-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Senderismo en el Parque Nacional de Ein Avdat

El paisaje desértico del Néguev es un escenario impresionante para la práctica del senderismo. Mitzpe Ramon, el Parque Timná, Eilat, Ein Avat o el cercano desierto de Judea en Arad albergan una variedad enorme de senderos. En Ein Avdat los senderos exploran el pasado geológico del profundo e impresionante cañón de caliza que ha horadado el arroyo Tsin.

Parque Nacional de Ein Avdat

Un largo acantilado se eleva a una altura de 100 m o más, entre la parte alta de Avdat y el valle de Tsin. El amplio lecho del Wadi Tsin, así como el acantilado de HaTsinim, que se extiende a lo largo de unos 20 km en los bordes septentrionales de la meseta de Avdat, son el terreno de juego ideal para los amantes del trekking.

El Parque Nacional de En Avdat está situado en Wadi Tsin, en los bordes norte de la meseta de Avdat, a 400-600 m sobre el nivel del mar. Pero además de un paisaje desértico impresionante, de un reservorio de fauna salvaje (reino del íbice y de los buitres), los grandes acantilados de En Avdat albergan importantes restos arqueológicos de los asentamientos de los monjes bizantinos que encontraban la paz interior en las cuevas de las paredes.

Parque Nacional de Ein Avdat. Vistas del barranco desde el mirador superior. EDUARDO AZCONA
Parque Nacional de Ein Avdat. Vistas del barranco desde el mirador superior. 

Sus estratos superiores están formados por calizas duras y blancas del Eoceno, y los estratos inferiores son blandos (arcillas y margas). La erosión finalmente dio lugar a cañones profundos con altos acantilados como el Cañón de En Avdat. La concentración de rocas de travertino y restos de algunos yacimientos prehistóricos en la zona indican que el cañón en su forma actual fue creado hace unos 45.000 años. El verdor se mezcla con las capas de caliza blanca, un paisaje único entre los más bellos del Néguev.

El Parque Nacional de Avdat alberga los restos de un asentamiento nabateo establecido como estación de paso para las caravanas que circulan por la Ruta del Incienso. Es posterior porque es un importante centro urbano en la época romana y bizantina (siglos II al VII d.C.). Desde los restos de la ciudad aún se pueden apreciar restos de zonas cultivadas, terrazas agrícolas, presas y cisternas de estas épocas.

Se puede llegar a pie a la cisterna Havarim después de girar hacia el este por la carretera 40 en el kilómetro 128, siguiendo la señalización. Se trata de una cisterna nabatea excavada en roca calcárea en la orilla norte de Wadi Havarim, un afluente de Wadi Tsin. Se trata de una de las más bellas cisternas del Néguev, que todavía se llena de agua cuando el wadi se inunda. El techo descansa sobre un pilar central tallado, que lleva un antiguo símbolo nabateo identificado con Dushara, el dios nabateo principal.

 

Rutas en el parque

Cómo llegar. La entrada.

En la carretera 40 (carretera Beersheba – Mitspe Ramon). La entrada inferior de En Avdat está cerca de la tumba de la familia Ben Gurion y de Midreshet Sde Boker. La entrada superior está a unos 5 km al sur.

  • Entrada norte (aparcamiento inferior): Entre los km 130 y 131, girar hacia el este siguiendo la indicación de Midreshet Sde Boker. Continúa siguiendo las señales durante unos 4 km hasta el aparcamiento inferior. Será el inicio de la ruta que describiremos a continuación.
  • La entrada sur (aparcamiento superior): Entre los kilómetros 123 y 124, gire hacia el este según la señal. Aproximadamente 1 km a lo largo del camino, llegarás al aparcamiento superior, desde el cual podrás ir al mirador y a la cima de la cascada superior de Wadi Tsin. En esta entrada encontrarás unas vistas panorámicas espectaculares de todo el cañón pero no hay posibilidad de bajar hasta el wadi.

La mejor época para disfrutar de las rutas en el Parque es la primavera y el otoño. En el acceso del Parque podrás hacerte con las entradas, el personal te facilitará mapa y los detalles sobre las opciones de senderismo en la zona.

Inicio de ruta de senderismo en el Parque Nacional de Ein Avdat. EDUARDO AZCONA
Inicio de ruta de senderismo en el Parque Nacional de Ein Avdat. 

Puntos de interés

  • Cascada de En Avdat: una cascada que fluye, y a sus pies, una cristalina piscina en el curso de agua.
  • Álamo del Éufrates: una arboleda de álamos del Éufrates, árboles cuya principal distribución en Israel se encuentra a lo largo del río Jordán. Los álamos son particularmente hermosos con sus tonos amarillos de otoño en invierno. Destacan en la aridez del lugar.
  • Cuevas de los monjes: en la época bizantina las cuevas eran utilizadas por los monjes que buscaban la reclusión y la tranquilidad del cañón.
  • Mirador de En Ma’arif: Mirando desde la cabecera del cañón.

Descripción de la ruta

El sendero discurre por el interior del barranco. El inicio lo realizaremos en la entrada norte y finalizaremos en el mirador de la entrada sur. Es importante tener en cuenta que la parte final de la ruta, con la subida al mirador (entrada sur) solo es de un sentido. Hay varios tramos de escaleras en terreno muy empinado que solo se puede afrontar en ascenso (está prohibido el descenso). Teniendo en cuenta todo esto tenemos dos opciones: afrontar la ruta en un sentido y contar con un vehículo que nos recoja en el mirador, o bien no realizar la totalidad de la ruta (2 a 3 horas) (al menos esa parte final que señalábamos) y retornar a la entrada norte desde donde iniciamos la ruta (1 a 2 horas).

La ruta completa nos puede llevar de 2 a 3 horas. Discurriremos a lo largo de Wadi Tsin desde el aparcamiento inferior a través de las piscinas inferiores y una arboleda de álamos hasta el aparcamiento superior (mirador). Este sendero incluye un corto y empinado ascenso del acantilado del cañón para completar la ruta y llegar al mirador. Necesitarás un vehículo esperando en el otro extremo, en el estacionamiento superior.

  • Entrada norte. Comenzamos la excursión desde el estacionamiento inferior, observando las palmeras de En Mor. Atravesamos el cauce del wadi y continuamos caminando por el sendero del otro lado del cauce del wadi, en una terraza de piedra natural junto a las piscinas inferiores de En Avdat, hasta llegar a la cascada de En Avdat (desde este punto es posible volver sobre nuestros pasos hasta el aparcamiento inferior si no vamos a afrontar la parte final de la ruta).
Interior del wadi en Ein Avdat. EDUARDO AZCONA
Interior del wadi en Ein Avdat. 
Ein Avdat en familia. EDUARDO AZCONA
Ein Avdat en familia. 
Cascada de En Avdat. EDUARDO AZCONA
Cascada de En Avdat.
  • Cascada de En Avdat. Regresamos a la intersección del sendero y subimos los estrechos escalones excavados en la roca que nos llevará a la parte superior de la cascada. Excelentes vistas desde lo alto de la cascada, de unos 25 m de altura, sobre el espectacular cañón, las piscinas y las paredes del barranco. seguiremos andando hasta la sombra de unos árboles. En las paredes del cañon se pueden ver las aberturas de las cuevas, que fueron utilizadas por los monjes en la época bizantina.
estrechos escalones excavados en la roca, Ein Avdat. EDUARDO AZCONA
Estrechos escalones excavados en la roca, Ein Avdat. 
Alto de la cascada, Ein Avdat. EDUARDO AZCONA
Alto de la cascada, Ein Avdat. 
  • Ascenso final al mirador. Suba un segmento vertical corto usando los escalones y las escaleras metálicas instaladas especialmente para este propósito. El ascenso es sólo de ida, por seguridad. En la parte superior de la ladera, cerca del sendero, hay una estructura cuadrada, aparentemente una torre, utilizada por los monjes en la época bizantina. Desde aquí los monjes descendían a las cuevas de sus viviendas y a las pequeñas parcelas que cultivaban cerca del lecho del arroyo. Continuaremos por el acantilado hasta el mirador (aparcamiento superior, entrada sur), donde nos espera una vista impresionante de los acantilados, las piscinas superiores y la meseta desértica.
Ascenso final al mirador, Ein Avdat. EDUARDO AZCONA
Ascenso final al mirador, Ein Avdat. 

Es una buena idea continuar por el sendero hacia el sur hasta el borde del acantilado sobre el Wadi Tsin, hasta la cima de la gran cascada, de unos 60 m de altura, para obtener otra maravillosa vista del wadi.

Instrucciones de seguridad para los senderistas.

  • Llevar un mapa de la SPNI a escala 1:50.000 o un gps con un mapa de la zona
  • Use un sombrero y lleve agua (y otras provisiones). Cubrirse la cabeza para evitar insolación y evitar caminar en las horas más desprotegidas del día (de 12.00 a 15.00). Aplicarse protección solar. El agua de manantial no es potable. No hacer fuego.
  • En la época de lluvias en invierno debemos informarnos de las predicciones metereológicas para no quedar atrapado por inundaciones.
  • Para proteger la naturaleza, no traiga perros u otras mascotas al parque.
  • No nadar en las piscinas.
  • Tenga cuidado de no resbalar cerca de las piscinas.
  • Camine sólo por senderos marcados y tenga cuidado de no causar deslizamientos de rocas.
  • No te acerques al borde del acantilado.
  • El rappel y la escalada están prohibidos.
  • Las escaleras son de un solo sentido, sólo para ascender. Por lo que no podrás acceder al wadi desde la entrada sur (la del mirador).
  • Los visitantes sólo pueden entrar en el parque durante el horario de apertura.
  • Hay baños cerca de los estacionamientos superior e inferior.
  • No dañar la flora, la fauna ni los objetos inanimados.
  • Mantenga el parque limpio. No dejes basura, llévatela contigo.
  • De manera general para la práctica del senderismo en el Desierto del Neguev, debemos evitar la zona fronteriza Israel-Egipto.

Con información de travesiapirenaica.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni