Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Fallece el director del hospital de Wuhan a causa del coronavirus

Cuando el nuevo coronavirus envolvió a Wuhan, en el centro de China, a principios de este año, Liu Zhiming movilizó todos los recursos de su hospital en el distrito de Wuchang de la ciudad para atender a los miles de enfermos que desbordaban los hospitales del sistema de salud local.

Esa dedicación parece haberle costado la vida, pues el departamento de salud de Wuhan anunció el martes que el directivo se contagió y murió a causa del coronavirus.

Liu es, hasta el momento, el séptimo trabajador de la salud que muere a causa de la enfermedad COVID-19 entre los más de 1.700 médicos y enfermeras que la han contraído. Su muerte se produce cuando las autoridades celebran con cautela una reducción del número de nuevos casos y muertes diarias, junto con los resultados de un estudio que muestra que la mayoría de las personas que contrajeron el virus sólo experimentaron síntomas leves.

El martes, China reportó 1.886 nuevos casos y 98 muertes más. Eso elevó el número de muertes en la China continental a 1.868 y el número total de casos confirmados a 72.436.

El brote ha causado trastornos masivos y China podría posponer su mayor reunión política del año para evitar que la gente viaje a Pekín mientras el virus se sigue propagando. Uno de los eventos más importantes de la industria automotriz, la exposición bianual de automóviles de China, también se está posponiendo, y muchos eventos deportivos y de entretenimiento se han retrasado o cancelado.

A pesar de las estrictas normas sobre el uso de máscaras y trajes de seguridad, los trabajadores médicos han sido destacados entre las víctimas, especialmente en la primera etapa del brote.

Al anunciar la muerte de Liu, la Comisión Municipal de Salud de Wuhan dijo que había participado en la batalla contra el virus desde el principio y que había hecho “importantes contribuciones en la labor de lucha y control” del virus.

Durante ese proceso, “desafortunadamente se infectó y falleció a las 10:54 de la mañana del martes a la edad de 51 años después de que todos los esfuerzos para salvarlo fracasaran”, dijo la comisión.

El nativo de Hubei se había graduado de la Escuela de Medicina de la Universidad de Wuhan en 1991 y continuó su carrera como médico jefe, neurocirujano y administrador.

A principios de este mes, la indignación pública fue provocada por la muerte por el virus del doctor Li Wenliang de Wuhan, quien había sido amenazado por la policía después de que se conociera el brote de una inusual enfermedad respiratoria en diciembre, antes de que se hubiera extendido ampliamente y la ciudad fuera puesta en cuarentena.

Wuhan y las ciudades circundantes de la provincia de Hubei han sido responsables de la gran mayoría de las infecciones y muertes, lo que ha llevado al gobierno a hacer cumplir una prohibición de viajar que se ha extendido a otras partes del país y que ahora incluye un período obligatorio de autocuarentena de 14 días para cualquiera que viaje fuera de su distrito de origen. Se han construido dos nuevos hospitales prefabricados para hacer frente al desbordamiento en Wuhan y se han traído miles de personal médico de otras partes del país para ayudar.

Un estudio del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades encontró que más del 80% de los casos estudiados eran leves y el número de nuevas infecciones parecía estar disminuyendo desde principios de este mes. El Director General de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que era demasiado pronto para saber si la disminución reportada continuaría, sin embargo.

“Todos los escenarios siguen sobre la mesa”, dijo en una conferencia de prensa.

La aparente caída en el número de nuevos casos sigue a un gran pico la semana pasada después de que la provincia de Hubei comenzara a contar los casos según los diagnósticos de los médicos sin esperar los resultados de las pruebas de laboratorio. Las autoridades sanitarias de allí dijeron que el cambio estaba destinado a que los pacientes fueran tratados más rápidamente.

El estudio chino examinó 44.672 casos de la enfermedad que se confirmaron en el continente hasta el 11 de febrero. En el 14% de ellos se produjeron síntomas graves como neumonía y en el 5% enfermedades críticas. La tasa de mortalidad fue del 2,3% – 2,8% para los hombres contra el 1,7% para las mujeres.

La tasa de mortalidad es menor que para el SARS y el MERS, enfermedades causadas por coronavirus relacionados con el que causa el COVID-19. Pero el nuevo virus podría resultar más mortal si se propaga a muchas más personas que los otros. Los casos de COVID-19 incluyen relativamente pocos niños, y el riesgo de muerte aumenta con la edad u otros problemas de salud y fue mayor en la provincia de Hubei que en otros lugares de China.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni