encontraba, en represalia por casarse con un hombre mayor.

Según la ley de la República Islámica, un padre que mata a su hijo no se considera un asesino y no es meritorio de la pena de muerte. Sin embargo, la violencia involucrada en el caso de Ashrafi fue tan notoria que la oficina del Líder Supremo de Irán se vio obligada a responder a la protesta que provocó. Por su parte, el presidente de Irán, Hassan Rouhani, solicitó que su gabinete acelere la aprobación de leyes que prohíban los “asesinatos por honor”.

El viceministro de justicia de Irán, Mahmoud Abbasi, expresó: “Nuestro trabajo pesado es el seguimiento judicial del problema y el castigo severo para el autor de este crimen”.

Unas 5.000 mujeres mueren al año por los denominados “crímenes de honor” en más de una treintena de países del medio oeste y suroeste asiático, según el Fondo de Población de las Naciones Unidas, aunque el periodista Robert Frisk eleva la cifra a más de 20.000 muertes anuales, tras haber realizado una investigación de campo en cinco países.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni