-
X

Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

" Piensa bien y estará bien "   

Casi 800 soldados de ISIS escapan tras los ataques turcos

Más de 130,000 personas han sido desplazadas de áreas rurales alrededor de la frontera noreste de Siria como resultado de los combates entre las fuerzas dirigidas por Turquía y la milicia kurda.

La administración liderada por los kurdos en el norte de Siria dijo que 785 extranjeros afiliados al Estado Islámico lograron escapar de un campamento donde estaban detenidos tras uno de los bombardeos turcos.

En una aparente referencia a los rebeldes sirios respaldados por Turquía, la administración dijo en un comunicado que “mercenarios” habían atacado el campo donde los “elementos Daesh”, una referencia al Estado Islámico, atacaron a los guardias del campo y abrieron las puertas.

Anteriormente, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijo que alrededor de 100 personas, mujeres afiliadas al Estado Islámico y sus hijos, escaparon del campo.

Citando fuentes en el campamento de Ain Issa, el director del Observatorio, Rami Abdulrahman, dijo que había un estado de “anarquía” en el interior.

El bombardeo del campamento en Ain Issa, al norte de Raqqa, representó “el apoyo para el renacimiento de la organización Daesh una vez más”, dijo la administración liderada por los kurdos para el norte y este de Siria, refiriéndose a los militantes del Estado Islámico.

Las fuerzas de seguridad lideradas por los kurdos no tienen suficientes guardias para el campamento de Ain Issa que alberga a familias de militantes del Estado Islámico y decenas de ellos han escapado desde que los bombardeos turcos atacaron el área, dijo un funcionario de las Fuerzas Democráticas Sirias.

Ya debilitado por la redistribución de las fuerzas a las líneas del frente, la vigilancia del campamento se redujo aún más cuando los proyectiles turcos se estrellaron cerca, lo que llevó a parte del personal restante a huir, dijo el funcionario de Fuerzas Democráticas Sirias Marvan Qamishlo.

“La vigilancia es muy débil ahora”, aseguró.

Más de 130,000 personas han sido desplazadas de las zonas rurales alrededor de las ciudades fronterizas de Tel Abyad y Ras al Ain, en el noreste de Siria, como resultado de los combates entre las fuerzas lideradas por Turquía y la milicia kurda, dijo Naciones Unidas.

En un comunicado, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU dijo que OCHA y otras agencias de ayuda calculan que hasta 400,000 civiles en la zona de conflicto sirio pueden necesitar ayuda y protección en el próximo período.

Las fuerzas turcas atacaron áreas alrededor de dos ciudades fronterizas sirias con nuevos bombardeos, presionando con su ofensiva contra la fuerza kurda por quinto día frente a la feroz oposición internacional.

El objetivo declarado de Turquía es establecer una “zona segura” dentro de Siria para reasentar a muchos de los 3,6 millones de refugiados de guerra sirios que ha acogido.

Cada vez más personas desplazadas llegaban a los centros de acopio, y más de 400,000 se vieron afectadas por la pérdida del suministro de agua corriente, incluidos 82,000 residentes de dos campamentos de refugiados en la región, dijo OCHA.

Los hospitales públicos y privados en Ras al Ain y Tel Abyad, los dos objetivos principales de la ofensiva liderada por Turquía, han estado cerrados desde el viernes.

OCHA también dijo que se informó que una estabilización de trauma al sur de Ras al Ain, establecida para tratar a los heridos de las líneas del frente del conflicto, fue atacada.

Con información de Jerusalem Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Helueni