Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Ortodoxos que se niegan a cerrar sus instituciones y prometen combatir el coronavirus rezando

El alto liderazgo rabínico de la comunidad ultraortodoxa, los rabinos Haim Kanievsky y Gershon Edelstein, decidieron ayer domingo por la noche mantener abiertas las instituciones educativas religiosas, pero hacerlo “de acuerdo con los principios del Ministerio de Salud”.

En la práctica, esto significa que las escuelas primarias y secundarias permanecerán abiertas, así como las yeshivot, pero las clases se dividirán en grupos más pequeños de diez alumnos, los cuales mantendrán una distancia mayor entre si como método preventivo.

El liderazgo ultraortodoxo se ha mostrado reacio a adherirse a las instrucciones del gobierno de cerrar las escuelas y otras instituciones educativas para combatir la pandemia de coronavirus, creyendo que el estudio de la Torá tiene un impacto metafísico positivo en el bienestar del pueblo judío.

El domingo, los estudiantes de la yeshivá continuaron estudiando en la sala principal a pesar de las instrucciones del Ministerio de Salud de que el público no se reuniera en grupos de más de diez personas, al igual que los estudiantes de otras centros religiosos y escuelas ultraortodoxas.

Edelstein, quien es el decano de la famosa yeshivá de Ponovitz en Bnei Brak, ahora ha dado instrucciones a los estudiantes para que estudien en grupos dentro de los dormitorios de la yeshivá.

En una carta conjunta que Kanievsky y Edelstein publicaron hoy lunes por la mañana, los rabinos instruyeron a su comunidad sobre cómo comportarse durante la actual crisis de salud nacional.

“Es apropiado fortalecerse en el estudio de la Torá, tener cuidado con el discurso negativo sobre los demás y los chismes (Lashón Harrá), y fortalecerse en el rasgo de la humildad y juzgar a los demás favorablemente” (Tzniut y Hakarat hatov), escribieron los rabinos.

También citaron la famosa frase talmúdica de que el mundo existe “por el sonido de los niños que estudian la Torá”, diciendo que “esta es la mayor protección para que el destructor no venga a las habitaciones de Israel”.

Sin embargo, los rabinos dijeron que se deben tomar medidas prácticas para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad, incluida la división de las aulas en grupos más pequeños, el aumento del espacio físico entre los grupos y la ventilación de las sinagogas y salas de estudio adecuadamente.

También insistieron en que cualquier persona que tenga la menor sospecha de que ellos o su familia están enfermos no deben presentarse en el salón de estudio.

“Y con seguridad debemos despertarnos al (mayor) temor al Cielo y al arrepentimiento, ya que la calamidad solo llega al mundo para Israel, y para fortalecernos en la fe en el ‘pequeño poder y la fuerza de mi mano’ de todos los países en este tiempo, y en lugar de confiar en Dios que supervisa todas sus creaciones. No habrá nadie que se vea perjudicado por la enfermedad que no haya sido decretada desde arriba, y el mérito de la Torá y toda su fuerza nos protegerá y salvará”, concluyeron Kanivesky y Edelstein.

El Primer Ministro Netanyahu mantuvo reuniones ayer domingo con los líderes de los grupos ortodoxos intentando comprendieran la importancia y necesidad de acatar las instrucciones del ministerio de salud para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni