Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

¿Qué sucede con los adultos mayores y la cuarentena?

Credito: Guanabanaargentina

En este contexto de aislamiento social obligatorio nuestra vida cotidiana queda interrumpida. Sabemos la importancia del cuidado de los adultos mayores por pertenecer al grupo de riesgo del Covid-19. ¿Pero qué sucede con la parte afectiva? ¿Cómo repercute la falta de contacto? ¿Qué sucede con nuestra salud mental y física?

Lo que produce mayor ansiedad es no poder ver a nuestros seres queridos, pero la pandemia hizo que podamos pensar en nuevas formas de acompañarnos, claro que nada reemplaza el contacto cara a cara. No obstante, podés aprovechar este tiempo para hacer videollamadas y si no tenés esa posibilidad, recurrí a las llamadas telefónicas comunes.

El contacto telefónico en estos momentos es crucial, como dijo el doctor Daniel López Rosseti: ”El mejor ansiolítico es un abrazo, pero la palabra también lo es”. Es importante que si tenías una rutina la mantengas e inclusive puedas transformarla acorde a la cuarentena.

Explotá al máximo ese hobbie que tanto disfrutás: Si te gusta escribir, podes aprovechar para contar quién sos o quién fuiste. Si te gusta tejer, podes aprovechar y hacer algo por los demás tejiendo mantas para quienes lo necesiten. Hacer algo por los otros siempre nos hace bien al alma. Si te gusta leer, aprovechá para volver a agarrar ese libro que tanto te gusta, en internet hay muchos libros disponibles.

Utilizá recursos como los de Pami. En su página de internet suben clases de gimnasia, por ejemplo. También envían enfermeros o kinesiólogos si es necesario. Si estás solo y no tenes familia, desde el Gobierno de la Ciudad te envían un voluntario para tus necesidades; también muchas instituciones hacen apoyo telefónico.

Es importante que te apoyes en tu Encargado o vecino; hacé pedidos a tus comercios cercanos.

No sientas que dependés de otros ni te angusties por eso, es un momento en el que  tenemos que hacer uso de la solidaridad y empatía hacia el prójimo.

No te dejes estar ni bajes los brazos, apelá al optimismo sabiendo que ya atravesaste otras situaciones difíciles y pudiste salir.

Mantené y potenciá tu actividad cognitiva, hacé actividades que te presenten nuevos desafíos. Si hacías algún taller, no pierdas contacto con el coordinador y tus compañeros, solicitá que te envíen ejercicios para realizar.
Respetá una rutina física, tomá sol, caminá por tu casa. Es importante que cuides tu movilidad. Concentrate en seguir en movimiento.

Cuidá tu salud mental. Hablá de lo que te pasa, aquello que sentís. En deinitiva, es importante que aparezca la palabra para reemplazar la angustia y la incertidumbre.

Acordate que esto lo hacés por vos, es importante que sigas respetando el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Recordá: Si durante toda tu vida te preocupaste por tus seres queridos y los cuidaste, dejá que ahora ellos te cuiden a vos, es sano también.

Quedate en casa.

Facebook: Lic.Bárbara Siekiera
Instagram: lic.barbarasiekiera

Crédito de la foto ilustrativa: Guanabanaargentina

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni