Radio JAI

La Radio Judía de Latinoamérica

DONAR

La policía chipriota habría obligado a la joven británica acusada de violación a retractarse

La mujer de 19 años no identificada, que si es declarada culpable enfrenta hasta un año de prisión, afirmó que los agentes de la ley la presionaron para que admitiera que había fabricado su informe inicial al negarle el acceso a un abogado y amenazar con arrestar a sus amigos.

Inicialmente acusó a los adolescentes, de 15 a 18 años, de haberla violado en “pandilla” en un hotel en la ciudad turística de Ayia Napa el mes pasado después de una noche de fiesta.

“La confesión fue obtenida bajo la opresión dadas las amenazas”, dijo su abogado Michael Polak. “No se le advirtió y no se le dio acceso a un abogado como era su derecho en virtud del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Además, no le dijeron a la adolescente que podía abandonar la estación de policía ni le dieron la opción de irse en ningún momento. También se entiende que desafortunadamente ninguno de los procedimientos en la estación de policía chipriota se registró “.

“Acaban de intentar hacerme firmar algo más”, le envió un mensaje de texto a un amigo en ese momento, según una captura de pantalla publicada por el tabloide británico. “Intenté enviarle una foto a mi madre. La mujer oficial me gritó y se lo llevó. Le dije que no lo firmaría sin un abogado. No lo entiendo. Me han arrestado”.

“Piensan que es una conspiración y amenazaron con una orden de arresto internacional para arrestarlos a todos por eso”, advirtió a sus amigos.

La mujer originalmente le dijo a la policía que dos de los sospechosos la sujetaron por los brazos mientras lloraba para que la soltaran. Ella dijo que sus amigos la violaron, tomando turnos, y que varios la golpearon.

La policía chipriota detuvo de inmediato al grupo de israelíes y retuvo a algunos de ellos durante casi dos semanas hasta que la mujer se retractó de su reclamo durante el interrogatorio, diciendo que hubo contacto sexual consensuado con algunos de los sospechosos. Según los informes, la mujer dijo a los investigadores que presentó el informe de violación porque se sintió “enojada e insultada” cuando algunos de los israelíes grabaron un video de ella teniendo sexo consensuado con varios de ellos.

Los medios de comunicación israelíes dijeron que el video de sexo circulaba en WhatsApp y se había publicado en sitios web de pornografía. Su abogado, Andreas Pittadjis, dijo a los periodistas que la distribución del video fue más grave que su supuesta declaración falsa. Israel en 2014 se convirtió en el primer país en prohibir la distribución del llamado porno de venganza en un intento por proteger a las víctimas.

Reproducción autorizada citando la fuente con el siguiente enlace Radio Jai

Ayuda a RadioJAI AHORA!
HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN
Helueni