Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Sobre la felicidad y los adultos mayores: ¿Se puede ser feliz en este contexto?

El concepto de felicidad fue tomado por muchos autores de diferentes áreas.

Desde la Psicología Positiva, se enuncia que la felicidad y las emociones positivas mejoran nuestra capacidad de afrontamiento ante la adversidad.

Quiero destacar a Tal Ben-Shahar, psicólogo y profesor israelí, especializado en Psicología positiva.

¿Cómo llegó a especializarse en dicha área? Antes de graduarse en Psicología estudió informática en Harvard. Era brillante en todo lo que hacía: Tenía novia, amigos y era un gran atleta. Más allá de alcanzar los objetivos que se proponía, no era feliz (nada de esto lo satisfacía) y decidió dejar la carrera de Informática para empezar a estudiar Psicología. Entendió que la felicidad no tiene que ver con alcanzar un objetivo ya que esto es del orden de lo efímero.

El autor destaca tres pilares para alcanzar la felicidad:

1) Permiso para ser humanos: Refiere a que debemos darle lugar y correlato a nuestras emociones positivas y negativas.

Además, agrega la necesidad de darnos permisos y tener tiempo para hacer cosas que nos gusten o estar con la gente que queremos. Para generar este tiempo, es necesario saber parar.

El principal elemento predictivo para entender si la persona es FELIZ, pasa por cuánto tiempo está con sus seres queridos.

Le da importancia a permitirse pequeños recreos.

2)Conexión cuerpo y mente: Destaca que el ejercicio nos ayuda a darnos cuenta de que podemos controlar nuestra felicidad, ya que la actividad física nos permite ganar confianza sobre nuestro cuerpo, entorno y por lo tanto mejora nuestra autoestima. Recomienda practicar yoga o meditación al menos dos veces por semana.

3) Gratitud: Agradecer por lo que tenemos, como  por ejemplo, los buenos momentos con amigos, el afecto de nuestros familiares, gozar de salud y bienestar, etc. Poder ser conscientes de las cosas que tenemos en nuestro presente y no añorarlas cuando no las tenemos.

En los adultos mayores se observa que logran cumplir en general con estos tres pilares, seleccionan y eligen con qué afectos pasar su tiempo, se permiten mayores espacios socio- recreativos, la jubilación genera que puedan disfrutar y practicar aquellas actividades que en líneas generales no podían realizar antes de jubilarse. Entre estas actividades se destacan aquellas que involucran el cuidado de su cuerpo para lograr un mejor rendimiento físico y por lo tanto, poder reducir dolores físicos.

Muchos de los adultos mayores se concentran en su presente al ocuparse de sus actividades diarias que implican desde ir a alguna institución, asistir a un centro de jubilados o lo que deseen hacer.

La gratitud es una de las emociones positivas más importantes, es valorar y apreciar a las personas que nos rodean, a las situaciones que nos generan felicidad, darnos cuenta de los propósitos en nuestras vidas. Es conveniente generar espacios de gratitud en la esfera de los pensamientos ya que aumenta experiencias gratificantes y reduce las angustiantes. Se trata de poder pensar y reelaborar todo lo que vivimos en nuestra vida y cuán  beneficiados fuimos por ello.

Claro que hablamos de vejeces, no todo adulto mayor tiene posibilidades para sostener actividades (aunque hoy día hay muchas gratuitas). Otro aspecto de la felicidad tiene que ver con una buena alimentación, y esto depende de nuestra situación económica.

Para responder a la pregunta inicial: ¿Se puede ser feliz en este contexto?

Esto dependerá de qué cosas podamos poner en práctica y hacer conscientes cada uno de estos tres pilares adecuándolos al contexto del aislamiento social obligatorio.

Te propongo que respondas si practicas los tres pilares y que enumeres tres cosas por las que sos feliz y agradecer por ello.

Licenciada Bárbara Siekiera (Psicóloga. Especialista en Geriatría y Gerontología).

Instagram: lic.barbarasiekiera // Facebook: Lic. Barbara Siekiera

Reproducción autorizada citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni