-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

El ADN ayuda a los científicos a estudiar los Rollos del Mar Muerto

El muestreo genético de los Rollos del Mar Muerto ha puesto a prueba la comprensión de que los artefactos de 2.000 años de antigüedad fueron obra de una secta judía marginal, y arrojaron luz sobre la redacción de las Escrituras en la época del nacimiento del cristianismo.

La investigación, que indicó algunas de las procedencias de los pergaminos al identificar las pieles de animales utilizadas, también puede ayudar a proteger contra falsificaciones de las preciadas reliquias bíblicas.

Los Rollos del Mar Muerto, una colección de cientos de manuscritos y miles de fragmentos de antiguos textos religiosos judíos, fueron descubiertos en 1947 por los beduinos locales en los riscos del desierto de Qumran, a unos 20 km al este de Jerusalem.

Muchos estudiosos creían que los rollos se originaron con los esenios solitarios, que se habían separado de la corriente principal judía. Pero algunos académicos argumentan que el tesoro de Qumran tenía varios autores y puede haber sido traído de Jerusalem para su custodia.

La secuenciación de ADN realizada por la Universidad de Tel Aviv y la Autoridad de Antigüedades de Israel ha permitido una mejor correspondencia o diferenciación entre los pergaminos.

Si bien la piel de oveja de algunos de los rollos se podía producir en el desierto, la piel de vaca, que se encuentra en al menos dos muestras, era más típica de ciudades como Jerusalem, donde los judíos, en ese momento, tenían su segundo templo y estaban bajo el dominio romano.

“El material mismo, el material biológico del que están hechos los rollos, es tan revelador e informativo como el contenido del texto”, explicó a Reuters Noam Mizrahi, profesor de estudios bíblicos en la Universidad de Tel Aviv.

Con la ayuda del laboratorio sueco de ADN, los investigadores israelíes decidieron traer dos “Libros de Jeremías” con diferentes textos a Qumran desde el extranjero.

Según los investigadores, estos hallazgos sugieren que la redacción del texto judío puede cambiar e interpretarse, lo que es contrario a los puntos de vista bíblicos posteriores.

La lección, sostuvo Mizrahi, es que “la sociedad judía del Segundo Templo era mucho más plural y multifacética de lo que muchos de nosotros tendemos a pensar”.

Se tomaron pequeños trozos de pergamino, o sólo polvo, para probar. El proceso podría significar un regalo del cielo para detectar falsificaciones, como cinco supuestos Rollos del Mar Muerto que fueron retirados del Museo de la Biblia en Washington en 2018.

“Dado que podemos distinguir los pergaminos que se originaron de Qumran de otros, creemos que tal vez en el futuro podría ayudar a diferir piezas de pergaminos reales de los falsos”, sostuvo Oded Rechavi, profesor de neurobiología en la Universidad de Tel Aviv.

Con información de Ynet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni