-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Irán reconoce financiar a milicias chiíes en Siria

Una fuente funcionarial iraní ha admitido que la República Islámica de Irán sustenta económicamente a grupos armados proiraníes en terreno sirio. La formación chií Liwa Fatemiyoun, formada en Afganistán, opera en la contienda que enfrenta al régimen oficialista de Bachar al-Asad y a los insurgentes opositores, que siguen resistiendo en el cercado último bastión de Idlib.

Un funcionario persa reconoció que su Estado está pagando mensualmente a miembros de la milicia Liwa Fatemiyoun para defender los intereses chiíes en el marco de la guerra civil que asola Siria desde 2011 mediante el enfrentamiento del Ejecutivo de Al-Asad con la oposición, entre la que se encuentra elementos terroristas yihadistas atrincherados en la provincia de Idlib.

La milicia chií Liwa Fatemiyoun fue formada en Afganistán en 2014 por la Guardia Revolucionaria (cuerpo de élite del Ejército de Irán) con el objetivo de luchar en Siria bajo las órdenes de la cúpula militar persa y a favor del bando liderado por las fuerzas de Al-Asad, apoyadas a su vez por la Rusia de Vladimir Putin para acabar con el yihadismo definitivamente en Siria. Según el medio Al-Ain, Pervez Fattah, ex integrante de la Guardia Revolucionaria y ex director de la caritativa Fundación Jamenei, reconoció que el fallecido ex comandante de las Fuerzas Quds Qassem Soleimani solicitó ayuda estatal para pagar los salarios de Liwa Fatemiyoun.

Soleimani resultó muerto en un ataque con drones perpetrado por Estados Unidos en las inmediaciones del aeropuerto de Bagdad, dentro de una operación llevada a cabo el 3 de enero, en la que también murió Abu Mahdi al-Muhandis, el que era el vicepresidente de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), milicias chiíes que operan en Irak y estrechamente vinculadas a Teherán.

Esta operación, materializada por el Gobierno norteamericano de Donald Trump en respuesta a un ataque contra una base militar en la ciudad iraquí de Kirkuk perteneciente a la coalición internacional que lucha contra el terrorismo en Irak, desencadenó una serie de ofensivas contra instalaciones castrenses con presencia estadounidense en Irak por parte de grupos arropados por Irán, en una clara señal de venganza por la eliminación de Soleimani, aumentando así aún más la tensión en Oriente Medio.

En una entrevista concedida en la televisión estatal iraní, Fattah señaló que el propio Soleimani solicitó ayuda financiera al Estado persa para poder seguir pagando el sueldo de los combatientes en Siria, nación donde Irán tiene intereses y actúa a través de las Fuerzas Quds, división que opera internacionalmente en representación de la Guardia Revolucionaria; como ocurre en otros países como Irak y Líbano, donde los grupos armados chiíes tienen gran presencia (caso de las FMP y Hizbulá, respectivamente).

Se calcula que en los últimos meses, la formación de mercenarios afganos Liwa Fatemiyoun ha matado a unas 50 personas bajo órdenes de Iran. Mientras, hasta 6.500 efectivos de las milicias chiíes y de la Guardia Revolucionaria han muerto en los conflictos armados de Siria e Irak durante los últimos ocho años.

Con Soleimani fuera de juego, Ismail Qaani se convirtió en nuevo comandante de las Fuerzas Quds de cara a manejar este entramado militar internacional del régimen de los ayatolás. Qaani fue situado el mes pasado en Siria, según diversos medios de comunicación iraníes, y estuvo encargado de reclutar a refugiados afganos para luchar bajo las órdenes persas en diversos destinos como el propio territorio sirio. También realizó labores de inteligencia dentro del mismo cuerpo de la Guardia Revolucionaria, antes de ascender en el escalafón para suceder a Soleimani.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Mostrar más
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni