-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Mel Brooks se pone serio en el especial de HBO, pero también hay mucho “shtick”

El nuevo especial de HBO de Mel Brooks es una desviación de la típica de risotada. En lugar del humor negro bufón, aunque también hay mucho de eso en “Mel Brooks Unwrapped“, hay una reminiscencia más introspectiva y documental de su carrera de casi 60 años.

“Lo entendiste bien”, dice Brooks en una entrevista telefónica desde Hollywood. “Es una especie de paseo por mi vida, una memoria. A veces  divertido y otras conmovedor . Es un tipo muy diferente de mirarme detrás de la cámara”.

Ahora que tiene 93 años, ¿podría ser que su edad avanzada explica el cambio de tono?

“Probablemente sí”, dice, y agrega rápidamente, “pero no soy tan viejo como Carl Reiner”.

Originalmente una producción de la BBC, “Mel Brooks Unwrapped” es obra de Alan Yentob, el ex director creativo de la red británica. Ambos han desarrollado una relación cálida a través de varias entrevistas anteriores a lo largo de las décadas, cuyos clips se entrelazan en la nueva producción.

Brooks está más marchito que en los clips anteriores, pero sigue siendo físicamente activo y mentalmente más agudo que nunca. Incluso conduce. La cámara de Yentob lo muestra conduciendo al supermercado, recogiendo algunas cosas y dirigiéndose a la casa de Reiner para preparar la cena.

Reiner, de 97 años, es colaborador de toda la vida de Brooks y socio cómico y Brooks dice que se visitan una o dos veces por semana. Pero cocinar la cena no es algo normal. Normalmente es el ama de llaves de Reiner quien hace la comida. Brooks afirma estar allí solo porque la comida es gratis.

El propio Brooks no necesita presentación. Es una de las 15 personas en ganar un EGOT: un Emmy, un Grammy, un Oscar y un Tony. A lo largo de sus décadas en el mundo del espectáculo, su trabajo, incluido el clásico de 1974 “Blazing Saddles“, las diversas encarnaciones de “The Producers” y docenas de otras películas, programas de televisión y álbumes de comedia, le han ganado innumerables honores. En 2016, ganó una Medalla Nacional de las Artes del presidente Barack Obama.

Pero Brooks no es solo un veterano del mundo del espectáculo, también es un veterano en las entrevistas que acompañan al intercambio. Insiste en que nunca se aburre de responer las mismas preguntas una y otra vez.

“No podría ser quien soy si no me encantasen las preguntas e inventar respuestas y mentir sobre mi vida”, dice Brooks. “Cuando eres un cómic en las montañas, tienes que estar preparado para cualquier cosa”.

Las montañas, por supuesto, son los Catskills, donde miles de judíos de la ciudad de Nueva York solían escapar del calor del verano. Brooks, un nativo de Brooklyn, consiguió un trabajo como lavaplatos en un resort de Catskills cuando era adolescente. Más tarde se le permitió realizar algunas rutinas que había escrito.

“Cuando estuve allí, había tantos hoteles maravillosos y qué entrenamiento se recibía”, recuerda Brooks. “Te dabas cuenta de que tu actuación funcionaba y que necesitabas buenas historias. No podías robar material como Milton Berle. Tenías que tener material original porque esa audiencia sabía lo que hacía. Una vez conté un chiste muy divertido y alguien en la audiencia se levantó y dijo que se lo robaste a Myron Cohen. Y era verdad.

Brooks y Reiner lograron la aclamación temprana en la década de 1950 escribiendo y actuando en “Your Show of Shows” de Sid Caesar y su continuación, “Caesar’s Hour“. Al éxito le siguió más éxito, incluida la parodia espía “Get Smart” que Brooks co-creó con Buck Henry. Luego, Brooks y Reiner convirtieron una rutina que realizaban para amigos en fiestas, “The 2,000 Year Old Man“, en una grabación que vendió más de 1 millón de copias.

En 1964, Brooks se casó con Anne Bancroft, cuya colección de DVD recién lanzada está “vendiéndose como pan caliente”, dijo Brooks.

Puedes sacar al chico de Brooklyn, pero no puedes sacar a Brooklyn del chico. Cuando surge el tema de sus primeros años en el barrio, casi se puede escuchar a Brooks sonreír mientras relata los recuerdos de su infancia.

“Recuerdo que mi madre lavaba los pisos”, dice. “Luego extendía el periódico, los diarios yiddish Freiheit o los Forverts, para ayudar a secar el piso. Una vez entró mi hermano Irving y caminó sobre los diarios. Tenía unos 5 años y le grité a Irving: ‘Estás maldecido. Dios te va a matar. Pensé que era porque los documentos estaban escritos en hebreo yiddish. Pensé que las palabras eran sagradas”.

El estilo Borscht Belt característico de Brooks le debe todo a su infancia, que creció en las viviendas fuertemente judías de Brooklyn. Todavía recuerda el orgullo que sintió su familia cuando pudieron recaudar los U$D 2 más al mes que les permitieron mudarse de un apartamento mejor en la parte trasera de su edificio, donde la única vista era de otros edificios y tachos de basura.

“No conocía ninguna otra vida”, dice Brooks. “Cuando te criaste en Williamsburg y alguien que no es judío pasa a tu lado, sientes lástima por ellos. Quieres darles algo de comida. Pensaba que todo el mundo era judío, hasta que ingresé en el ejército”.

Pero Hollywood no era el ejército. Como dice Brooks en el documental, después de que “The Producers” se convirtiera en un éxito, “un ejército de judíos quería invertir en mi próxima comedia musical”. Su éxito estaba asegurado, algo que desearía haberle dicho a su yo más joven.

“Lo que estás haciendo funcionará”, dice Brooks. “Siempre te preocupa que vas a fallar. Tengo noticias para ti: no fallaste”.

Traducido por Alicia Weiss con información de JTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni