Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

El primer y extraño Día de la Independencia

Anele Stoetter llegó desde Madrid, España en mayo del 2019 y pasó su primer Iom Haatzmaut en Israel. “Hemos celebrado pero en casa mi marido y yo solos, lo íbamos a celebrar con toda la familia de mi marido que tiene seis hijos pero como no se puede salir nos hemos quedado en casa. Nos hubiera gustado hacerlo con más gente pero la verdad es que ha sido muy bonito y muy especial”, contó a Radio Jai.

Anele se reencontró con sus raíces y está formando una nueva familia en Israel. “Mi abuela se fue de Alemania a España, yo nací en España y sabía que era judía pero no practicaba ni era religiosa. Decidí que iba a volver al judaísmo y fue cuando conocí a mi actual marido que es israelí, la relación fue bien, nos casamos y decidí venir a Israel”, explicó la nueva inmigrante.

Yo vivo en Jerusalem y la adaptación ha sido estupenda. Yo he vivido en muchos países a lo largo de mi vida, en Inglaterra, en EEUU y también tengo mucha relación con Alemania, y la verdad es que nunca me había sentido en paz. Yo no pensé que cuando llegara a Israel iba a sentirme tan acogida, lo más importante para mí es que me sentí acogida por todo el mundo, no puedo decir que haya sentido dificultad alguna. El idioma no lo hablo, entiendo algunas cosas pero es complicado y tardo en recordar el significado de las palabras, pero eso no es un problema porque hablo inglés y todo el mundo intenta comunicarse conmigo, entonces no he sentido dificultad, me he sentido en casa”, expresó Stoetter.

Ante la consulta de porqué eligieron Jerusalem para residir, Anele dijo que “lo bonito de Jerusalem es que no es una ciudad como las demás, porque por ejemplo Tel Aviv es como las grandes ciudades de otros países, pero Jerusalem es algo especial, tiene un espíritu”.

“Yo era abogada de banca en BBVA en Madrid, y al principio, como tenía que ir a ver a mi hija, me ofrecí a hacer teletrabajo y seguir con mi trabajo pero el banco no quiso. Yo llegaba justo a la edad de pedir prejubilación, entonces la pedí, al principio me dijeron que no y luego cambiaron de opinión y me dieron la jubilación, y gracias a eso puedo estar aquí porque entre que no hablo hebreo y que mi carrera de abogada no la puedo ejercer porque no he homologado el título, para trabajar en derecho es muy complicado”, relató Anele, que ya vive en su nuevo hogar, Israel.

Permitida la reproducción por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni