Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

¿Cómo se desarrolla el festival de Purim en plena crisis del Coronavirus?

Purim conmemora la historia bíblica en la cual la Reina Ester rescató al pueblo judío de ser masacrado a en la antigua Persia. A menudo se le llama el “Halloween judío”, y suele incluir disfraces coloridos, y en Israel se desbordan de exuberantes desfiles y celebraciones masivas en las que se reúnen jóvenes y ancianos, laicos y religiosos, para alegrar la jornada.

Pero este año es diferente.

Unos 50 israelíes han sido diagnosticados con coronavirus. Hasta 80.000 están bajo una cuarentena domiciliaria preventiva de 14 días, y el gobierno tomó el lunes por la noche una medida extrema que ordena a todos los ciudadanos que regresan del extranjero ponerse automáticamente en cuarentena.

Las grandes reuniones están ahora prohibidas el Ministerio de Salud ha prohibido las asambleas que reúnan a más de 5.000 personas, cancelando efectivamente el tradicional carnaval.

Ronit Zwebner, una diseñadora de interiores que vive en Jerusalem, ha estado en cuarentena con su esposo e hija desde el miércoles. La pareja había estado en Suiza, mientras su hija viajaba por Tailandia.

“No creo que nos pase nada en Purim, francamente”, dijo Zwebner. “Creo que sólo va a ir y venir”.

Dijo que sus nietos estaban siendo cuidados por su padre mientras su madre estaba aislada, añadiendo, sin embargo, que estaba agradecida de haber ido a hacer las compras antes de que la cuarentena entrara en vigor.

“Estamos registrados en el Ministerio de Salud y saben que estamos en autocuarentena (…) pero no hemos tenido noticias de nadie allí”, dijo Zwebner. “No siento ninguna de las dificultades, tengo que decir. Es más bien la idea de que me resulta difícil: que no vas a poder salir durante dos semanas”.

Otros que se han autoaislado describieron la experiencia de manera poco positiva.

Dan Katz, que vive en la ciudad norteña de Shtula, cerca de la frontera libanesa, decidió ponerse en autocuarentena el domingo después de descubrir que había viajado en el mismo tren que un hombre al que más tarde dio positivo con la enfermedad COVID-19, producida por el Coronavirus. Consultor de negocios, casado y con cuatro hijos pequeños, Katz pasará las próximas semanas solo en la oficina de su casa, que está adyacente a la casa.

“Decidimos que necesitamos escuchar las reglas (del Ministerio de Salud) para estar seguros en nuestra comunidad”, dijo Katz. “La mayor parte de mi trabajo es en línea, así que puedo seguir trabajando. La economía en todo el mundo está cambiando y está afectando a todos”.

Katz dijo que el negocio de hidroterapia de su esposa se había visto afectado por el virus, ya que muchos en su comunidad cancelaron los tratamientos al oír que estaba aislado.

“Hay mucho pánico afuera. Algunas personas piensan que no pueden acercarse a nosotros”, dijo, y agregó que para él, la idea de no poder ver a sus amigos o familiares durante Purim era “muy devastadora”.

“Estoy trabajando en mí mismo mental y espiritualmente para aceptar (las cosas), y para estar agradecido por todo lo que tengo”, dijo Katz. “Eso es exactamente de lo que se trata Purim: estar conectado a uno mismo y darse cuenta de que (Dios) está en todas partes, así que también puede estar conmigo a mi lado en la cuarentena”.

Con el coronavirus llevando a los judíos de todo el mundo a la cuarentena, las organizaciones religiosas están haciendo más accesible la tradicional lectura de Purim de la Megillah, o Pergamino de Ester. Escuchar la Meguilá recitada es uno de los mandamientos centrales de las fiestas.

Tzohar, una organización israelí de rabinos ortodoxos sionistas, y el programa Yachad del movimiento ortodoxo moderno Piedra de Ohr Torah se han asociado para difundir las lecturas de la Meguilá en línea y realizar 550 actividades relacionadas con Purim en todo Israel que están en consonancia con las directrices sobre coronavirus del Ministerio de Salud.

El rabino David Stav, presidente de Tzohar, dijo que se decidió que los judíos no tienen que estar físicamente presentes para escuchar la lectura de la Meguilá.

“Por lo general, si alguien quiere cumplir con el mandamiento de escuchar la lectura de la Meguilá, tiene que oírla directamente de oído por parte del que está recitando los versos”, dijo Stav, enfatizando que escuchar la Meguilá por teléfono, radio, internet o televisión no era generalmente aceptable bajo la estricta ley religiosa.

“En estas circunstancias, no es realista pensar que todos los hogares podrán proporcionar una Megillah kosher y suponer que todos podrán leerla por sí mismos”, dijo.

“Nos deseo a todos un feliz Purim, y que superemos esto”, dijo Stav.

Reproducción autorizada por Radio Jai citando la fuente.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni