Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

Relator Especial de la ONU repudia la ejecución de homosexuales en Irán

El recientemente publicado Informe de la ONU del Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en la República Islámica del Irán condenó la letal homofobia del régimen en relación con la ejecución pública de un hombre acusado de ser homosexual por parte del gobierno, tomando la elección sexual como un crimen cuya pena es la ejecución publica.

Según Javaid Rehman, el relator de la ONU que publicó su informe el lunes ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Suiza, “la pena de muerte continúa aplicándose para una amplia gama de delitos, en contravención del artículo 6 del Pacto Internacional sobre Derechos civiles y políticos, que señala que los Estados partes que aún no han abolido la pena de muerte solo deberían imponerla para los delitos más graves”.

Agregó que “el Código Penal Islámico no limita la aplicación de la pena de muerte a tales casos. La pena de muerte puede aplicarse, por ejemplo, en algunos casos de adulterio, para ciertos casos de relaciones sexuales consensuales entre hombres del mismo sexo o para delitos que no están bien definidos, como efsad-e fel-arz (‘propagación de la corrupción en la tierra’) En junio de 2019, cuando se le preguntó acerca de la imposición de la pena de muerte en casos de relaciones sexuales entre hombres del mismo sexo, el Ministro de Asuntos Exteriores iraní dijo que la ley reflejaba los principios morales sostenidos por la sociedad”.

En junio de 2019, el canciller iraní Mohammed Javad Zarif defendió la ejecución de personas homosexuales después de que un periodista alemán le preguntara: “¿Por qué los homosexuales son ejecutados en Irán debido a su orientación sexual?”

Zarif respondió que “Nuestra sociedad tiene principios morales. Y vivimos de acuerdo con estos principios. Estos son principios morales relacionados con el comportamiento de las personas en general. Y eso significa que la ley se respeta y se obedece”.

Según un cable de WikiLeaks británico de 2008, el régimen de Irán ha ejecutado entre 4.000 y 6.000 gays y lesbianas desde la revolución islámica de 1979 del país.

El informe de la ONU señaló que “otra ex detenida que era activista por los derechos de las lesbianas, los homosexuales, los bisexuales y las personas transgénero y por la igualdad de género y que había pasado 19 días en confinamiento solitario en la sala 209 de la prisión de Evin informó a la Relatora Especial que estaba detenida una celda que mide 2m por 3m y no pudo hablar con su familia o el mundo exterior durante los primeros 15 días de su detención. No se le permitió tener ningún libro. En el baño, solo había agua caliente disponible, y en su celda las luces estaban encendidas las 24 horas del día. Ella desarrolló un trastorno de ansiedad que causó ataques de pánico, como resultado de lo cual fue llevada a la clínica de la prisión, donde le dieron medicamentos”.

El informe continuó: “Otra persona que estuvo en confinamiento solitario en la sala 209 informa haber estado en dicho confinamiento durante 83 días. Durante tres semanas tuvo acceso solo al baño. Podía tocar el timbre para pedir ayuda y, cuando lo llevaron al baño, le vendaron los ojos. Durante ese período, no pudo recibir visitas. Sus padres vinieron todas las semanas pero fueron enviados de regreso cada vez. A otro detenido que permaneció recluido en régimen de aislamiento en la prisión de Zahedan no se le permitió hablar con su familia durante 30 días”.

El embajador de Irán en la ONU, Esmaeil Baghaei Hamaneh, dijo al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que “debería ser excusado por no encontrar ninguna razón para apreciar el informe, que es solo una versión actualizada de un ritual anual ideado para estigmatizar a la nación iraní”. El informe es inherentemente defectuoso porque se basa en un mandato producido de forma innata y una agenda demasiado politizada. El informe está lejos de ser un fiel reflejo del progreso continuo de Irán en el desempeño de los derechos humanos”.

Medios israelíes informaron que el régimen teocrático de Irán ejecutó a un hombre basado en una ley anti-homosexual en enero de 2019. La investigación condujo a un mayor escrutinio de la letal homofobia de Irán. El embajador de Estados Unidos abiertamente homosexual en Alemania y el actual Director de Inteligencia en funciones, Richard Grenell, lanzó, en el mismo año, una campaña internacional sin precedentes para despenalizar la homosexualidad en todo el mundo.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni