-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

El régimen de Irán ataca a Médicos Sin Fronteras

Si bien el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, continúa publicando en sus redes sociales material favorable al régimen local, lo que ocurre en Teherán ya no es ningún secreto para el mundo. El gobierno de Hasán Rohaní difunde conspiraciones e incitación para poner a la población en contra de organizaciones de ayuda humanitaria que hoy intentan combatir el avance del COVID-19 en su país. Médicos Sin Fronteras (MSF) envió un equipo y una unidad de hospital temporal a Irán el 22 de marzo, solo para que el régimen difundiera las afirmaciones de que estaba espiando y buscara expulsar la ayuda del país.

Según Médicos Sin Fronteras, la organización envió un hospital inflable de 50 camas y un equipo de emergencia nueve personas a Isfahan, la segunda provincia más afectada en Irán. El equipo y la unidad de tratamiento llegó desde Burdeos, Francia. “Irán es el país más afectado en la región”, dijo un representante de MSF en Irán y amplió: “Esperamos que nuestra asistencia alivie al menos algo de la presión sobre el sistema de salud local”. La organización ya estar presentes en el país hace varios años y se puso a disposición para ayudar con los casos más graves de coronavirus.

Médicos sin Fronteras ha ayudado a Irán durante años, incluso en 1991 y 2003 después de un terremoto y en 2019 para ayudar con las inundaciones.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, y los grupos de presión pro-Irán en los países occidentales han adoptado la narrativa de que Irán necesita ayuda urgente para combatir el coronavirus y que la única forma de hacerlo es poner fin a las sanciones estadounidenses. Sin embargo, como lo muestra el caso de Médicos sin Fronteras, no se trata solo de poner fin a las sanciones. Incluso cuando el apoyo a Irán llega a Irán, se encuentra con incitación y conspiraciones en los medios locales de Farsi. Mientras que los sitios de propaganda en los medios de comunicación en inglés de Irán, como Press TV, intentan no informar los comentarios del Líder Supremo Ayatollah Khamenei, en Irán, el Líder Supremo y el IRGC han dicho a los lugareños que el coronavirus es un “arma biológica” estadounidense y que fue diseñado en Occidente específicamente para dañar a los iraníes.

Del mismo modo, cuando se trata de MSF, los iraníes vinculados al IRGC, según los informes, han rechazado su ayuda y el plan para construir el hospital temporal. Un asesor del Ministerio de Salud escribió en Twitter “gracias a Médicos sin Fronteras, pero la necesidad de establecer camas de hospital mediante la implementación de un plan nacional de movilización contra el coronavirus utilizando toda la capacidad de las fuerzas armadas está en curso, no hay necesidad de fuerzas extranjeras”. El representante del ayatolá dijo a los medios que Francia estaba involucrada en “hostilidad y odio” contra Irán y que esa era otra razón para rechazar a los expertos.

El miembro del Parlamento Mahmoud Sadeghi, que ha criticado la falta de respuesta a la pandemia en el pasado por parte de Teherán, señaló en Twitter que la oposición de los extremistas a MSF no se debió a sus conspiraciones sobre un “arma biológica”. La verdadera historia es que el IRGC quiere demostrar que no necesita asistencia. La milicia Basij publicó videos de sí mismos distribuyendo máscaras, argumentando que es más de lo que MSF puede dar. Un análisis de la respuesta de las redes sociales en Irán durante las últimas 24 horas muestra que muchas cuentas relacionadas con el régimen tienen cierta narrativa. El régimen quiere que la ayuda sea controlada por sus órganos para aprovecharla y hacer que parezca que trajeron la ayuda, no los extranjeros.

Mientras tanto, una campaña orquestada desde la oficina de Khamenei y el IRGC ha difundido rumores de que los médicos son “espías”. Una cuenta muestra una foto manipulada de un médico francés y luego muestra que debajo lleva un uniforme estadounidense e israelí. “No tienes lugar en Irán”, dice el usuario. Otros afirmaron que era extraño que MSF viniera a Irán y no a Italia. Un escritor afirmó que los médicos traerían enfermedades. Los críticos del régimen argumentan que el gobierno en Irán ha demostrado que simplemente quiere dinero del extranjero, no apoyo médico. Otros dijeron que el despiadado gobierno les estaba negando ayuda.

El panorama general es un gobierno en Teherán que dice una cosa a los medios extranjeros en inglés y otra en casa. Zarif dice que el pueblo iraní aprecia la creciente campaña global que llama a levantar las sanciones para combatir el coronavirus. Mientras tanto, Irán está aceptando algo de ayuda del ACNUR y también alrededor de 20 millones de euros.

El destino final de la misión de MSF para ayudar a Irán no está claro. Irán liberó a un investigador francés en un aparente intercambio de prisioneros a principios de esta semana. Irán a menudo toma como rehenes a los occidentales, incluidos académicos y otros, como parte de su intento de obtener concesiones de otros gobiernos. Irán suele tener éxito en esta táctica, mientras más personas encarcelan ilegalmente al régimen, más parece obtener apoyo en Europa y en otros lugares. Cuando se trata de coronavirus, el régimen dice abiertamente una cosa en casa, argumentando que el virus es un arma biológica y una conspiración, y dice algo más en el extranjero, lo que sugiere que necesita ayuda extrema. No pretendía necesitar la misma ayuda a mediados de febrero cuando negó que el virus existiera para poder llevar a las personas a las urnas, incluso mientras algunos iraníes importantes ya se estaban enfermando en Qom y Teherán.

Reproducción autorizada perr Radio Jai citando la fuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni