-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea - Rabino Marcelo Kormis U$500 - En memoria del Juez Simón Kupchik Z.L, Simja leíble Ben Asher Zelig Z.L, Fanny Shajris de Spak, Feiga bat Guershon Z.l. y Kowa Spak, Yaacov ben Leizer Z.L U$240 -

El Coronavirus no detiene las ejecuciones en Irán

La pandemia de coronavirus que arrasa en la República Islámica de Irán, no lo detuvo de continuar con sus ejecuciones hacia politicos disidentes, en este caso el régimen se cobró la vida del político kurdo Mostafa Salimi el sábado en la ciudad de Saqqez.

“La pena de muerte es un castigo inhumano. Además, la ejecución de Mostafa Salimi fue en contra de todas las normas internacionales. Fue sentenciado a muerte por los Tribunales Revolucionarios, careciendo de un juicio justo y el debido proceso”, dijo el director de Iran Human Rights  (IHR, Derechos Humanos de Irán), Mahmood Amiry-Moghaddam.

Agregó que “las ejecuciones en Irán han continuado llevándose a cabo incluso después del brote y bloqueo por coronavirus (COVID-19) en el país. Muestra que la pena de muerte es crucial para la supervivencia de la República Islámica”.

La región del Kurdistán de Iraq extraditó a Salimi a Irán. El régimen condenó a muerte a Salimi por Moharebeh (librar una guerra contra Dios) en Irán hace 17 años.

Salimi, de 53 años, escapó de la prisión el 27 de marzo junto con otros prisioneros. El IHR condenó enérgicamente la ejecución de Salimi en Irán y “considera que su extradición de la región de Kurdistán en Irak es una violación de las convenciones internacionales de derechos humanos”.

Irán afirmó que Salimi era miembro de los partidos de oposición kurdos y estaba involucrado en un conflicto armado.

El IHR escribió que “Después de su arresto, las autoridades iraníes llevaron a cabo su ejecución rápidamente. Muchos observadores consideran el movimiento como una herramienta para difundir el miedo entre otros prisioneros. Durante las últimas semanas, ha habido muchos disturbios en las cárceles iraníes para protestar contra el manejo de las cárceles durante la propagación del coronavirus en Irán”.

La semana pasada, el Jerusalem Post informó que Amnistía Internacional había dicho que el régimen de Teherán ejecutó a 36 prisioneros, debido a sus protestas contra la falta de seguridad en relación con la crisis por el coronavirus.

Traducido por Alicia Weiss.

Fuente: Jerusalem Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni