Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

Falleció Santiago Bal, actor y director judío icono de la comedia porteña

Santiago Bal murió este lunes a los 83 años. El actor, autor y director estaba internado desde principios de julio en el Instituto Médico de Alta Complejidad por problemas respiratorios y circulatorios, luego fue trasladado a la Clínica de Rehabilitación Alcla y cuando su salud se agravó lo derivaron al Instituto Médico de Alta Complejidad (IMAC). En las últimas horas, su estado de salud se debilitó aún más cuando entró en coma farmacológico a causa de una neumonía. El ex marido de Silvia Pérez y Carmen Barbieri, y padre de Mariano, Julieta y Federico Bal, sufría de EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y pasó 18 operaciones de un cáncer que le detectaron a los 39 años. Además en los últimos tiempos debió atravesar cuadros de bronquitis y diversas infecciones urinarias.

Hace dos años, su hijo Federico tuvo un tenso cruce contra otro director del ambiente, José María Muscari quien lo intento agredir citan dolo como “judío”, por lo que Santiago y Federico públicamente manifestaron su orgullo de ser judíos.

El reconocido artista dejó su huella en el espectáculo nacional. Participó en más de 40 obras de teatro, ya sea como director, autor o actor. Sus creaciones eran garantía de éxito en la avenida Corrientes pero también en las temporadas de Mar del Plata o Villa Carlos Paz. El champagne las pone mimosas, La revista está que arde, Tocata y fuga de Bal, Colitas pintadas, Noches de champagne, fueron algunas de las comedias donde participó que los críticos solían desaprobar pero que llenaban teatros en tiempos donde los escenarios atrapaban más que las series. José Marrone, Don Pelele, Javier Portales, Jorge Porcel y Alberto Olmedo fueron algunos de sus compañeros.

Pero no solo la revista formó parte de su carrera. De 1968 a 1986 filmó 36 películas, solo una no fue cómica. En televisión integró más de treinta programas como Los Campanelli, Gorosito y señora, Mesa de Noticias y La Comedia del domingo; ya en el nuevo siglo realizó participaciones en Los simuladores y Resistiré. Sin embargo, en los últimos años trascendió más por sus lazos y escándalos familiares que por su trayectoria, a pesar de que recientemente se dio el gusto de cumplir su sueño de compartir un escenario con su ex mujer, Carmen Barbieri, y su hijo más chico, Fede Bal, con quien también protagonizó una película.

Desempeñó diversos roles de carácter cómico asumiéndolos más como un aficionado, que como actor. Generó una cierta aceptación en gran parte del público por lo que es recordado. Se caracterizó por ser un referente en comedias teatrales con un sentido picaresco, y también por ser un importante autor y director del teatro de revistas, en las que trabajó con las grandes vedettes de la época y los consagrados capocómicos.

En cine tuvo su época de oro, actuando en películas como La guerra de los Sostenes, La casa de Madame Lulú, Las píldoras, Este loco… loco Buenos Aires, El veraneo de los Campanelli, Contigo y Aquí, Seguro de Castidad, Yo tengo fe, entre otras.

En televisión alcanzó un nivel de gran popularidad al integrar en la década del ’60 Los Campanelli (que fue llevado al cine en dos oportunidades), y luego junto a la actriz y vedette Susana Brunetti el programa Gorosito y señora en 1973.

En teatro ha trabajado como autor, actor y humorista. Actuó en comedias como El champagne las pone mimosas, Los años locos del Tabarís, Hola mami, hola señor, Money Money, Vedettísima, Que noche de casamiento, Increíblemente juntos, Fantástica, Yo amo Carlos Paz, La argolla en la nariz, etc. Formó una importante dupla cómica junto a Alberto Anchart haciendo varias giras por el exterior del país como España.[cita requerida] Acompañó a los primeros grandes capocómicos del país, entre ellos, José Marrone (al que consideraba como el mejor humorista), Adolfo Stray, Don Pelele, Javier Portales, Jorge Porcel y Alberto Olmedo.

Fue autor de grandes obras teatrales mayormente del género de la comedia. Muchos de sus espectáculos fueron éxitos en la famosa Avenida Corrientes de la Ciudad de Buenos Aires, Mar del Plata (Prov. de Buenos Aires) y Carlos Paz (Prov. de Córdoba).

La Asociación Argentina de Actores, junto con el Senado de la Nación, le entregó el Premio Podestá a la Trayectoria Honorable en 1999.

Hace un tiempo una periodista le preguntó si estaba feliz con su vida. “Estoy muy contento. A veces me siento solo pero tuve una vida muy linda. Si tengo que partir ahora, estaría conforme”.

Con información de Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni