-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Radio Jai, Donaciones recibidas durante Octubre - En memoria de Mauricio Hatchwell Toledano Z.L U$2000 - A la memoria de Ursula Heyman Z.L U$120 - Rabbi Alberto Zeilicovich Temple Beth Sholom U$500 - Anónimo U$180 - Ester y Darío Pardo U$100 - Familia Roisentul U$100 - Eugenio Guzman U$10 - Anónimo U$360 - Si por algún motivo su aporte no aparece publicado por favor envíenos un mail a [email protected] - Gracias por su donación, la misma es imprescindibles para sostener nuestra tarea -

“El ángel de Varsovia”,una obra multiclimática y necesaria

La actriz mexicana Fanny Sarfati contó en Radio Jai la experiencia de personificar a Irena Sendler en la obra “El ángel de Varsovia”. “Estoy honradísima de poder encarnar a ésta maravillosa mujer”, expresó.

Irena Sendler o Irena Sendlerowa, conocida como “El Ángel del Gueto de Varsovia”, fue una enfermera y trabajadora social polaca católica, que durante la Segunda Guerra Mundial ayudó y salvó a más de dos mil quinientos niños judíos prácticamente condenados a ser víctimas del Holocausto, arriesgando su propia vida.

Consultada acerca de las diferencia y similitudes entre los dos últimos personajes históricos que le tocó interpretar, explicó que “cuando una busca imágenes de Irena, encuentra una viejita que enternece porque vivió 98 años. Sin embargo en la época de la segunda guerra mundial era una mujer de 30 años, jóven, aguerrida, y con un ideal. Allí es donde convergen Golda Meir (personaje de la obra con la que realizó la última gira por Argentina) e Irena, con miradas fijas y enfoques profundos. Me gusta mucho interpretar a Irena Sendler porque es una persona ordinaria como todos lo somos, haciendo cosas extraordinaria como todos podríamos hacerlas”.

En la función realizada en el marco del 75 aniversario de la liberación de Auschwitz, Sarfati relató que “el público estuvo cálido, entregado, concentrado; había un silencio en la sala y culminó con un aplauso de pie y con gente emocionada”.

Cuando Alemania invadió el país en 1939, Irena era enfermera en el Departamento de Bienestar Social de Varsovia, el cual llevaba los comedores comunitarios de la ciudad. Allí trabajó incansablemente para aliviar el sufrimiento de miles de personas tanto judías como católicas. Gracias a ella, estos comedores no solo proporcionaban comida para huérfanos, ancianos y pobres sino que además entregaban ropa, medicinas y dinero.

En 1940, los nazis crearon un gueto en Varsovia, e Irena horrorizada por las condiciones en que se vivía allí, se unió al Consejo para la Ayuda de JudíosZegota

Cuando Irena caminaba por las calles del gueto, llevaba un brazalete con la estrella de David, como signo de solidaridad y para no llamar la atención sobre sí misma. Pronto se puso en contacto con familias a las que ofreció llevar a sus hijos fuera del gueto, y a lo largo de un año y medio, hasta la evacuación del gueto en el verano de 1942, consiguió rescatar a más de 2,500 niños .

Fanny Sarfati ponderó el texto escrito por el dramaturgo mexicano Tomás Urtusástegui y la dirección de Carlos Rangel: “Obviamente es una obra que te hace llorar, pero también reír, y principalmente logra conectarte con tu humanidad. El relato está hecho desde la vejez de Sendler, pero al igual que en la estructura dramática de `El Balcón de Golda´se producen regresos a su juventud, y nos va llevando en un sube y baja de emociones muy importante”.

“La obra refleja desde la emoción de salvar vidas hasta el miedo a ser torturada. Es una obra multiclimática” concluyó Sarfati.

Permitida la reproducción por Radio Jai citando la fuente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni